Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

martes, 6 de octubre de 2009

HAVAMI: EL ESTADO Nº 51 DE AMÉRICA‏

Estimado amigo, buceando por la internet como cosa curiosa, topé con el blog de Alejandro Armengol cubano afincado en EEUU desde 1983, y con fecha de 15 de Agosto de 2006, encontré este artículo sobre HAVAMI, el nuevo y futuro estado cubano-americano, es decir un proyecto de anexión de Cuba a los EEUU como el futuro estado nº 51 de USA, proyecto que proponía otro cubano afincado en Miami, Maximo Sarracino en el cuál se proponía para ser más exactos que este nuevo estado estuviera compuesto por Cuba más los condados de Miami Dade y Monroe.

Este artículo que ya refleja tener bastante tiempo, 15 de Agosto de 2006, y que incluso el autor del mismo, dice haber hecho una presentacion publica del proyecto el 12 de Marzo del 2005 la cual fue recogida por el Diario de las America por Jesús Hernández con el titulo Peculiar: Propuesta Anexionista.

Aquí el enlace:

http://www.havami.com/articles/article/3803643/56278.htm Desconozco si dicho proyecto se quedó en agua de borrajas, como suele decirse aquí en España, es decir, si quedó en nada, en el mismo instante en que se presentó, o se tuvo en cuenta y si tuvo repercusión alguna por lo que rogaría a quién supiera algo más lo pudiera hacer constar por aquí, pues no he encontrado más información al respecto, y la verdad, resulta interesante saber otras opiniones aunque sean completamente opuestas a las nuestras. Aquí te lo dejo por si consideras que pudiera ser interesante. Te pongo el enlace: http://www.cuadernodecuba.com/2006/08/el-creador-de-havami_15.html Mi opinión sincera es y sigue siendo la integración de Cuba a una España Europea, democrática y plural pese a que ahora la situación no esté para tirar muchos cohetes, la verdad, porque entiendo que españoles y cubanos podemos entendernos mejor que americanos y cubanos y porque la historia obviamente es más cercana entre el español y el cubano que entre el americano y el cubano, sin contar con el tema idioma, claro está. En fin es mi opinión.

Salu2. MAX









Un velorio en mi pueblo.


Voy a hablar de las costumbres de un velorio en mi pueblo, hasta mi salida en 1980 y gracias a todos por sus condolencias.

En mi época de niño y adolescente, cuando se moría alguien en el pueblo, había la opción de velarlo en la casa o en la funeraria. Recuerdo que estando pequeño, mi abuela murió y la velamos en la sala de mi casa. La sala de mi casa tenía muchos muebles, era un juego de sala antiguo, tallado, que se componía de sofá, con una silla a cada lado, dos sillones, dos butacas, una mesa larga y otra pequeña, y dos sillones cubanos a la entrada, una mesa y silla del teléfono y la mesa de hierro del televisor. Eran muebles muy antiguos, heredados de la casa de mi abuela, al igual que las lámparas antiguas de bronce, cuando decidió comprar nuevos. Toda aquella sala se transformó en una funeraria. La funeraria traía sillas, que se ponían por toda la sala, el portal, la acera. Se colaba café y se repartía, y las personas iban a sentarse a conversar y a hablar de todo el mundo. En los velorios que uno iba, siempre las personas se divertían, pues era un poco como una fiesta para los vecinos, aunque había una mezcla con dolor Yo quedé un poco traumatizado, pues siempre me quedó el recuerdo, de la caja con mi abuela.

Al otro día, un cura daba una misa, y era cuando venía el coche fúnebre a llevarla hacia el cementerio. Este era muy bonito, pues era antiguo, pero lo mantenían guardado en un garaje en perfecto estado, solo se usaba en los entierros. Todas las personas encendían las luces del portal por donde iba a pasar el féretro. El coche iba despacio y los familiares vestidos de negro, y amigos, caminando detrás. Así atravesábamos todo el pueblo hasta el cementerio, como a un kilómetro a la salida. Las personas iban caminando, pero detrás iban los coches vacíos, para no tener que caminar de vuelta a casa. En el cementerio antes de cerrar la tumba, se decían unas palabras despidiendo el duelo. Esa tradición la heredamos de España.

Buscar este blog

Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.