Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

viernes, 26 de junio de 2009

Origen de la palabra “Guagua” y la “Ruta 35”.

Con motivo de la huelga de los cocheros de Paris, el Duque de Roaunex y los Marqueses de Sourches y de Creman, se convierten en los primeros empresarios de este sistema de locomoción.

El 19 de febrero de 1662 obtuvieron la patente de invención y el 13 de Marzo del propio año, comenzaron a funcionar en Paris, siete nuevos carruajes de los que tres salían de la Puerta de San Antonio y cuatro del frente del Palacio de Luxemburgo.

Años mas tarde, los ricos vecinos de La Habana, Don Francisco de Cárdenas y Chacón y los hermanos Diago, residentes del Cerro, trajeron de Europa dos ómnibus que tenían puestos en sus costados el “Wagon No.1” y el “Wagon No.2”. Los caleseros cobraban de 60 a 80 centavos por cada persona que conducían al Cerro o de este a La Habana, en tanto los nuevos ómnibus cobraban un real (10 centavos). Aquellos molestos por la competencia, cada vez que veían a las personas que montaban en los ómnibus le decían: ese va en: “guagua”, a causa de que no sabían pronunciar el nombre en ingles wagon y de ahí vino el llamar Pancho Guagua al Señor Francisco de Cárdenas.

Así se le sigue llamando a los ómnibus hoy en día en Cuba y pasó también a Islas Canarias

En la foto se ve una guagua Checa, de las que llegaron a Cuba en los años 60’s y que tantos recuerdos nos trae a mucho que vivíamos en Habana Campo como yo , ya que la ruta 35 desde Marianao hasta Artemisa, estuvimos muchos años transportándonos en ella y muchos recuerdos vienen a mi mente, buenos y malos. A veces tenias que ir hecho un emparedado entre 4 personas y dependiendo de quienes eran, podias ir soñando o en una pesadilla desde Caimito a La Habana, lo que uno siempre se podia acomodar un poco y buscar mejor refugio. Al principio cuando las compraron decíamos que los checos nos habían vendido hierro viejo, pero en realidad salieron buenísimas, eran bien toscas como todas las cosas del campo socialista y un poco redondas para el gusto de los 60’s, pero parecían tanques de guerras y como corrían. Recuerdo que de noche apagaban las luces entre pueblo y pueblo, y qué no se hacia dentro de ellas. Bueno en Cuba como todas las guaguas van repletas, pues son muy eróticas. Cada viaje es una experiencia de tipo sexual.

Bibliografía de Ireneo Díaz y Valdés. Libro Caimito del Guayabal 1928. Pág. 131.

Un Estado de dieciocho Autonomías y dos Ciudades Autónomas.


De manera accidental fui a parar al excelente blog en el que ahora escribo, aunque para ser honrado no fue del todo accidental, ya que llevaba tiempo buscando en Internet, este macro zoco virtual y universal en dónde algunos navegan y muchos naufragamos, historias e imágenes de Cuba. No de la bella Cuba actual de la que existen multitud de imágenes en los folletos de cualquier agencia de viajes, sino de la vieja Cuba, la de 1898. Imágenes que me recordaran, algo que aquí en España ni olvidamos ni queremos olvidar, que una vez Cuba fue parte de España. Dicen las crónicas de entonces que mientras que en la Península nuestros bisabuelos se seguían desplazando con carretas y en burros, en la isla de Cuba ya existían modernas líneas de ferrocarril.

Cuba era considerada la joya de la Corona Española y cuando en el desastre de 1898 se perdió, en España dolió por doble partida, además de por perder una guerra, por perder lo que aquí considerábamos una parte del territorio Español, tanto como lo podía ser Asturias, Madrid o las preciosas Islas Canarias. Ni que decir que los ciudadanos de Cuba eran considerados tan Españoles como los peninsulares y que en ningún caso, insisto en esto, en ningún caso los Cubanos eran considerados como miembros de una colonia Española o ciudadanos de segunda.

Tenemos un dicho en España para cuando nos cae una desgracia o una gran perdida este es “más se perdió en Cuba”, es curioso que no tengamos un dicho que diga “más se perdió en Filipinas” o “más se perdió en Puertorico”, por algo será.

Nunca hemos dejado en España de mirar de reojo a todo lo que acontece en Cuba, con sincero interés y con cierta nostalgia.

Se propone en el blog la reincorporación de Cuba a España como Comunidad Autónoma, con todos los derechos y todas las garantías que la Constitución Española de 1978 otorga, reincorporación que llevaría pareja la incorporación automática a la Unión Europea por ser ya España miembro de pleno derecho.
Que esta iniciativa parta de un Cubano y la compartan los Cubanos es para mí lo realmente importante, cualquier iniciativa u acción en este sentido llevada acabo por Españoles sería rápidamente manipulada e interpretada como una forma de neoimperialismo y estaría condenada al fracaso. Por eso todos los pasos los debéis dar vosotros los Cubanos y si llega el día en que los Españoles debamos mover ficha no dudéis que lo haremos, no os abandonamos en 1898 cuando luchamos y combatimos hasta la extenuación y tampoco lo haríamos ahora, el cariño que sentimos hacia Cuba sigue intacto.

Por Pedro Escudero

Buscar este blog

Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.