Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

lunes, 7 de junio de 2010

Notas breves sobre nombres y otros extremos Carta del Dr. Cancio Ortiz de la Renta

Señores:
Sugiero no se utilicen los términos Latinoamérica o Caribe pues son términos difamatorios que imponen los medios contrarios. 
Somos hispanoamérica o iberoamericana y antillanos, Las Antillas, en nuestro caso. 
Nosotros no miramos al sur desde la revolución por lo que constituíamos, con Cuba y Santo Domingo, países europeos en Las Antillas. 
Vea usted que Holanda y Francia no usan Caribe para sus provincias antillanas.
No dejamos de recordar que fuimos parte del virreinato.
Somos tan latinos como los ingleses pero dígale así a uno para que vea la mala cara. Ídem con lo de caribes. 
Les sugiero tomen nota del reciente movimientocubano para restablecer la provincia autonómica de Cuba como lo fuera antes de la invasión de 1898. El liderato de don José Ramón Morales es digno del mayor encomio y éxito.
En Puerto Rico, desde el principio, se mantiene nuestra posición de españoles puertorriqueños y recordamos que nuestra Cámara de Diputados 
(única electa) en 1915 rechazó la ciudadanía norteamericana siendo ilegítimamente impuesta (para efectos funcionales pues si usted no tiene el documento no existe) en 1917. 
Nuestro representante frente al Gobierno de Washington, don Luis Muñoz Rivera, así lo comunicó en persona. 
Todos los puertorriqueños éramos y somos nacionales españoles. La ciudadanía americana fue impuesta "a los residentes que no tuvieran otra" mediante la Ley Jones de 1917 que mal puede aplicar al nacional de otro país más allá del poder de la bayoneta.
De la mano militar no surge legitimidad alguna.
Noto que no mencionan el tema de La Luisiana y Las Dos Floridas que por ser parte de Cuba eran, a su vez, parte de su virreinato.
Pienso que el tema de los traidores López de Santa Anna y Juárez debe de ser ampliado, igual Bolívar (que ya se revisa en Colombia), San Martín que se conoce pero que
 el gobierno argentino oculta desde el primer gobierno de Perón (recientemente falleció quien realizara la investigación siendo Director de la Biblioteca Nacional en dicho primer gobierno y Ministro de Cultura en el segundo José Luis Trenti Rocamora), Martí, etc. al
 igual que situaciones inexplicables por parte de MartínezCampos, Morillo, Sagasta, el Mando Militar en Cuba bajo Sagasta, el asesinato de Cánovas del Castillo, etc. 
Noto no se mencionan los decretos de Nueva Planta origen del malestar que después aprovecharan ingleses y norteamericanos ni el Congreso de Panamá al que siempre
señalara el gran puertorriqueño don Carlos Chardón fallecido en 1965.
Como nota final. En 1978 me reuní con Porrúa, en ciudad de México, con vista a la posible adquisición de un paquete de legajos para la Universidad de Puerto Rico. Pedía 
U$S 10.000.000,00 por lo que no se concretó. Entre ellos tuve en mis manos la carta de Iturbide a su esposa la noche antes de ser fusilado, su testamento político, etc. 
Ojalá no hayan salido de México. También me reuní con su familia uno de cuyos vástagos es la misma cara  del Emperador Agustín. 
Seguramente sabe que Luis Echevarría, cuando Ministro, ordenó asesinarlos junto a los asistentes a la Misa anual por las almas de ambos emperadores.
Les saluda, cordialmente,
Cancio Ortiz de la Renta
Isla de Puerto Rico.

Reunión del Parlamento Autónomo cubano en mayo de 1898 en la Habana.

Para los que aun no creen que Cuba fue la primera Comunidad Autónoma de España, ahí pueden ver la reunión del Parlamento Autónomo cubano en mayo de 1898 en la Habana.

Del periodico EL AñO POLITICO

DIA 5 de Mayo de 1898

El Parlamento insular.—

 — El Gobernador general de Cuba al Ministro de Ultramar:

 Presidente Consejo, Secretarios me ruegan diga vuecencia lo siguiente:

"Con vivísima satisfacción tiene honor gobierno colonial, participar á V.E. apertura Parlamento insular, con asistencia gran mayoría electos.

Acto revistió singular solemnidad —Blanco.
DÍA 6.—Discurso del Sr. Moret.
Interviene en el debate político el Sr. Moret.

Comienza saludando la memoria del Sr. Cánovas y haciendo la historia de la concesión de las reformas á Cuba, reformas que le otorgaban los conservadores y que los liberales creyeron necesarias en forma más radical, pero sin olvidar, además del ejercicio de la acción política, la aplicación de la militar y de todas.

 Manifiesta que los liberales solamente extendieron el germen de personalidad política que el Sr. Cánovas otorgaba a Cuba con la personalidad económica.

Afirma que la autonomía es garantía de la paz, y que no ha fracasado, como lo prueba el quebrantamiento de la rebelión, cuando se aplicaron las reformas y se esperaba dar un golpe decisivo con la acción militar. Consigna que, en su opinión, ha respondido por completo la política autonómica, como lo prueba.el restablecimiento del comercio, la disminución del núcleo insurrecto, el aumento de pacíficos, y la concurrencia de retraídos y tibios al lado del Gobierno, alguno de los cuales se hallaban en el extranjero.

Añade que la renta de aduanas ha aumentado considerablemente hasta que ha empezado el bloqueo, y lo mismo el cultivo, singularmente las plantaciones del tabaco.

Lee una carta de un corresponsal yankee en Cuba, en la cual se dice que la insurrección estaba convertidla en bandidaje, que la isla estaba pacificada y que á no haber sido por la voladura del Maine y sus consecuencias, se hubieran entregado grandes partidas.

Da lectura 4 parte de una crónica del Sr. Castelar, en la cual el notable orador, apoyado en cartas de un amigo suyo, rico hacendado, afirma que la insurrección está vencida.

Resulta, pues -dice—que el partido liberal no se ha equivocado con el sistema autonómico. ¿Por qué tenemos guerra? Porque la política americana acecha el momento de apoderarse de Cuba, y ahora se ha lanzado la república yankee convencida de que la rebelión terminaba.

Dice que al Gobierno no le ha sorprendido la guerra, y que llamamos imprevisiones en España á las fatalidades. No es imprevisión que España tenga 16 millones de habitantes y los Estados Unidos 76; no és imprevisión tener tan lejos la base de operaciones, y ellos tan cerca; no es imprevisión que vengamos de una raza gloriosa, pero cansada; no es una imprevisión que nosotros, que hemos recorrido vencedores el mundo, paseemos hoy nuestro glorioso manto lleno de jirones. 

¿Dónde está el dinero para una escuadra en Filipinas, otra en Cuba, otra en la Península, otra en Canarias y otra en Baleares? (Muy bien.)
En un brillante párrafo dice que él no puede continuar en el Ministerio sin el apoyo de todos, con la integridad de sus facultades y su honor sin las murmuraciones de fuera del salón.

En estos momentos de guerra—dice—¿qué quiere el país? ¿Que desea? El Parlamento debe servir de guía al país, si no, no sirve para nada. (Grandes aplausos.)

Contestando al Sr. Salmerón, dice que el régimen no tiene la culpa de nada de lo que suceda en España, pues la Corona la han ceñido monarcas atentos al bien de su país, y éste le han gobernado los hombres políticos: los reyes sólo han sido garantía del orden. (Grandes aplausos.)

El discurso del Sr. Moret causó buena impresión por su sinceridad, pero se vio que el Ministro de Ultramar estaba muerto políticamente.

Un periódico dijo:

"Su discurso, tan notable por la hermosura de expresión, como por la lucidez de pensamiento, ha venido con un mes de retraso.

Esas apelaciones a la conciencia pública, esos aviso respecto de la gravedad extrema de las circunstancias, hubieran estado en su punto antes de que Mr. MacKinley enviase al Congreso de Washington su Mensaje del 11 de Abril, porque entonces aún era dable á la nación española discernir y optar entre la negociación ó el rompimiento. No lo están á los quince días de haber emprendido los buques americanos el bloqueo de Cuba, y á los siete de haber entrado, aniquilando nuestra escuadra, en las aguas de Manila. 

La obra de España en Cuba. (Balance de Noviembre de 1898)

El Año POLITICO 1898
Fernando Soldevilla. Segunda Edicion


ANO IV
(Agotados los volúmenes de 1895 y 1896.)
MADRID
IMPRENT A DE ENRIQUE FERNÁNDEZ DE R O J A S Calle de Pizarro, núm. 16.
1899

Biblioteca Nacional de España

La obra de España en Cuba. (Balance de Noviembre de 1898)
Se ha censurado tanto la administración española en Cuba, que no está de más recordar algunos datos que demuestran hasta qué punto son erróneas muchas de las aseveraciones que con frecuencia se hacen sin serio fundamento.

De la población total de la isla es urbana el 43,3 y rural el 53.7. La población agrícola es, pues, de 1.000.000 aproximadamente, figurando en este número 250.000 hombres de diez y ocho á sesenta años.

Los insurrectos han reclutado principalmente su gente entre los labradores de las haciendas, pero concediéndoles que sus fuerzas se han elevado á 40.000, se ve que ni aun en el campo representan la mejor parte de la población.

Hay en la isla de Cuba mas de 1.200 escuelas de instrucción primaria con unos 83.000 alumnos, lo cual viene á representar un tanto por ciento mayor de alumnos que Méjico, Venezuela, Chile y Brasil.

Hay además en la isla 170 publicaciones periódicas, y en la Habana 20 diarias, 48 semanales y 28 mensuales. La proporción entre las publicaciones periódicas y la población es inmensamente mayor que en cualquiera de las repúblicas hispano-americanas.
En proporción al área de Cuba, excede ésta, en comodidades ferroviarias á los mismos Estados Unidos, y á las repúblicas hispano-americanas en dichas comodidades ferroviarias y en las telegráficas postales.

Respecto á riqueza, se halla la isla de Cuba al lado de los países más prósperos del mundo.

La riqueza por habitante estaba representada el año pasado en Cuba por 531 pesos fuertes, mientras que en los Estados Unidos sólo se elevaba á 407.

El total de los impuestos por cabeza es en Cuba de 15 pesos, mientras que en Chile es de 23, en el Brasil 22, en el Uruguay 20, en Costa Rica 19 y 16 en la República Argentina.

De aquellos 15 pesos, 6,60 sirven para pagar intereses de la deuda pública, ocasionada por la insurrección de 1868, que importa anualmente 10.600.000; de los restantes 15 millones, 14 se gastan en la isla.

Las deudas públicas eran en 1884 de 170 millones, toda ella procedente de la insurrección del año 1868.

El crédito que ha tenido hasta ahora la isla de Cuba lo demuestra el hecho de que las obligaciones de su empréstito se cotizaban en 1896 en París á 102, ó sea á un tipo más alto que el de las obligaciones de todas las Repúblicas latinoamericanas.

Chávez refuerza la presencia de cubanos en su Ejército en plena caída de popularidad


Lunes , 07-06-10
«Somos la misma cosa», dijo el presidente cubano Raúl Castro cuando pasaba revista a los oficiales venezolanos en su última visita a Caracas tras la reunión de la Alianza Bolivariana (ALBA), hace un mes. Sin embargo, su anfitrión, Hugo Chávez, le corrigió: «Somos la misma patria», haciendo valer su afinidad con el lema inmortalizado por Fidel Castro: «Patria o muerte, venceremos».
La frase de identidad y similitud compartida por los dos aliados viene a confirmar la fuerte y sistemática presencia militar cubana y su influencia en el alto mando de la Fuerza Armada de Venezuela, denunciada recientemente por el general Antonio Rivero González, ex director de Protección Nacional de Defensa Civil. Una alianza que se ha acelerado en los últimos meses: hasta 20 altos oficiales -coroneles y generales- son ya cubanos en el Ejército venezolano, ocupando puestos clave.
El matrimonio de conveniencia entre los regímenes es denominado como «el milagro de la Viagra» por la analista venezolana Elizabeth Burgos -ex esposa del escritor y filósofo francés Regis Debrais, amigo íntimo de Fidel Castro-. Burgos señala que los hermanos Castro han encontrado en Chávez «el sostén financiero después del derrumbe de la URSS», no es solo un aliado más.
Ésta no es la primera vez que el régimen castrista intenta acaparar los recursos económicos y energéticos de Venezuela y convertir la patria de Simón Bolívar en su punta de lanza para su proyecto continental. «En los años 60, Fidel Castro intentó tres veces invadir las costas venezolanas», recuerda el vicealmirante Iván Carratú, ex director del Instituto de Altos Estudios de Defensa Nacional.
Lo que Cuba no logró en los años sesenta en Venezuela, ahora lo está consiguiendo sin pegar un solo tiro. Esta vez «el Ejército cubano no nos ha invadido, en el sentido literal de la palabra. La sumisión del chavismo no es consecuencia de una derrota militar, tampoco existen condiciones en el mundo que justifiquen una alianza de esta naturaleza», explica el analista Manuel Felipe Sierra.
La penetración cubana se intensificó en 2007 con la reforma de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas Nacionales, que politiza el sector militar venezolano e incorpora el concepto de «las milicias populares» con el fin de defender la revolución y a su máximo líder.
Oficialmente Chávez sostiene que la presencia cubana no pasa de 30.000 agentes. Sin embargo, otras cifras oficiales hablan de 60.000 cubanos distribuidos en áreas claves como seguridad, inteligencia, asesoramiento policial y militar, control de los sistemas de registro de identidad, pasaportes y notarías.
También la importación de alimentos está en manos de los cubanos, incluidas las 70.000 toneladas de comida que ha llegado a los puertos venezolanos. Y el aeropuerto caraqueño de Maiquetía recibe dos vuelos diarios de cubanos como si fueran «fantasmas» por la falta de registro oficial.
Como la KGB o Stasi
Más que ideológica, la relación entre Chávez y los Castro es simbiótica. Nace de las necesidades de ambos regímenes. «El plan de perpetuarse en el poder de Chávez necesita de una estructura de seguridad y espionaje cultivada durante 50 años por la KGB soviética y la Stasi alemana y con sobrada experiencia en actividades contra la CIA. Eso lo tiene Cuba», señala Sierra.
Con el suministro gratuito de 95.000 barriles diarios de petróleo, Chávez le garantiza la prolongación al agónico fidelismo. Además, a medida que baja en los sondeos la popularidad de Chávez -como sucede ahora por la crisis económica: el 66% de los venezolanos afirma estar totalmente insatisfecho con su gestión-, el mandatario venezolano «necesitará cada vez más ayuda de los cubanos para consolidar su proyecto totalitario». Una simbiosis en torno al «Patria o muerte». Y es que Castro y Chávez quieren que Cuba y Venezuela sean la misma «cosa».
Articulo aquí

Inocencia de los españoles, el Maine y después. Política 1898 España (Parte II)

Del periódico POLITICA,
España 1898
Biblioteca Nacional de España.

El parte del Comandante.
El Comandante Sigsbee del acorazado Maine, telegrafía al departamento de la Marina dando cuenta dé la destrucción del buque en la siguiente forma:

El Maine—(dice—ha volado y ha sido destruido en el puerto de la Habana á las nueve y cuarenta de la noche. »Hay varios marineros heridos, y sin duda muchos más muertos v ahogados. »Los heridos y otros individuos de la tripulación, que lograron salvarse, están á bordo de un buque de guerra español y de un vapor de la línea Ward.

«Envíenme algunos transportes del faro de Cayo Hueso para conducir los tripulantes, y algunos objetos de la parte del barco que todavía no se ha sumergido.

»Ninguno de los tripulantes ha salvado más prendas que las del traje que tenía puesto.

•Respecto de la causa del desastre, debe la opinión pública suspender su juicio hasta que se trasmitan nuevos informes.

»Se cree que se han salvado todos los oficiales, Varios de éstos, entre ellos un representante del General Blanco, se encuentran ahora á mi lado y me manifiestan su simpatía.»
La prensa yanki.

- Nueva York 16.
—Los periódicos de la tarde expresan la opinión de que la catástrofe del Maine ha sido consecuencia de un accidente casual.

Sólo el Evening Journal considera inverosímil el desastre por consecuencia de un accidente.

El periódico Néw York Journal ofrece en su número de hoy un premio de 50.000 dólares á quien logre descubrir si la explosión del Maine no se debe á un accidente, sino a la obra de una mano criminal, y en tal caso, quiénes son los autores.

Los senadores yankis.
—Washington 16.
—La catástrofe del Maine ha sido discutida hoy en una reunión celebrada por los individuos de la Comisión de asuntos extranjeros del Senado.

La opinión general de los miembros de la Comisión es que el asunto es de los más serios y que puede acarrear graves complicaciones.

Mr. Cullon se expresó en los siguientes términos:

«No puedo comprender cómo la explosión ha podido causar el accidente. Creo que se acerca rápidamente el momento en que los Estados Unidos se verán obligados á obrar.»

Mr. Clart dijo:

«Es extraño que tales accidentes ocurran en momentos tan oportunos.»

A McKinley le llamó la atención el hecho de que el •Comandante del crucero sé reservara su opinión.

Gomo se ve, ya comenzaban á crear atmósfera en él sentido dé que la catástrofe era debida á los españoles.

Mr. Sigsbee alentabá esta creencia á fin de evitar las responsabilidades que como Comandante del barco le correspondieran por su descuido.
"
DÍA 17

.—La catástrofe del Maine»

—Según- el  telegrama de Bjanpoli-:

 Habana17.

—Gobernador • General á Ministro dé Ultramar: '

«Amplío telegrama de anoche. confirmada rapidez, •espontaneidad con que se acudió al auxilio del Maine.
Sin reparar grave peligro, acudió inmediatamente botes del Alfonso" XL  a socorrer heridos y muertos: el General de Marina, los Gobernadores civil y militar, así como los Generales, Jefes y oficiales de todos los cuerpos, Secretario general, Ayudantes de campo, ambulancia, médicos de Sanidad Militar, bomberos, agentes de orden público. Alcalde y demás funcionarios, dando todos pruebas del mayor celo y abnegación.

Los heridos han sido conducidos á los hospitales del ejército y de la marina, y á las Casas de socorro.

Están atendidos con esmero, no descuidando medio, ni recurso alguno para aliviar la terrible catástrofe.

El Cónsul y los Oficiales del crucero se muestran profundamente agradecidos por nuestra solicitud.

Hasta ahora no puede determinarse la causa del siniestro, aunque parece indudable que la explosión partió del interior del buque.

La marina instruye diligencias. Mañana á las tres de la tarde se verificará el entierro
de los cadáveres recogidos hasta ahora, cuyo acto procuraré revista la mayor solemnidad y cordialidad posibles, corriendo todo á cargo del Ayuntamiento.

La población entera se manifiesta profundamente afectada por tan horrible desgracia.

El número de muertos asciende á 260, entre ellos dos Oficiales.

—Blanco.»

La catástrofe del «Maine».—Indignas invenciones.
Cayo Hueso 17.

—«En el vapor de Cuba acaban de llegar muchos corresponsales de la prensa norteamericana, que vienen á telegrafiar á sus periódicos todas las infames mentiras fraguadas contra España.

Me consta que han dicho á sus periódicos que el siniestro del Maine no ha sido fortuito, sino provocado por los españoles de Cuba.

Contra tal infamia pugnan los hechos, la explicación de cómo ocurrió el siniestro y la actitud del Cónsul Lee ante el General Blanco y el Gobierno insular.

Dícese también

—aunque esto sólo podrá creerse cuando conste de un modo indudable

—que Mr. Sigsbee, Comandante del Maine, ha telegrafiado á su Gobierno d¡ciéndole que la catástrofe ha sido causada intencionadamente.

Aún se añade más: dícese que el Cónsul le ha dirigido á McKinley un telegrama de términos reticentes. No se explica esto después de haber ido á ver al General Blanco para darle gracias por la conducta de la tripulación del Alfonso XII y de todas las autoridades y vecinos de la Habana. Además, Lee declaró que su opinión respecto á la explosión era que se había producido por descuido en la limpieza de los torpedos.

Confírmase que el Comandante del Maine no estaba á bordo cuando aconteció la catástrofe. Hallase en el vapor Ciudad de Nueva York, donde se le festejaba espléndidamente y donde hubo copiosas libacioups.

Bueno es vivir prevenidos o para la infame campaña que empezará hoy.»

No puede darse mayor villanía que la de esos corresponsales; y la gente no comprendía la paciencia del Gobierno al no expulsarlos de Cuba.

Día 18.La catástrofe del «Maine».
—Pésame de la Reina.
«Washington 18.
—El representante de España en esta capital, Sr. Dabosc, ha estado hoy en la Casa Blanca para transmitir al Presidente de la República el más sincero y sentido pésame en nombre de la Reina Regente, con motivo de la catástrofe del Maine.
El Sr. McKinley rogó al Ministro español que en su nombre expresase á la Soberana española las gracias más expresivas y las manifestaciones de sincera simpatía.»

L a g r a t i t u d yanki.
—Hubo Consejo de Ministros, que comenzó á las seis de la tarde, dando cuenta el Sr. Sagasta de la visita del Ministro de los Estados Unidos, que había tenido su objeto darle gracias por las atenciones y muestras de simpatía del Gobierno español con motivo de la catástrofe ocurrida al crucero Maine en la bahía de la Habana, expresando al propio tiempo su gratitud respecto de otras muchas personas de carácter oficial y privado que se había unido á esas manifestaciones de simpatía internacional.

Como continuación de este asunto, el Ministro de Estado (dio cuenta de la entrevista que también él había celebrado con el Ministro de los Estados Unidos, y en la cual le había entregado la copia traducida del siguiente telegrama que le había sido transmitido por su Gobierno:

«18 Febrero.

—Excmo. Sr.:

—Muy señor mío: 

He recibido en el día de hoy un despacho del Secretario de Estado americano, manifestándome que el Encargado de Negocios de España en Washington ha presentado un mensaje telegráfico de pésame del Gobierno de S. M. al de los Estados Unidos, y tengo orden de expresar inmediatamente á V. E. cuanto profundamente aprecian el Presidente, el Gobierno y el pueblo de los Estados Unidos este generoso tributo á la memoria de las numerosas víctimas de la destrucción del vapor de los Estados Unidos Maine, y sus expresiones de simpatía para con el pueblo americano.

«Confío en que V. E. me permitirá añadir la manifestación de mi propio agradecimiento por las numerosas y sentidas expresiones de simpatía que he recibido del Gobierno y de la nación española en esta ocasión dolorosa. Aprovecho, etc., etc.

Stewart L. Tfoodford.»
Intenciones de los yankis.
En tanto que esto ocurría en Madrid, de la Habana telegrafiaban lo siguiente:

«Esta mañana, el Comandante y dos Oficiales del Maine, con dos buzos, fueron al lugar del siniestro para reconocer el buque.

La guardia que en él presta nuestra marina opúsose al reconocimiento, manifestando que tenía órdenes terminantes para no permitirlo sin la intervención de buzos españoles.

Regresaron á tierra los tripulantes del Maine y comunicaron el suceso á su cónsul.

El general Lee ha reclamado, fundándose en que el barco pertenece á la marina norteamericana.

Visitó el Cónsul de los Estados Unidos al General Blanco y éste solucionó el conflicto resolviendo lo siguiente:

«Se prohibe á los buzos mandados por los periódicos norteamericanos practicar reconocimientos en el Maine. Sólo podrán hacerlo en el interior del casco los buzos que envíe el Gobierno americano, con la intervención de marinos y buzos españoles. Mr. Lee ha comunicado estas resoluciones al Gobierno de Washington, y espera la respuesta para proceder. También ha prohibido el General Blanco que los buzos oficiales del Gobierno americano reconozcan los alrededores del Maine.»

Las intenciones estaban vistas; pero más claras se demostraban en las Cámaras yankis y en el Senado después de votar un crédito de 200.000 duros para los gastos que ocasionase el rescatarlos cuerpos de las víctimas del siniestro y todo lo que se pudiera del Maine; al tratar de las causas de esta catástrofe, la emprende Mr. Masón contra España y dice:

«Una nación que hace las cosas que España en Cuba, es capaz de todo. A pesar de todas las promesas del nuevo Gobierno español, sigue predominando en Cuba el régimen del asesinato y de la muerte de millares de cubanos por el hambre,»

Para probar sus asertos, el Senador no da mayores pruebas que la lectura de unos cuantos recortes de periódicos filibusteros y yankis exaltados.

Acaba diciendo: «Debíamos sospechar todo lo peor de esos españoles, que no son más que traidores vulgares y granujas,»

Éstos insultos producen sensación en la Cámara, aun cuando ésta se halla acostumbrada á las palabras gruesas. Mr. Woleot defendió á los españoles, á medias, con estas palabras:

«La nación tiene confianza plena en que 'el Capitán Sigsbie, Comandante del Maine, no dice mas que la verdad.

Si. hay circunstancias en las cuales debemos abstenernos He insultar á una nación amiga, esas circunstancias son las presentes, en que España se ha portado noblemente, salvando y socorriendo á nuestros náufragos.»

Dia 9.
—El «Vizcaya» en Nueva York.
Nueva York 18. {Via.áñá 19).—El crucero español Vizcaya fue visto por los vigías á las cuatro y quince de la tarde.

Poco después se cambiaron los saludos de costumbre, y el buque español entró en el puerto escoltado por remolcadores del Estado, que conducían á bordo considerable número de marinos.

A petición de las autoridades navales, las autoridades de policía han adoptado todas las medidas imaginables para impedir que corra peligro alguno el barco español.

La Legación española ha anunciado que la estancia de éste aquí será breve.

Día 20.Preparativos militares de los yankis.
Nueva York 80.—A pesar de que son muchas las personas sensatas que juzgan improcedente y perjudicial para los intereses de este país una guerra con España, se están haciendo preparativos militares por doquier, y el Gobierno se manifiesta resuelto á que los acontecimientos no le cojan desprevenido.

Han sido reforzados todos los fuertes de las costas del Atlántico.

Trescientos artilleros han sido enviados á Sandy- Houk á fin de aumentar las fuerzas de defensa que hay allí.

Los reservistas de la Armada han recibido orden para estar preparados para cualquier eventualidad.

Se están apresurando tan rápidamente como es posible los trabajos en varias obras de defensa, y especialmente en la estación de torpedos de New Port.

Las fábricas de algodón pólvora y de pólvora sin humo están también funcionando día y noche.

Se están preparando á toda prisa las fortificaciones de Charleston.

Se han comunicado instrucciones enérgicas para apresurar las reparaciones de los barcos que se hallan en los astilleros de Norfolk.

El Secretario de Marina ha exigido que los monitores Teiror y PurUan y los torpederos £oote y Winslow se hallen dispuestos para prestar servicio á mediados de la actual semana.

Se trabaja activamente para transformar el crucero de tercera clase Newark en crucero de segunda, Gracias las fortificaciones últimamente levantadas ó completadas, el fuerte Monroe es casi inexpugnable en la actualidad.

Se puede afirmar que la negativa de España á respetar la decisión del Gobierno norteamericano respecto de la información sobre la catástrofe del Maine es considerada entre los políticos de Washington como una manifestación de desconfianza que ha de conducir inmediatamente á las hostilidades.

Mr. McKinley entiende que no es ya ocasión para perder tiempo en disputar sobre reglamentos de puerto y otras cuestiones análogas.

En el departamento de la Guerra se dice que la actual actividad en los aprestos no tiene por objeto desorientar á la opinión, sino que es debida á la creencia general entre los altos funcionarios de que es inminente una grave crisis en las relaciones entre España y los Estados Unidos.»

La guerra se veía venir á pasos agigantados.

Carta desde la Habana a Barcelona en 1898, comienzo de la guerra. LA VANGUARDIA



LA VANGUARDIA Barcelona, Miércoles 25 de Mayo de 1898


 (Después del hundimiento del Maine, lo que ocurria en la Habana al comienzo de la guerra Hispanoamericana. Un testimonio real)

NOTICIAS DE LA HABANA

Un amigo nuestro de Barcelona, recibió ayer de un hermano suyo residente en La Habana, una carta fechada en aquella capital el 25 de abril de 1898, es decir tres días después de la declaración de guerra, y conteniendo interesantes detalles de los primeros sucesos. He aquí algunos párrafos.

Desde hace tres días, fecha ea que se nos presento ante nuestra vista la escuadra enemiga para establecer el bloqueo, nos hallamos viviendo en constante sobresalto, fruto de este aislamiento completo en que nos ha colocado el bloqueo del enemigo, sin noticias de lo que ocurre en el resto del mundo, porque hasta han tenido la osadía de cometer la arriesgada hazaña de cortar los dos cables que comunicaban con Europa.

El día22, á las cuatro de la tarde, se presento a la vista de esta plaza la escuadra norteamericana compuesta de  tres acorazados y doce ó catorce "buques menores. El castillo del Morro y la Cabana dispararon tres cañonazos en señal de alarma y al cabo de una hora de carreras por las calles se hallaban los voluntarios en números de 20 á 30mil, formados en las avenidas del Prado, Parque é Isabel la Católica, en sus respectivos batallones", esperando órdenes superiores para ocupar el puesto de honor que destinara ía patria á sus más valientes y leales defensores en los momentos de mayor peligro.

- Poco á poco fueron los batallones desfilando por estas calles al grito de ¡viva España y mueran los yankees! para marchar á guarnecer, unos, la trocha de la Víbora hasta la Chorrera, y otros, el litoral de San Lázaro hasta el Vedado.

Como comprenderás el pueblo de la Habana y especialmente el patriótico instituto, lejos de atemorizarse ante las amenazas odiosas y ridículas de este artero enemigo, se mostro entusiasmado porque creo llegado el momento de mostrale a la patria lo que somos.

El batallón Urbano, al cual tú y yo nos honramos en pertenecer, estuvo toda la noche hasta el mediodía del siguiente en el Parque Central destacado con objeto de asegurar el orden interior de la ciudad, y yo estoy citado para esta noche al fin de concurrir en el mismo punto en espera de lo que pueda ocurrir de un momento á otro, pero que creemos no ocurrirá gracias á la prevención que existe no solo en las autoridades sino en todos los que empuñamos un fusil para con él morir en defensa de lo más sagrado para nosotros, es defensa de-esta bandera de la patria á que todos rendimos culto en nuestros corazones.

La escuadra enemiga estuvo evolucionando toda la tarde y noche del 22 desapareciendo de nuestra vista a la madrugada para dirigirse hacia Matanzas y volver en la tarde del 28 á aparecer ante nosotros. En estos momentos en que escribo la tenemos á la vista pero como siempre, á muy larga distancia, si bien algunas veces en sus evoluciones se atreven
a acercarse mas de lo  que la prudencia aconseja pues se sabe confidencialmente que nuestras baterías tienen órdenes explícitas y terminantes de disparar sobre el enemigo á 8.000 metros de distancia.
Con todo esto, existe aquí una gran impaciencia, aumentada por el deseo natural de saber dónde se encuentra nuestra escuadra; pero aquí cabe decir como el general Blanco al contestar á una pregunta que alguien le dirigió sobre este asunto: el que se precia de ser buen español no debe preguntar nunca donde está nuestra escuadra. -

Sí, (hermano); nuestros buques de guerra al salir de la Madre Patria, llevaron una misión que seguro desempeñarán con gloria; en ello confiamos todos, máxime cuando esta comisión ha sido confiada á marinos tan expertos y de tan probado valor como Cervera, Villamil, Concas, Eulate, Moreu y otros.

Empero, aunque existe esta infundada impaciencia ó preocupación de saber la suerte que le cabe á nuestra escuadra, todo el pueblo de la Habana tiene una fe verdaderamente religiosa en,que la hemos de ver cuando menos lo pensemos, entrando triunfalmente dentro de nuestro puerto.

---------------------

Ayer por la mañana, después de aquella noche que pasamos todos arma al brazo esperando sucesos de importancia, se corrió que entre Marianao y Mariel se había copado "un desembarco de 200 negros, muriendo todos, excepto tres ó cuatro que habían quedado prisioneros. No sé si esta noticia coincidirá con un encuentro habido con una partida, en el cual cayó en nuestro poder el cadáver del cabecilla Perico Delgado, muerto por nuestras tropas en dicho encuentro.
Este era el cabecilla que tenía acampada su partida con bandera blanca, mientras duró el armisticio, frente de Guanabacoa.

En la noche del mismo día 22 (las once en punto) y cuando yo de vuelta para ocupar mi puesto en las filas de mi compagina, estaba reunido con todos los de casa, nos sorprendieron nuevamente seis cañonazos disparados a intervalos, apagndose inmediatamente el alumbrado eléctrico de los parques, lo cual nos hizo suponer que algo grave estaría pasando: pero mas tarde se supo que era la señal de aviso del Morro a un buque enemigo que se había aproximado demasiado a la costa, cuyo buque después  de un movimiento de su reflector para inspeccionar la costa ( sin dudas para preparar algún desembarco a media noche), volvió a separarse de nuevamente, o mejor dicho, a replegarse a la linea de los suyos. Sin dudas habrá comprendido los  consejos del Morro y que estamos en alerta.

 En previsión a los acontecimientos que se están cada vez con mayor gravedad sobre esta capital, se están formando en todos los barrios comités de defensa para movilizar patrullas de vecinos con servicio de vigilancia nocturna a cuyo efecto el gobernador, en unión de la junta de defensa de la junta de la plaza, ha dictado un bando en el cual da facultades a los comités de defensa para juzgar verbalmente a todo enemigo del orden o de la patria que se encuentra infraganti.

---------------------

Esta era la situación del domingo hasta la hora en que marche a la guardia. En este momento son son las 12 del día 25 que de regreso del servicio aprovecho para concluir estas interrumpidas lineas, debido a un deber que juzgo imprescindible en tan críticos momentos.

Hallandome en el cuerpo de guardia vinieron unos doce soldados de caballería al mando del oficial , y por esto supe que es cierta la noticia del desembarco, con la diferencia que anadeen 300 mas a numero indicado, los cuales sucumbieron todos en el campo. En esta acción se encontraban presente los susodichos soldados, quienes en conjunto forman mas de 9000 hombres que guardan la costa en una considerable extensión. 

También ayer fueron detenidos unos 40 individuos, algunos de significación que se hallan complicados en un servicio de telegrafía por medio de señales con lo cual se comunicaban desde una azotea con los barcos de guerra americanos, para darles noticias de como se encuentran las defensas en la plaza.

Con todo lo narrado, tengo que participarte que a pesar de los peligros que nos rodean y de otros mayores que nos amenazan, estamos muy tranquilos, y, al parecer, existe una relativa confianza que nos permite esperar el desenvolvimiento, de soluciones radicales en favor de nuestros intereses que han de echar por el suelo las pretensiones criminales  de esa cáfila de mercaderes de oficio que todo quieren superditarlo a los cálculos mercantiles, aunque para su logro tengan que pasar por sobre de todas las conveniencias sociales.

-----------------------------------

Confirmando una de estas noticias se me dice que el espionaje yankee tenia establecido su semáforo en las zonas de Marte y Belona y los individuos detenidos por este delito serán fusilados hoy mismo.

 Respecto a los negocios ya comprenderás que se hayan completamente paralizados existiendo muchos establecimientos cerrados a causa de sus dueños y dependientes se hallan prestando un servicio permanente en las filas de voluntarios. Nosotros nos hallamos cubriendo las guardias  de toda la plaza a causa de que los demás batallones de voluntarios se hallan guarneciendo el litoral y todas las salidas de la ciudad, excepto los de artillería que están en servicio permanente en las baterias.

-----------------------------------

Gracias a Alejandro Barreiro por el enlace.

Buscar este blog

Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.