Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Vargas Llosa: "Hay que quitarle ese falso glamour a la dictadura cubana"

Libertad Digital Internacional

Cuando una causa como la cubana reúne a personas como Mario Vargas Llosa, el politólogo y colaborador de El País Antonio Elorza, o el dramaturgo Albert Boadella es que, como ha dicho el escritor peruano, "algo está cambiando en la sociedad".

Algunas de las personalidades firmantes
EFE

Ver el vídeo : Vargas Llosa: "Hay que solidarizarse con los que se enfrentan a la dictadura cubana"
•Almodóvar, Imanol Arias, Ana Belén...

2010-05-12
Estas personalidades, junto a otros 60 artistas e intelectuales, han presentado este miércoles en Madrid la Plataforma de españoles por la democratización de Cuba que persigue "servir de acicate para la movilización de la sociedad española en apoyo al proceso democrático" en la Isla. Sin anticipar acontecimientos, no parece que esta vaya a ser una asociación que vaya a ponerle las cosas fáciles al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, a tenor del tono radicalmente crítico que ha imperado en todo el acto.

Y es que, las expectativas no iban por esos derroteros. Convocados en la Sala de Prensa de la Presidencia de la Unión Europea, cabía esperar pocas palabras gruesas para a actitud del Ejecutivo con la dictadura castrista. Pero no ha sido así. Desde un edificio oficial, Antonio Elorza, Rosa Montero y Vargas Llosa han sacado los colores a la insostenible postura oficial hacia la isla.

El escritor peruano asumió como "una obligación pedirle a nuestro gobierno" un cambio de actitud, porque, en su opinión "la complicidad actual, es vergonzosa". Especialmente sangrante es que sea precisamente España quien "por su estrecha relación Cuba" mantenga esta tibieza: "Es una postura equivocada, la diplomacia silenciosa, por discreta, no ha dado ningún resultado a favor de la democratización" aseguró. El error, en su opinión, parte de ese planteamiento de base que sostiene que "a la larga, esa política cómplice era preferible a la abierta confrontación, que endurece el régimen y acrecienta la política represiva" pero que ha sido "totalmente equivocada". Un contundente llamamiento a la "coherencia democrática".

La escritora Rosa Montero ha reconocido la Plataforma ciudadana ha escogido precisamente esta fecha de nacimiento porque "quiere aprovechar la cercanía de la Cumbre de América Latina para que tenga mayor repercusión" y poner en jaque la "postura que el Gobierno quiere impulsar en la UE, poniendo de manifiesto esta sensibilidad española". Aunque reconoció que "aún no tenemos ningún acto concreto preparado" sí que planean dar batalla durante la celebración de la Cumbre, pero por el momento "es algo tan modesto como expresar 'estamos aquí, manifestando la posición de apoyo contra la dictadura'. Tan poco y tanto como eso" añadió la escritora y columnista.

Ha sido precisamente el polotólogo Antonio Elorza, histórico de El País, quien ha dedicado las palabras más gruesas para el presidente del Gobierno: "Si pensásemos que el Gobierno fuese a rectificar su postura tras la muerte del opositor encarcelado Orlando Zapata no merecería la pena" la creación de esta plataforma. Pero "la actitud sibilina con que en El Congreso, pero no en Ginebra Zapatero" condenase el fallecimiento "hace pensar que no va a tener lugar la supervisión de esa postura, todo lo contrario, lo que están intentado es un viraje de 180 grados para el diálogo con el reformador Raúl" ironizó Elorza, en referencia a la aproximación con el dictador cubano.

Además, criticó duramente estos desprecios que el presidente hace "con su martingala habitual" asegurando que "cuando se embarca en una línea, sigue por ella, aunque el reultado sea negativo". Su última llamada fue determinante: "Hay que tratar de convencer al Gobierno de que esa línea no es solo estéril" sino que va más allá.

A cargo del escritor cubano quedó expresar cuáles eran las reivindicaciones de la Plataforma: "Que se reconozcan los derechos ciudadanos: derecho a disentir, derecho a critica, a organizarse políticvamente, a elegir a sus propios gobernantes, el derecho de viajar, de trabajar en libertad, unos derechos absolutamente elementales" expresó.

Manifiesto, con sorprendentes adhesiones

Además de las personalidades que han presentado la plataforma, al acto han acudido muchas más caras conocidas: Aitana Sánchez Gijón, Antonio Resines, Fernando Trueba, Jose María Merino, Fernando Colomo, Jose María Calleja y Valentí Puig acudieron para brindar su apoyo al manifiesto que también se presenta.

A través de la web http://www.plataformaporcuba.com/ los convocantes convidan a la ciudadanía a firmar dicho documento porque "la elección está, sencillamente, entre democracia y totalitarismo". Por el momento, ha logrado que gente como Pedro Almodóvar, Ana Belén, o Imanol Arias se comprometan abiertamente con la causa cubana, denominándola abiertamente como dictadura, aunque que tantas veces lo hayan vendido como paradigma revolucionario.

(Una colaboración de Marcos)

"Quiero morirme español"

Hola José, este artìculo, me impactó y quisiera compartirlo con todos, dad vuestra opinión al respecto.
Micheal.


REPORTAJE

"Quiero morirme español"

Un jubilado nacido en Puerto Rico lucha para conseguir la nacionalidad

JOSÉ MANUEL CALVO - Washington - 20/02/2006

"Lo que quiero es morirme español. No quiero ser un americano enterrado en España". Antonio Díaz Florido cumplirá 85 años el 15 de abril. Nació en 1921 en Puerto Rico, igual que sus padres. La diferencia es que ellos -Antonio Díaz y Concepción Florido- nacieron en 1896, cuando la isla era aún una de las provincias de ultramar y cuando, según el artículo I de la Constitución de 1876, eran españoles "las personas nacidas en territorio español" y "los hijos de madre o padre españoles, aunque hayan nacido fuera de España".

Antonio Díaz Florido- CRISTÓBAL MANUEL

Antonio alega que sus padres nacieron en la isla caribeña en 1896, cuando aún era territorio de España.

Antonio llegó a Madrid en 1954 "para hacer la base de Torrejón", porque era "ingeniero de construcción. Después, por quererme quedar, seguí aceptando trabajos. Y tenía tantos amigos españoles en las Fuerzas Aéreas que un día me llamó un general y me dijo: quiero que seas el enlace mío. Así que fui enlace entre americanos y españoles en Torrejón. Y allí estuve trabajando, hasta que me jubilé".

Hace dos años, Antonio quiso nacionalizarse. Consultó con un amigo de la familia, el abogado David Vidal, que le aconsejó acogerse a lo previsto en el Código Civil, reformado en 2003 y cuyo artículo 20.1.b establece que podrán optar a la nacionalidad "las personas cuyo padre o madre hubiera sido originariamente español y nacido en España". Para preparar el escrito, Vidal habló con el consulado en San Juan de Puerto Rico. "¿Entienden que, a efectos del 20.1.b, los nacidos en Puerto Rico antes de 1898 eran españoles? ¿Ha habido casos similares que se han acogido a ese derecho? La respuesta a ambas preguntas fue afirmativa".

Pero no lo vio así el juez que, en abril de 2004, decidió que "no cabe considerar que el territorio de Puerto Rico, por más que se encontrara bajo dominio español en 1896, pueda ser incluido dentro de la exigencia contemplada en el artículo 20 del Código Civil".

"Si mis padres no eran españoles, ¿qué eran?", se pregunta Antonio, que recurrió en abril de 2004 ante Registros y Notariado diciendo que "negarme el derecho de ciudadanía equivale a decir que España se desentiende de su pasado". Ante la ausencia de respuesta, envió cartas, en mayo de 2005, a la Secretaría de Estado de Inmigración y a la Subdirección General de Nacionalidad y Estado Civil: "Ninguno ha hecho caso. Yo creo que lo que está pensando alguno es: éste tiene ya 84 años, entrando en 85, ya se va a morir pronto, vamos a dejarlo que se muera. Yo me moriría más tranquilo siendo español, pero ellos no piensan de esa manera".

Si Antonio pudiera hablar con el juez le diría: "Mire, yo tengo casi 85 años de edad. ¿Qué voy a ganar por ser español o ruso o lo que sea? Pero llevo muchos años aquí, cincuenta y pico... Todos mis amigos son españoles. Tengo mucho que agradecer a España, que ha sido muy buena conmigo. Y me gustaría, porque me van a enterrar aquí, pertenecer aquí".

"¿Eran españoles los nacidos en Puerto Rico antes de 1898? ¿Nacían en España los que nacían allí antes de esa fecha? La legislación decía que todos los nacidos en la isla antes de esa fecha eran españoles, y era una provincia española". Por tanto, "creo que es indiscutible que sus padres eran españoles y que cuando nacieron, nacieron en España. Decir lo contrario sería reescribir la historia", señala Vidal.

En Puerto Rico, Gabino Iglesias, cónsul en funciones, está al tanto de dos o tres casos similares. "Hay que ver qué nacionalidad tenía el padre cuando él nació, pero nuestra filosofía en casos que son sobre todo sentimentales es abierta, de ayudar". Iglesias contesta "sí" a la doble pregunta de si eran españoles los nacidos allí antes de 1898 -"eso está claro"- y de si ha habido casos de puertorriqueños que han recuperado la nacionalidad española porque sus padres eran españoles.

cortesìa del El Paìs.com

Buscar este blog

Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.