Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

martes, 14 de septiembre de 2010

Las siervas de María, 200 años ondeando la bandera de España en Puerto Rico




 Sor Maximina, Sor Luisa, Sor Virtudes, Sor Prudencia y Sor Dolores son las cinco siervas de María españolas del hospital de San Juan de Puerto Rico. Desde hace más de dos siglos conservan orgullosas la tradición de hacer ondear la bandera de España cada vez que un buque compatriota visita la isla caribeña. El último barco en hacerlo fue el "Castilla", al que despidieron desde su balcón cuando abandonó el 9 de mayo el puerto en el que hizo escala antes de regresar a España tras varios meses de operación humanitaria en Haití.






Sor Luisa ondea la bandera española saludando al Buque Castilla

De El Imparcial. España
Hace más de dos siglos las siervas de María de Puerto Rico recibieron lo que hoy consideran su tesoro: la bandera de España. Había pertenecido a un buque mercante, el “Antonio López” de la Compañía Transatlántica Española que fue atacado en varios navíos estadounidenses durante el año del desastre, 1898.
Cuando los cañonazos del USN Yossemite anunciaron la muerte definitiva del mercante español, muy cerca de San Juan de Puerto Rico, un marinero moribundo nadó hasta tierra para llevar a buen recaudo la enseña nacional.
Un hombre de origen gallego recibió al marinero en la orilla y le juró entregar la bandera a quien mejor pudiera custodiarla. Escogió a ocho mujeres, todas de origen español, que habían dejado su tierra para atender a pobres enfermos y desvalidos. Eran religiosas y pertenecía la compañía de las Siervas de María. Cada vez que veían un barco español acudían emocionadas a recibirlo y, desde su convento, ondeaban sus pañuelos blancos para darle la bienvenida y, después, para despedirlo.
Hoy en día las religiosas conservan con orgullo y agrado la tradición. Desde el balcón del hospital que regentan toman la enseña nacional para ondearla. La última vez que la flamearon fue el pasado 9 de mayo cuando el buque “Castilla” partía de su escala de San Juan rumbo a España tras una intensa operación de ayuda humanitaria a Haití.
Las cinco monjas españolas de la congregación, Sor Maximina, Sor Luisa, Sor Virtudes, Sor Prudencia y Sor Dolores, correspondieron al saludo del “Castilla” mostrando la bandera de su Patria. Una emocionante despedida para los marinos españoles que estuvo acompañada por los acordes de “En mi viejo San Juan”.
Una colaboración de fer.

Cuba se abrirá a la iniciativa privada para hacer frente a la crisis

ELPAIS.COMInternacional




El régimen recortará en 2011, como primer paso, más de 500.000 puestos de trabajo del sector estatal, un 12 % del total

MAURICIO VICENT - La Habana - 13/09/2010

La cuenta atrás ha comenzado. El Gobierno de Raúl Castro ha anunciado oficialmente que sus planes para "ajustar" el modelo económico y hacerlo sostenible pasan por una reestructuración radical e inmediata del empleo, que implicará, como primer paso, la reducción en 2011 de más de 500.000 puestos de trabajo en el sector estatal, un 12 % del total. El régimen, a cambio, abrirá las puertas al pequeño empleo privado y cooperativo y autorizará el trabajo asalariado para que puedan salir adelante los que vayan al paro, pues el Estado no los subvencionará. Según diversas fuentes, esta previsto que cientos de miles de cubanos pasen al sector privado en los próximos años. Toda una revolución en la isla.
 "Se trata de una reforma de calado y, de aplicarse como se ha anunciado, sin duda cambiará el país", afirma un economista cubano. Pone los siguientes datos encima de la mesa: en la isla, con 11 millones de habitantes, hay 4.950.000 personas ocupadas. De ellas, unas 4.100.000 trabajan para el Estado, mientras que 600.000 laboran en el sector privado (de estas, 141.000 tiene licencia para ejercer el trabajo por cuenta propia) y 250.000 son cooperativistas. El propio Raúl Castro ha admitido que las plantillas están infladas en más de 1.300.000 personas; es decir, uno de cada cuatro empleados del Estado sobra en su puesto.
"Está previsto que en un plazo de tres años todos estén fuera de sus centros laborales y, obviamente, muchos pasarán al sector privado", explica un funcionario al tanto de los planes gubernamentales. Diversas fuentes han confirmado a EL PAIS que en octubre se promulgará una nueva legislación que ampliará sustancialmente el trabajo por cuenta propia, el arrendamiento de casas y permitirá la creación decooperativas en diversos sectores, fundamentalmente el de los servicios. También se permitirá la contratación de mano de obra asalariada, lo que podría abrir las puertas a la creación de pequeñas pymes, aunque todavía es pronto para saber el verdadero alcance de la reforma.
Sea audaz o pacata, la ampliación de la iniciativa privada es un hecho y lo es porque manda la realidad: la situación económica es sumamente grave. "Nuestro Estado no puede ni debe continuar manteniendo empresas, entidades productivas, de servicios y presupuestadas con plantillas infladas y pérdidas que lastran la economía", asegura el comunicado de la Central de Trabajadores de Cuba (la CTC, el sindicato único) en el que se informa de la drástica reducción de plantillas.
Los primeros 500.000, en 2011
Todos los centros estatales deberán presentar un plan de ajuste antes de abril, y esta previsto que al cierre de 2011 estén fuera los primeros 500.000 trabajadores "sobrantes". La CTC indica que "ya no será posible aplicar la fórmula de proteger o subsidiar salarialmente de forma indefinida a los trabajadores". Se trata de un punto clave. Nadie lo ha confirmado oficialmente, pero al parecer el proyecto es hacer a los cesantes una oferta de empleo en sectores estatales disponibles - como la agricultura y la construcción, fundamentalmente -, y sino es de su conveniencia, entonces el Estado se limitará a pagar un mes de sueldo por cada diez años trabajados.
El 'ajuste' es de una dureza extrema. Y más cuando durante medio siglo el país se rigió por el paternalismo más antieconómico. Ahora, el Gobierno se prepara para enfrentar el descontento social que seguro generarán los recortes, pero no hay marcha atrás. "Es necesario elevar la producción y la calidad de los servicios, reducir los abultados gastos sociales y eliminar gratuidades indebidas y subsidios excesivos", constata la CTC. Empezó la cuenta atrás. Viene el realismo duro, con reconversiones de caballo y cientos de miles de parados, pero también con oportunidades en el sector privado. Hoy se admite abiertamente que la decisión de nacionalizar todos los pequeños negocios privados, en 1968, fue un grave error.
(Colaboración de José Juan Minguez)

Buscar este blog

Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.