Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

jueves, 2 de julio de 2009

Contestación a Javier Guzmán Simón. Por Pedro Escudero

Después de leer las líneas que has escrito en el blog de Jose Ramón –Cuba Española-, me gustaría escribir un par de cosas.

La primera es la gran libertad que existe en este blog en dónde no sólo pueden escribir los que estén a favor de la iniciativa, también los que no están muy convencidos o los que están decididamente en contra. Es de agradecer este espacio de libertad y de intercambio de ideas, ya quisiera para Cuba la libertad y el respeto que se respira en este blog.

Partimos de una premisa que como Español me gustaría decir, lo que de verdad deseo para Cuba es lo que los Cubanos decidan, pero para que esa decisión fuera realmente legítima y auténtica deberíais tomarla en libertad, y eso entes de nada es lo que deberíais tener.

Coincido contigo en que a Cuba iré cuando exista verdadera libertad, tuve la oportunidad de ir cuando era estudiante universitario de viaje de ecuador, pero decidí que no, que mientras no hubiera libertad ni mi dinero ni mi persona irían allí. También me sonrojaba y me avergonzaba de mis compatriotas con las historias que contaban sobre la facilidad de acceder al sexo en la isla. Que se utilice la necesidad como excusa para convertir un país como picadero, simplemente no me parece bien. Aunque creo que antes del Castrismo también era el burdel de los Yankees al igual que Filipinas (que lo sigue siendo por cierto). No obstante y a modo de bálsamo dejad que os diga que España fue también picadero de gabachos durante la ocupación de 1800 y la orgullosa Alemania de postguerra un enorme prostíbulo para soldados rusos y americanos.

Como el blog versa sobre si Cuba debería integrarse en España como comunidad Autónoma y para evitar el riesgo de que alguien me pudiera decir que de Cuba sólo pueden o deben opinar los Cubanos yo voy a decir un par de cosas sobre mi tierra, España.

Siento disentir de tu opinión de que incorporarse a España sea salir de Guatemala y meterse en guatepeor, de los muchos cubanos que conozco y que viven en España ninguno opina que vivir aquí sea malo más bien al contrario. Obviamente cada uno tiene sus circunstancias persónales, pero extrapolar las circunstancias personales de cada uno para definir a una Nación es equivocado y demagógico.

España es una Nación moderna y desarrollada (la octava economía del mundo) e integrada en múltiples organismos Internacionales, como sabes es también miembro de la Unión Europea. La sociedad española es una sociedad libre, madura y estable. Las circunstancias económicas, como en el resto del mundo, son variables y si ahora estamos en periodo de crisis lo estamos bastante menos que otras naciones que presumen de poderío económico, en España aún no ha quebrado ningún banco, en USA sí. La democracia en España y a pesar de las dificultades está fuertemente consolidada y ahora si un militar quiere cambiar al gobierno lo que hace es que en las siguientes elecciones vota a otro.

¿Qué España tiene problemas?, claro que sí, ¿me puedes decir una Nación que no los tenga?, por cada ejemplo de un problema Español te diré otro país donde también lo tengan, y no necesariamente un país subdesarrollado sino de algún miembro de la Unión Europea
.
En definitiva y por no alargarme más, ojalá que pronto podáis disfrutar de libertad en Cuba, y si de manera democrática pensáis que vuestro futuro es junto a España, por mi parte seréis muy bien recibidos.

Por cierto no soy Cubano pero me salen muy bien los mojitos

Elogio de Cuba Española. Por Ignacio T. Granados




(Los dos personajes mas queridos de Cuba, “el gallego” y “el negrito”) (Esto lo agrego yo, J.R.M.)



Una de las experiencias más intensas y ricas de mi generación, fue sin dudas la de la década de los ‘80; cuando la perestroika soviética vino a decirnos que nada era como creíamos que era, y que el mundo seguía impertérrito ante nuestra equivocación. Dentro de esas cosas que creíamos, estaba la enorme teología del nacionalismo revolucionario cubano; que desconocía la procedencia dominicana de dos de nuestros íconos libertarios, Hatuey protomártir y el Generalísimo Máximo Gómez; quien de hecho pudo aspirar cómodamente a la presidencia de la república, aunque no lo hizo, y quién sabe si inspirado por la sabiduría divina. No obstante eso, y hechos flagrantes como el matiz de nuestras enseñas patrias —la de Carlos Manuel de Céspedes se inspiraba en la de Texas, uno de los estados esclavistas de cuando la Secesión; y la de Narciso López, pues ya sabemos—, hemos sostenido un nacionalismo burlesco. Nadie ha podido explicar que ese nacionalismo fuera tan expansivo que programara para después una "liberación" de Puerto Rico; tampoco que todavía con la sangre del 1959 fresca, Cuba intentara invadir a Santo domingo —¿venganza histórica, por aquello de Hatuey y el Máximo?—, ni que terminaríamos sacrificando cubanos en África



Sin embargo, envejecer tiene sus ventajas, porque ya uno empieza a liberarse de dogmas; porque los dogmas no son sólo religiosos, o las ideas políticas suelen manipularse como las doctrinas religiosas. Así que a la experiencia de la perestroika debemos libertades como la de no extrañarnos con una propuesta como la de Cuba española; de hecho, podemos darnos el lujo de sopesar hasta el anexionismo tradicional a los Estados Unidos y a Inglaterra. Si fuéramos pragmáticos, es decir, más sabios, podríamos plantearnos hasta una filiación con Finlandia o Chile; países modélicos en eso de la economía funcional y el desarrollo sostenido, virtudes que tanto nos hacen falta. Más allá de eso incluso, José Ramón Morales tiene la virtud de trasladar a la internet lo mejor de la cultura política norteamericana; donde todas las tendencias padecen de suprematismo, y tratan de deslegitimarse unas a otras; pero donde la Constitución las defiende a todas para que cada quien pueda escoger la que más le convenza, y nadie puede ofender a nadie sin encarar penas por esa "falta a los modales".Después de todo, nada que se postule fuera de la individualidad plena de cada uno puede ser confiable; y de hecho, si vas a pagar las culpas, lo menos que puedes es ser también el culpable. Además de eso, José Ramón tiene a bien decirlo en minúsculas, con un blogsito ahí; es decir, sin las pretensiones de creerse un medio alternativo con la falsa solemnidad de las cosas espurias; y debe ser por eso que puede darse el lujo de la sencillez, la cortesía y la amabilidad, que de tan escasas uno agradece cada vez más.

Nota: El título de este post iba a ser Elogio del blogsito ahí, pero corría el peligro de caer en el auto bombo; así que decidimos estrechar el marco y hacerlo sobre un blogsito ahí específico, y ninguno como Cuba Española

Negros. Un blog de El Manierista.

El comentario de César Romero.


Querido José Ramón, estoy de acuerdo con la relevancia del tratado Adams-Onis, pero ahora quiero comentarte algo importante que demuestra el valor dado por España: «El que sea dueño de la Isla de Cuba tiene la llave del Nuevo Mundo» dicho por: Felipe II de España en 1562.

Creo que sobran las palabras y este comentario del poderoso monarca Felipe II, deja claro el valor que ha atribuido España a la isla desde el inicio, me ha extrañado que no lo hallas comentado tú antes.

Bien podemos sacar la siguiente conjetura moderna para la reunificación:"Cuba es la llave del nuevo mundo (América) y España es la llave del antiguo continente (Europa)," sostenidos por el importante y estratégico eje que se daría Península-Canarias-Cuba.

Pongase a pensar la importancia de tener Canarias situadas, ahí en un punto estratégico que media la península con la isla cubana añadiendo un valor para el acercamiento entre península e isla.

La reunificación parece un hecho preparado por la historia y el destino de ambos países que se fundirán en uno solo; Cuba: por si sola cuenta con una posición estratégica situada justo en el centro de las Américas, configurando un importante eje EE.UU. (Florida)-México (Yucatán)-Venezuela y Sudamérica. España: Por si sola tiene un claro eje a la cabeza Europea del Atlántico, controlando el importantísimo estrecho de Gibraltar, que da paso al mediterráneo y es controlado por Las ciudades españolas de Algeciras y Ceuta, apoyada por Melilla; este simple echo ya da control a la cuenca mediterránea pudiendo desterrar a Italia, Grecia y muchos otros países, incomunicándoles con el Atlántico y ese les seria fatal para las conexiones con EEUU.

Como ves importantes independientes, pero si se unen entra en juego Canarias, quien las une aumentando la estrategia para contactar ambas partes.

La unión como CA, no supondría nada negativo para ninguna de las partes, de echo, TODO son VENTAJAS, Cuba crecería a un ritmo imparable y España daría salida a los parados que tendrías oportunidad de ir a reconstruir la isla. Cuba contaría con la posición estratégica, económica y política que le aportaría España, mientras que España contaría con la posición estratégica de Cuba y los intercambios de los productos solo producidos en la península con los solo producidos en Cuba y en Canarias, nos fortalecería al mismo tiempo convirtiéndonos en un país mas autosuficiente, sin tanta dependencia del exterior como tendrían independientemente, esto y muchas otras ventajas que tu ya has expuesto anteriormente, teniendo en cuenta que no hay ninguna DESVENTAJA por ninguna de las partes, añadiéndolo una tacita de romanticismo (pensando que es una parte de España que nos forzaron a dejar) dan como resultado la reunificación.

Lo cierto es que no puedo entender como puede haber gente, tanto española como cubana que pueda rechazar esta unión, creo que nadie en su sano juicio podría estar en contra.

Mi nombre es César Romero, vivo en Valladolid (Castilla y León, España) tengo 31 años y soy Economista e Historiador.

Un saludo.

Buscar este blog

Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.