Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Intentos españoles de reconquista de México desde Cuba Española



Batalla de Pueblo Viejo 1821-1829
Lugar: México-Cuba (España)
Resultado: Victoria Mexicana: España reconoce la Independencia de México en 1836

Los Intentos de Reconquista española en México son episodios de guerra en México que correspondieron a enfrentamientos entre la recién nacida nación mexicana y España comprendidos en dos periodos importantes principalmente como lo son los intentos de 1821 a 1825, la defensa de las aguas territoriales y el Plan de expansión a Cuba entre 1826 y 1828 y la expedición de 1829 del Gral. Isidro Barradas en suelo mexicano, hechos que si bien, no significaron una reconquista del país, si hirieron la economía y erario y que con motivo de la última campaña española lograron la Consolidación de la Independencia Nacional en 1825.
La agitada política mexicana al momento de su independencia consumía las acciones del Estado que se concentraba en resolver las pugnas políticas internas; los problemas económicos y el desgaste de controlar las rebeliones que surgían en el país, desviaban la atención de la amenaza que representaba España desde Cuba. Éstos enfrentamientos corresponden en buena parte a la Historia de la Armada de México, pues estos tuvieron como escenario las costas mexicanas.

Antecedentes


Los días de país independiente de México, comenzaron el día 27 de septiembre de 1821, día en que se consuma la Independencia de México. Sin embargo esto no exentaba de los peligros recién adquiridos con ello y las amenazas de reconquista que seguían latentes. A lo largo del siglo XIX, existieron diversos amagos extranjeros que pusieron en peligro la seguridad nacional y expusieron las debilidades de poder naval con las que México contaba. Es entonces, que el primer ministro del despacho de guerra y marina, Antonio de Medina Miranda, temiendo algún acto de reconquista preparaba las primeras indicaciones y planes para tomar el Castillo de San Juan de Ulúa, que después de la entrada del Ejército Trigarante, era el último bastión en poder del gobierno español. El Gral. José García Dávila, gobernador de la corona española en Veracruz, se había comprometido con el Gral. Santa Anna a entregar el puerto en manos de los mexicanos, sin embargo la noche anterior al día acordado, el 26 de octubre de 1821, se desplazo hacia el castillo de San Juan de Ulúa con 200 soldados de infantería, toda la artillería y municiones del puerto, así como más de 90 mil pesos del gobierno español, hecho que al parecer no causo mucho eco al principio en la política mexicana, sin embargo al poco tiempo la escasa fuerza con la que se había atrincherado el Gral. Dávila se incrementó a 2,000 soldados que España envió deCuba, para desde ahí, buscar la reconquista de México. El gobierno mexicano opto por designar al Coronel Manuel Rincón como gobernador.

Negociaciones por San Juan de Ulúa


Oficial dragón mexicano de 1826.
Este hecho causo mucha preocupación por parte del emperador Agustín de Iturbide pues no se contaba con navíos para atacar la fortaleza ni con artillería gruesa para atacar por tierra, por lo que opto por las negociaciones con los españoles, que aunque no se logró llegar a ningún acuerdo, si se vivieron tiempos de paz entre las dos facciones.

[editar]Santa Anna en la gubernatura

La llegada del entonces Gral. brigadier Santa Anna al gobierno de la ciudad el 10 de septiembre de 1822, marca otro episodio de las negociaciones entre las autoridades mexicanas de Veracruz y las españolas de San Juan de Ulúa, en las que estas se vuelven críticas, y más aún cuando el gobierno español releva de su cargo al Gral. Dávila para colocar en su lugar al Gral. brigadier Francisco Lemaur.1 Lemaur, comenzó a dictar leyes en la fortaleza, lo que iba en contra de la soberanía mexicana, y convirtió en un lugar seguro para la vendimia de comerciantes extranjeros, además, Lemaur consideraba todos los puntos que estuviesen anexos a la fortaleza deberían considerarse en poder españoles, como lo eran Sacrificios y el fondeadero. Las platicas se agravaron tanto que el 25 de septiembre de 1823, los españoles bombardearon el puerto de Veracruz, originando el desplazo de más de 6,000 civiles que abandonaron el puerto.2

[editar]Bloqueo del Puerto y Toma de la fortaleza

Artículo principal: Toma de San Juan de Ulúa (1825)
Después del bombardeo del puerto por los españoles, el gobierno mexicano decidió poner fin a los intentos de reconquista español, a pesar de en ese entonces no contar con una marina de guerra adecuada para cumplir el objetivo, expidiendo el 8 de octubre de 1823 el decreto del bloqueo de San Juan de Ulúa.3 Para cumplir el objetivo, el entonces Secretario de Guerra y Marina, José Joaquín de Herrera, se presentó ante el Primer Congreso de México expresando lo urgente que era para la nación la adquisición de todo tipo de embarcaciones de guerra para bloquear y atacar a los españoles que se encontraban en la fortaleza y que recibían refuerzos y víveres desde Cuba. Con ello se compró una escuadra que se puso al mando del Cap. Pedro Sainz de Baranda logrando la rendición de la plaza el 23 de noviembre de 1825.4

Protección mexicana de los mares y ambiciones sobre Cuba

Artículo principal: Batalla de Mariel
Con la victoria sobre el último bastión español en México, el gobierno mexicano llegó a la conclusión de que España al no reconocer los Tratados de Córdoba buscaría de alguna forma recuperar México utilizando a Cuba como su plataforma. Lucas Alamán, quién era el entonces Ministro de Relaciones Exteriores en México, evaluó la amenaza que representaba Cuba para México, por lo que escribía: Cuba sin México está destinada al yugo imperialista, México sin Cuba es un prisionero del Golfo de México. Desde 1824Lucas Alamán se hacía a la idea de que México debía apoderarse de Cuba, creyendo que con las fuerzas mexicanas y el apoyo ofrecido por algunas potencias como Francia e Inglaterra se lograría aquel plan. Sin embargo Estados Unidos quería apoderarse de la misma, y sabedor de las ambiciones europeas se empeñaba en la retención del gobierno español. A raíz de estas ambiciones de poseer la isla de Cuba y evitar la reconquista española, se dio la contratación del Comodoro David Porter. Porter se hizo al mando de las líneas mexicanas para atacar las líneas de comunicación marítima de España en la isla de Cuba, tratando de proteger los mares mexicanos así como apoderarse de la isla o promover un movimiento de independencia que hostigara a España. Con ello empiezan las patrullas de la escuadra mexicana en aguas españolas y es así como el 10 de febrero de 1828 se libra la Batalla de Mariel, en donde muere el Capitán de fragata David Henry Porter, sobrino del comodoro, que después argumentando atentados sobre su contra regresaría a Estados Unidos.5

[editar]El intento de 1829

Artículo principal: Batalla de Pueblo Viejo
Un año después de la Batalla de Mariel, se dio un nuevo intento de reconquista por parte de España, desde Cuba, como lo habían pensado antes las autoridades mexicanas. Se designó al Gral. Isidro Barradas, quien salió de puerto con 3,586 soldados con el nombre de "División de Vanguardia" y el 5 de julio se dirigió a México. La flota con la que viajaba estaba conformada por un buque insignia, llamado El Soberano, 2 fragatas, 2 cañoneros así como 15 buques de transporte, todas ellas comandadas por el Almirante Laborde. Los exiliados españoles que querían regresar al país a raíz de la Ley General de Expulsión, habían convencido al Gral. Isidro Barradas que los mexicanos querían volver al dominio de la corona española. Desde la Isla de Lobos, en Veracruz, prepararon el mejor lugar para su desembarco. El 26 de julio de 1829 la flota arribó en Cabo Rojo, cerca de Tampico y desde ahí comenzaron sus operaciones el día 27 intentando desembarcar 750 soldados y 25 botes, sin embargo la marea no les permitió desembarcar a tierra. El desembarco comenzó a las 2 de esa tarde, en el lugar que les habían dicho unos huastecos. Los expedicionarios comenzaron su avance hacia Tampico mientras los barcos eran anclados en el Río Pánuco. La Batalla de Pueblo Viejo, que se desarrolló entre los días 10 y 11 de septiembre de 1829 marco el final de los intentos de reconquista españoles en México. El Gral. Isidro Barradasfirmo la capitulación de Pueblo Viejo donde se encontraban los generales Antonio López de Santa AnnaManuel Mier y Terán y Felipe de la Garza.6


Referencias

  1.  Sims, Harold, Op.cit. p.26
  2.  González Pedrero, Enrique, Op.cit. p.223-236
  3.  Ortiz Escamilla, Juan. Entre dos amores: México y España. El puerto de Veracruz, 1821-1825. México: Universidad Veracruzana. Consultado el 6 de noviembre de 2010.
  4.  INAH Op.cit. p.6
  5.  Ruiz Gordejuela Urquijo, Jesús Op.cit. p.153-156
  6.  Ruiz Gordejuela Urquijo, Jesús Op.cit. p.156-160


Bibliografía

  • GONZÁLEZ PEDRERO, Enrique (1993) País de un solo hombre: el México de Santa Anna México, ed.Fondo de Cultura Económica, ISBN 978-968-163-962-4 URL consultado el 27 de septiembre de 2009
  • Instituto Nacional de Antropología e Historia, Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Asociación de amigos del Museo Nacional de las Intervenciones, Museo Nacional de las Intervenciones (2007) Las intervenciones extranjeras en México 1825-1916, Cuernavaca, ed. Servicios Gráficos de Morelos, ISBN 9-789-6803-0283-3
  • RUIZ GORDEJUELA URQUIJO, Jesús (2006) La expulsión de los españoles de México y su destino incierto, 1821-1836 Sevilla, ed.Universidad de Sevilla ISBN 978-840-008-467-7 URL consultado el 27 de septiembre de 2009
  • SIMS, Harold (1984) La reconquista de México: la historia de los atentados españoles, 1821-1830, México, ed. Fondo de Cultura Económica, URL consultado el 27 de septiembre de 200

(Una colaboración de Michael)

Buscar este blog

Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.