Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

sábado, 14 de mayo de 2011

Medito en noche de desvelo. Por José Ramón Morales


( Foto de Internet ) 

 Una vez más me desvelo, y no encuentro otra cosa que después de pasar más de una hora dando vueltas en mi cama, levantarme, ir frente al ordenador y ponerme a escribir. Como siempre, la remodelación de mi pueblo acapara todo mi desvelo. Lo curioso es que nunca me veo como capitalista montando negocios para lucrar, siempre creando negocios que sirven para general empleos y son compañías que funcionan en la remodelación del pueblo, veo que invierto mi dinero pero no me importa multiplicarlo para mí, es todo para el pueblo, para el bienestar de las familias, la reconstrucción de sus casas, edificios, el embellecimiento de parques, la reconstrucción de aceras, calles, crear monumentos, no a personas, sinó a la estética, a la elegancia, que sirvan para embellecer el pueblo, fuentes con leones, etc. En mi mente lo convierto en un pueblo blanco ecológico, con cenefas de colores, macetas colgando en las paredes con geranios, violetas, maceteros grandes con bugambilias de colores, en fin, todo mi esfuerzo en mi pueblo, hasta el cementerio lleva su gran dosis de remodelación y mantenimiento. Esa es mi ambición, mis aspiraciones, que Dios me de salud y energías suficientes para hacer mi sueño realidad. Ver mi pueblo progresar y ser ejemplo a seguir, que todos los caimitenses se sientan orgullosos de él y quieran vivir allí.

 Sé que nado a contra corriente, siempre ha sido así y creo que es como mejor funciono. No tengo ningún poder extra, pero sí quizás el defecto o la virtud de ver cosas y encaminar el futuro de acuerdo a mis visiones. Claro que puedo estar equivocado en todo, pero mis intenciones son nobles, pues no lo hago pensando en mí, sino en mi pueblo, en la mayoría de las personas sin importarme si piensan como yo o si todo lo contrario. Quiero el bienestar de todos. ¡Que cosa!, y no soy religioso, nací y me bautizaron católico, pero no puedo ser hipócrita, ninguna religión me gusta, para mí todas manipulan, ah pero no me mal interpreten, creo en Dios por encima de todo. Lo primero que hago al despertarme, es meditar unos minutos en mi cama dándole gracias por todo. Repaso como una película en mi mente, todas las cosas positivas que ocurren en mi vida cotidiana y son muchísimas. Soy un privilegiado, siempre lo he dicho. No paso desapercibido, no hay términos medios. Para muchos soy un gran ser humano, una buena persona y para otros soy un traidor, un mal nacido, un muerto en vida, un adefesio. Solo yo sé quien verdaderamente soy y me considero una buena persona, que se preocupa muchísimo por sus semejantes en conjunto, también por la naturaleza y los animales. Pero no sé por que estoy hablando de mí, cuando tengo cosas más importantes que decir.

 Bueno, como muchos saben porque siguen mis comentarios, recibo muchos ataques personales, tanto desde dentro de Cuba por voces oficialistas del Gobierno cubano, como de personas del Exilio, que Amén al bienestar de sus compatriotas, ponen el "patriotismo" (de la forma que ellos lo interpretan) por encima. Para mí lo más importante es el desarrollo, el bienestar, la democracia, o sea, que mi pueblo pueda gozar de todos esos derechos que le son negados. Soy seguidor de ese grupo de cubanos autonomistas que fueron olvidados por los historiadores y que eran un número importante de la población cubana y que trataron de minimizar. Desde nuestro punto de vista, los mambises hicieron mucho daño a Cuba, destruyeron su economía, mientras se aprobaba presupuesto para continuar tramos de líneas de ferrocarriles que ayudaría a muchas familias cubanas, ellos estaban destruyéndolas con la Tea Incendiaria. No hay dudas que los revolucionarios de hoy, son los seguidores de aquellos mambises, pues han destruido toda la economía próspera de Cuba. Muchos de los que me critican en la Diáspora, ya son ciudadanos norteamericanos o de otros países, como yó, o sea, que ya legalmente juramos lealtad a otro país, por lo que no somos cubanos cien por cien, o al menos en juramento con la mano al corazón, lo que quiere decir que si EEUU decidiera algún día atacar Cuba, tendríamos que apoyarla. (No creo que esto ocurra). Y me critican, me dicen traidor y vende patria por seguir las ideas de aquel grupo de cubanos que quería mucho a su isla y se sentían españoles, pero pensaban que el negocio con EEUU era bueno para Cuba y por ende para toda España y recibían trabas por parte del Gobierno de Madrid, por lo que querían la Autonomía y la lograron, pero todos sabemos que EEUU dijo que no lo iba a permitir, entonces nos invadió y separó de España.

 Sólo pido que reflexionen, el futuro de Cuba no puede estar condicionado a las ideas de ningún patricio del Siglo XIX, pues estamos en el XXI y la realidad es muy distinta. Las Repúblicas Latinoamericanas no han resuelto nada. Países ricos como Venezuela no han llegado al Primer Mundo por los malos gobernantes. El pueblo venezolano no se merece eso, es un pueblo noble atrapado por un Gobierno populista, que despilfarra las riquezas del país. Cuba no debe seguir sola, a merced de la protección de cualquier país que le de ayuda. Debemos regresar a ser España, al lugar desde donde nunca debimos partir y que fuimos separados a la fuerza. Podemos tener gran comercio con EEUU, con compañías de toda España, de Europa y de donde sea, siempre y cuando nos respeten y respeten el medio ambiente. El futuro es una Cuba Española y con la Unión Europea. Si nos unimos a la pobreza, eso genera más pobreza, pero si nos unimos a la riqueza, por supuesto que atraemos riquezas. ¡Siempre con respeto!

 Nunca tuvimos una oportunidad como ahora cuando venga la transición en Cuba, de plantearnos la reunificación con España, todo de forma democrática. Cuando comenzamos la "República en 1902" seguíamos bajo las órdenes de EEUU con la Enmineda Platt, ya en 1934 cuando se derogó, había muchos problemas en España, después vino una Guerra Civil, una Dictadura por casi 40 años, nosotros con otra, etc. en fín, que no era el momento de plantear la reunificación. España gracias a Dios pudo construir una democracia sólida y nosotros estamos presenciando el final de una dictadura de mas de 52 años y creo que es el momento de estudiar bien todos los pro y los contra y ponerlos en una balanza, yo cada vez que lo hago, la reunificación siempre es más fuerte. Repito, meditemos sin condicionarnos a las ideas de los patriotas del Siglo XIX, sólo pensando en lo mejor para nuestro pueblo y su futuro.

Buscar este blog

Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.