Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

martes, 8 de septiembre de 2009

1950: Mejoran las relaciones entre España (Franco) y Cuba (Batista) (II)

(Continuación)

El ministro cubano aprovechó su presencia en el último pleno de la citada Conferencia, para condenar el comunismo internacional juntamente con Norteamérica, y dio lectura a un comunicado expresando el pesar del presidente Batista y de su Gobierno por el atentado realizado el lunes pasado en la cámara de Representantes en Washington[9].
Continúan siendo excesivamente parcas las noticias sobre Cuba, no obstante, aparecen gacetillas curiosas que cubren aquella parquedad. Noticias de carácter cultural, científico o de otro orden, nunca de tipo político, sospechándose sea estrategia dictada por las autoridades de prensa franquista a los editores de los periódicos canarios, y por ende a Efe. Aparecen noticias breves cómo la aparecida el día tres de abril, referida al día dos en La Habana en la que se informa sobre experimentos llevados a cabo en Cuba, con veneno de cobra, para combatir la parálisis infantil, según ha manifestado el ministro de Sanidad. La nueva medicina se basa en la neurotoxina (sic), que se extrae del citado veneno. El doctor Murria Sanders de la Universidad de Miami, uno de sus descubridores, ha venido realizando estudios con la participación del Instituto Finlay de Cuba, durante los dos últimos años, con aparente éxito[10].

El mismo rotativo alude, con inusitada frecuencia, a la escritora cubana afincada en Tenerife, esposa del periodista español Álvaro de Cañas, Dulce María Loynaz de relevante familia militar cubana que luchó en las guerras contra España, así como a otros aspectos relevantes de nuestra América hispana[11].
Hechos similares tienen lugar en La Habana con las periódicas visitas del buque escuela de la Marina Española Juan Sebastián El Cano, con asistencia del embajador Sr. Lojendio y autoridades de la Marina cubana. El 29 de abril de 1954, El Día recoge una noticia de la Agencia Cifra, fechada en La Habana el día anterior. En la misma se informa del viaje que el Ministro del Aire español, González Gallarza, acompañado de otros altos cargos de su departamento, a la capital norteamericana, pero haciendo escala, previamente, en la Habana, donde permanecerán el viernes, para desplazarse al día siguiente a Norteamérica[12].

El mismo rotativo, días después recibe crónica desde La Habana remitida por el corresponsal de la agencia Fiel, Mario Benítez[13]. La noticia de que el gobierno inglés se propone realizar experimentos de guerra bacteriana en gran escala en el próximo archipiélago de Las Bahamas como “parte de un programa para proteger la paz” ha producido una gran alarma en Cuba. El gobierno británico no ha dicho donde van a tener lugar exactamente los experimentos, pero es difícil prever sus consecuencias. Los cubanos no están de acuerdo con los mismos y apremian a Inglaterra para que elija otro lugar de experimentación en sus extensas posesiones coloniales en todo el mundo. Aunque se da por descontado que los hombres de ciencia ingleses tomarán todo género de precauciones y no desean afectar a ninguno de los habitantes del Caribe, siempre queda un margen de inseguridad, al tratar elementos cuyos totales efectos se ignoran. Por todo ello, el Gobierno cubano ha llevado a cabo “representaciones diplomáticas amistosas” acerca de la Gran Bretaña sobre dichas pruebas, expresando la preocupación del país. Parece ser que Inglaterra no ha hecho gran caso de las protestas diplomáticas y el barco-laboratorio, Ben Lomold, ya ha salido con destino a Las Bahamas con 64 hombres de ciencia encargados de estudiar los experimentos bacteriológicos con microbios.
Ello no impide que el presidente Batista inaugure, por aquellos días, la Segunda Bienal Hispanoamericana de Arte, en el curso de una brillante ceremonia en el Palacio cubano de las Bellas Artes. Al acto ante un nutrido grupo de representantes artísticos de diferentes países, asistieron la esposa del presidente cubano, Gobierno en pleno, Cuerpo Diplomático, donde ocupaba destacado lugar el embajador español Sr. Lojendio y otras destacadas personalidades.[14]

Durante la celebración de los actos el embajador de España Juan Pablo de Lojendio e Irure, marqués de Vellisca, acompañado del director del Instituto de Cultura Hispana, Sánchez Bella. Aquel, en unas declaraciones públicas dijo que la España actual cree que para el arte no debe haber fronteras y acude con obras artísticas allí donde le invitan, por que es la mejor política que puede hacerse entre los diversos países. España expone en La Habana, en estos momentos, setecientas obras de artistas actuales, teniendo otras en la Bienal de Sao Paulo y de Caracas[15].

(Continuará)

Extracto de tesis Doctoral, publicada por Servicio de Publicaciones de la Universidad de La Laguna, Canarias-España
Miguel Leal
Ed. Periodismo Histórico S.L. u
Email: Periodismo_Histómailto:Periodismo_Histórico@ono.com

[9] Ibídem, 7, p.1 a 3 columnas, y continúa en el día 9, p.1
[10] Ibídem, 3 de abril de 1954, p.6
[11] Ibídem, 4, p.6
[12] Ibídem, 29, p.1
[13] Ibídem, 18 de mayo, p.6 y 5
[14] Ibídem, 19 de mayo, p.5
[15] Ibídem, 20, p.1

1950: Mejoran las relaciones entre España (Franco) y Cuba (Batista) (I)


PERIODISMO HISTÓRICO

Las relaciones con España siguen siendo buenas, a pesar de las reservas originadas por el golpe de Estado propiciado por Batista, como así lo corrobora la magnífica acogida dispensada, en el aeropuerto Rancho Boyeros, a los grupos folklóricos de Coros y Danzas de España, según se expresa. El embajador en Cuba, Sr. Lojendio, marqués de Irure, personado con otros representantes de la embajada española presentes, y acompañado por las autoridades cubanas a las que se sumaba un inmenso gentío compuesto por españoles residentes en Cuba o sus descendientes, todos ellos miembros de la numerosa colonia española en la isla. A ello alude también nuestro periódico de Tenerife, La Prensa, ampliamente citado y llamado ahora por acuerdo político de su dirección con el régimen imperante en España: periódico El Día[1].

La prensa cubana, ante el rotundo éxito de las sucesivas actuaciones de los grupos, durante los siguientes días, ha dispensado un amplísimo eco de los eventos culturales, publicando numerosas y extensas artículos e informaciones. Los periódicos, en especial habaneros, al tributar los mayores elogios a la actuación de Coros y Danzas, subrayan que estas actuaciones están patrocinadas por la esposa del presidente cubano, señora de Batista; por la esposa del embajador español y las de todos los presidentes de los centros regionales españoles. En especial trato, El Diario de La Marina y Mañana, rellenan muchas de sus páginas aludiendo a estos eventos folklóricos y culturales.[2]

Consecuencia de las buenas relaciones hispano-cubanas, la prensa se hace eco del inminente intercambio de estudiantes españoles y cubanos, concertado por el director general de Enseñanza Laboral, Carlos Rodríguez Valcárcel, con sus homónimos de Cuba. El Sr. Rodríguez Valcárcel ha realizado gestiones en torno a dicho intercambio y ha logrado que la Marina cubana envíe a España un grupo de operadores para que se especialicen en construcciones navales, posiblemente en la Institución Sindical Virgen del Carmen de Puerto Real en Cádiz. De las conclusiones del V Congreso interamericano de Educación Católica[3], en amplia descripción de Pilar Primo de Rivera en torno a este viaje a Hispanoamérica, se destacan aquellas que se refieren a la necesidad de que los profesores de centros religiosos se hallen debidamente atendidos para “desempeñar” sus funciones[4].

Fruto de estas magníficas relaciones entre España y Cuba, es el acuerdo para intercambio de estudiantes cubanos y españoles[5].
E igualmente el periódico de aludido El Día recoge un artículo publicado por El Mundo de La Habana acerca del problema de Gibraltar y España. Dicho rotativo cubano afirma que “se trata de una herida que La Gran Bretaña abrió en el costado español con todas las agravantes de premeditación, nocturnidad y alevosía”, considerando la ocupación de la roca por los ingleses de felonía. El artículo termina diciendo que las armas modernas han convertido en un mito la “inexpugnabilidad de Gibraltar” y que es probable que los ingleses se resignen a abandonarla mediante negociaciones. El rotativo también alude al nuevo edificio para sede de la embajada española en la isla antillana[6].
La buena política de aparente éxito gubernamental que tiene lugar en la Cuba de Batista se plasma en acuerdos comerciales, no sólo con España, sino con su vecino del norte, tradicional cliente cubano. Según crónica de la Agencia de noticias española Fiel, fechada en La Habana 2 de febrero, firmada por Mario Benítez, se lee que: “ los Estados Unidos han decidido invertir cuarenta y tres millones de dólares en las minas de níquel cubanas, previa la investigación científica necesaria. El embajador de los Estados Unidos en Cuba, Arthur Garner, ha dicho que esa suma contribuirá de manera importante a la “defensa común”, pues “El mundo libre (sic) tendrá a su disposición un mayor abastecimiento de este material estratégico fundamental”. Cuba, por su parte, resultará favorecida al contar con “más empleos y más prosperidad”. En la región oriental de Moa existen enormes yacimientos de níquel que interesan al gobierno de Washington para su programa de defensa. Serán explotados en conjunto con técnicos cubanos dependientes del gobierno de Batista quien espera consolidar, aun más, la economía cubana y su diversificación, abriendo nuevos horizontes al país. Continúa la citada crónica indicando que: “la oficina de Movilización para la Defensa de los Estados Unidos se halla en negociaciones con la Compañía nacional “Freeport Sulpfur”, con sede en Nueva York, para la construcción de una planta de experimentación de cincuenta toneladas diarias de capacidad, en territorio norteamericano, que refinará el mineral traído de Sierra Moa, muy rica en níquel y cobalto”.
Asimismo, los yacimientos de hierro en Cuba parecer ser también muy abundantes, hasta el punto que se oye decir que el subsuelo cubano es una plataforma férrica. En la región de las Villas a veinte kilómetros de Cienfuegos, se encuentran los principales yacimientos de magnetita. El hierro que se extrae de las minas cubanas es exportado en bruto, importándose posteriormente el material ya elaborado[7].
Es igualmente destacable el protagonismo cubano a escala hispano-universal, y así lo expresa en la Conferencia Interamericana que se celebra en Caracas, durante el mes de marzo del año 1954, y donde participa Cuba. La “Carta Cultural de América” será uno de los documentos más importantes que saldrán de la Conferencia en la que Cuba ha dedicado especial atención a esta parte de las deliberaciones. Pretende someter varios proyectos de resolución, según ha manifestado en ministro de Asuntos Exteriores cubano, Miguel Campa, y traducirán la preocupación de Cuba por este importante aspecto de las relaciones interamericanas. Entre los proyectos de resolución presentados por Cuba figuran:

1) Una historia general de América, investigada por una comisión de historiadores escrupulosamente seleccionados para que pueda redactar dicha obra en los cuatro idiomas oficiales del continente y que constituya un “tratado magistral de consulta”.

2) Creación del Instituto Internacional Americano de Investigaciones, con especificidad en cátedras de especialidades y centros de investigaciones sobre disciplinas científicas (históricas, sociales, literarias y filosóficas). El instituto se instalará en una ciudad lo más equidistante posible de los países americanos.

3) Instituto de Difusión Cultural Pan americano. El proyecto persigue la posibilidad de utilizar para la difusión de los valores americanos en todos sus aspectos (histórico, geográfico, artístico, industrial etc, el teatro, la radio y la televisión. Propugna la preferencia para las obras americanas en las representaciones teatrales que se traduzcan a los cuatro idiomas del continente, que organicen jiras artísticas en sendas compañías para cada idioma.

4) Consolidación de los organismos culturales internacionales. Este proyecto cubano sugiere que el Consejo Interamericano cultural estudie la mayor manera de consolidar todos los organismos culturales ahora existentes en América y creados a través de los años por resolución de otras Conferencias interamericanas o asambleas a las que han concurrido países del hemisferio occidental.

5) Una recopilación de libros americanos y aquellas obras más destacadas de la cultura occidental traducidas a los cuatro idiomas hablados en el continente: ingles, español, francés y holandés[8].

(Continuará)

Extracto de tesis Doctoral, publicada por Servicio de Publicaciones de la Universidad de La Laguna, Canarias-España
Miguel Leal
Ed. Periodismo Histórico S.L. u
Email: Periodismo_Histórico@ono.com
[1] El Día, 2 de enero 1954, p.1
[2] Ibídem, 19 enero 1954, p.1 y 4
[3] Ibídem, 3, p.1 y 7
[4] Ibídem, 21, p.1
[5] Ibídem, p.5
[6] Ibídem, 29 enero, p.5
[7] Ibídem, 3 de febrero de 1954, p. 4 a dos columnas.
[8] Ibídem, 5 de marzo de 1954, p. 1 y 5

Puntos de vista encontrados sobre un momento crítico

Por Dr. Octavio Dilewis Ibarra-Tamayo

Mi opinión respetuosa en este intercambio es que todos los hechos históricos deben ser interpretados y calificados en el contexto, en las circunstancias históricas en que se producen.

La acción de nuestro compatriota el generalísimo Máximo Gómez es una de guerra en donde por lo general imperan los excesos. Ahora bien, la guerra se desencadena por la actitud arrogante y discriminatoria de las autoridades españolas de la época, quienes considerando la puesta en práctica incluso de un pensamiento liberal para la península no creían a los cubanos merecedores del mismo trato. Las concesiones autonómicas para ilustrarlas mejor eran el equivalente de como se trataba al negro en el norte con respecto al sur luego de la guerra civil en Estados Unidos. Los peninsulares, según los liberales (de modelo británico, Cánovas era conservador), tenían derechos equivalentes a los de los franceses, ingleses, etc, ahora bien, los cubanos, no debían ser tratados como a los negros del sur, solo discriminarlos al nivel que se hacia contra los negros del norte.

Obsérvese el pensamiento nada menos que del constitucionalista de estilo británico Antonio Cánovas del Castillo, Primer Ministro de España (más o menos equivalente a lo que es hoy Zapatero) entre 1876 y 1897 (la guerra de independencia cubana estalla a principios de 1895), para que se pueda llegar a una evaluación informada del contexto en que una lumbrera que solo nace una vez cada mil años como nuestro Apóstol José Martí se decidiera por la guerra.

Palabras de Cánovas ( declaraciones al periódico francés Le Journal en 1886) : "creo que la esclavitud era para ellos (los negros de Cuba) mucho mejor que esta libertad que sólo han aprovechado para no hacer nada y formar masas de desocupados. Todos los que conocen a los negros le dirán que en Madagascar, como en el Congo y en Cuba, son perezosos, salvajes, inclinados a obrar mal, y que es preciso manejarlos con autoridad y firmeza para obtener algo de ellos. Estos salvajes no tienen otros dueños que sus instintos, sus apetitos primitivos".

La lectura que recomienda el Sr Acebo en inglés no es otra cosa que la historia oficial, escrita y corregida por los integrantes de la trama.

No solo al Sr. Acebo, he leido a castristas en Cuba restando autenticidad al documento escrito por Enrique Collazo. Desde la distancia del tiempo, no sé por qué, también los castristas, pretenden restarle autenticidad a un documento y un relato descrito por un protagonista de los hechos, de gran prestigio además.

Se ha usado el argumento incluso del rango del remitente, tratando de distorsionar sus funciones para hacerlo aparecer como no teniendo la jerarquía para dar instrucciones. Tratan de desconocer que si al inspector se le había confiado el aseguramiento de la estrategia diseñada por los auténticos detentadores de la llave de los truenos, poner al remitente en la función del policía malo podría haber sido una jugada diversionista para limpiarle las manos a los verdaderos ideólogos.

No sé de dónde saca el Sr. Acebo, que antes, durante, y después del despojo no se cumplieron los lineamientos preestablecidos. Le recomiendo que analice detenidamente todo, incluida la explosión del Maine y el trato a los mambises, de nuevo, y que incluya los documentos recolectados por Enrique Ros sobre el trato infame dado por las autoridades norteamericanas a los expedicionarios de la gesta libertaria de Bahía de Cochinos, entre otros, para que compruebe como el guión racista contra los cubanos de parte de las autoridades norteamericanas siempre estuvo y continúa estando presente.

Mis respetos para ambos, JRM y el Sr. Acebo.


Enrique Collazo Tejada Nacido en Santiago de Cuba el 28 de mayo de 1848, Enrique Collazo fue llevado a España, con apenas nueve años, por su tío. Ingresó como cadete de la Escuela de Artillería de Segovia de la que se graduó en 1866, tras cuatro años de estudios, y recibió el grado de alférez. Dos años después resultó ascendido a teniente.

Al tener contacto con jóvenes compatriotas residentes en España que simpatizaban con la causa independentista, decidió abrazarla, abandonó el ejército español, escapó a Francia y logró embarcarse hacia Nueva York. Casi inmediatamente se alistó como soldado en una expedición que desembarcó el 11 de mayo de 1869 al norte de la región oriental de Cuba.

Al día siguiente, entró en combate y fue herido. Poco tiempo después, ya repuesto, pasó a ser ayudante del general Máximo Gómez, a quién acompañó durante dos años, alcanzando el grado de capitán.

Debido a su precaria salud, se le ordenó salir de Cuba. Regresó procedente de Estados Unidos, y en septiembre de 1875 se reincorpora al Ejército Libertador en Camagüey. En abril de 1877 fue ascendido a comandante.

Un año después, cuando se firmó el Pacto del Zanjón, Enrique Collazo no estuvo de acuerdo con él, pero lo acató disciplinadamente. Partió hacia Jamaica, como acompañante de Máximo Gómez.

El patriota retornó a Cuba en 1887 para consagrarse de nuevo a la causa de la independencia. En contacto con José Martí, Juan Gualberto Gómez y José María Aguirre realizó trabajos conspirativos en La Habana.

Las críticas que Martí hiciera sobre el libro "A pie y descalzo" de Ramón Roa, desataron una fuerte polémica entre el Apóstol y Collazo. La inteligencia y el patriotismo de ambos hicieron posible que se esclarecieran las confusiones y exageraciones expresadas al calor del debate y a la postre, Collazo se convirtió en uno de los hombres de confianza de nuestro Apóstol.

Enrique Collazo publicó en La Habana su primer libro, Desde Yara hasta el Zanjón (1893).

El 29 de enero de 1895, Collazo firmó en Nueva York, junto a José Martí y el general Mayía Rodríguez, la orden de alzamiento que reiniciaba la guerra contra el poder colonial en Cuba. Posteriormente, organizó la expedición que desembarcó el 19 de marzo de 1896 en la Playa de Varadero. En agosto de ese año, fue ascendido al grado de general de brigada y ocupó la jefatura de diferentes unidades del Ejército Libertador.

Durante estos años, y hasta su licenciamiento, Collazo permaneció bajo las órdenes de Calixto García.

Concluida la guerra Collazo retomó la pluma y fue el primer historiador cubano que criticó en sus obras la actitud racista y discriminatoria contra los cubanos por parte de los norteamericanos.

En 1900 publicó el libro Cuba Independiente y, en la misma línea, continuó con Los Americanos en Cuba (1905) y Cuba Intervenida (1910), en el que expuso los antecedentes de la segunda intervención norteamericana. Su libro Cuba Heroica, publicado en 1912, ayudó a reafirmar el patriotismo del pueblo cubano. La Guerra en Cuba fue publicada póstumamente en 1926.Enrique Collazo falleció en La Habana el 13 de Marzo de 1921.

España, ¿un ejemplo para Cuba? (I)

por Enrique Collazo

Entre la comunidad de académicos y especialistas del tema cubano existe consenso sobre la pertinencia del modelo de la transición española con vistas a un pendiente proceso de transición en Cuba. Esto se debe al éxito que tuvo aquella experiencia histórica en la península, sobre todo porque se basó en un pacto entre las elites y se desenvolvió, contra todo pronóstico, en un ambiente de relativa moderación. (Continua aquí)


Publicado por Cuba Inglesa.

Buscar este blog

Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.