Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Cuba, la desilusión de muchas mentiras. Por José Ramón Morales


A medida que voy profundizando más en el estudio de la historia de Cuba, me doy cuenta, cuantas mentiras nos han dicho los historiadores. Se que ésta la escriben los ganadores, pero también sé que al cabo de los años, la verdad tiene que salir a luz publica. Me siento desilusionado, engañado. Veo como han manipulado a mi pueblo con omisiones de pasajes importantes y medias verdades. Como nos han descrito de forma muy bonita hechos salvajes y omitido cosas muy importantes de la historia.

Me siento como cuando tú llevas muchos años con una persona a la cual quieres mucho y un día te enteras que ella lleva otra vida y no es quien en realidad tú pensabas.

Jamás pensé que Narciso López, el “patriota venezolano” que diseñó la bandera y el escudo nacional, era un anexionista que defendía a los esclavistas del sur de EU, y que contrató a mercenarios norteamericanos con la promesa de $1000 y 64 hectáreas de suelo cubano una vez que ganaran, y además que decía, primero independencia y después anexión a EU. De ahí lo que mas me duele es que defendía la esclavitud y hoy en día su bandera es la que adoramos (Que ofensa para los esclavos y descendientes de estos). Su bandera ondeó por primera vez en la Ciuidad de Cárdenas y no lo apoyaron por ir con extrangeros y querer la anexión a EEUU, sin embargo ésta es declarada Ciudad Bandera.

De Carlos Manuel de Céspedes podemos afirmar lo de anexionista en ese escrito que verán abajo, además de que su bandera es la copia de la de Texas.

Apenas dos semanas después del alzamiento del 10 de Octubre de 1868 los insurrectos enviarán una carta al secretario de Estado norteamericano en la que decían como conclusión:

Por eso al acordarnos de que hay en América una nación grande y generosa, a la cual nos ligan importantísimas relaciones de comercio y grandes simpatías por sus sabias instituciones republicanas que nos han de servir de norma para formar las nuestras, no hemos dudado un solo momento en dirigirnos a ella, por conducto de su Ministro de Estado, a fin de que nos preste sus auxilios y nos ayude con su influencia a conquistar nuestra libertad, que no será dudoso ni extraño que después de habernos constituido en nación independiente formemos más tarde y más temprano una parte integrante de tan poderosos Estados, porque los pueblos de América están llamados a formar una sola nación y a ser la admiración y el asombro del mundo entero. [En: Portell Vila, Herminio. Historia de Cuba en sus relaciones con los Estados Unidos y España. Miami: 1969, p. 217].

Encabezando las firmas estaba el futuro Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, Pedro Figueredo (Perucho), el hombre que le gustaba escribir himnos montado en un caballo y Bartolomé Masó, el mismo que lanzara en 1895 el famoso Grito de Baire.

Meses después (6 de abril de 1869) los representantes camagüeyanos en una carta al recién elegido presidente norteamericano Ulysses Grant le decían:
Parece que la Providencia ha hecho coincidir estos acontecimientos con la exaltación al poder del partido radical que representáis, porque sin el apoyo que de ese partido aguardamos, puestos en lucha los cubanos con un enemigo sanguinario, feroz, desesperado y fuerte, si se consideran nuestros recursos para la guerra, vencerán, sí, que siempre vence el que prefiere la muerte a la servidumbre, pero Cuba quedaría desolada, asesinados nuestros hijos y nuestras mujeres por el infame gobierno que combatimos, y cuando según el deseo bien manifiesto de nuestro pueblo, la estrella solitaria que hoy nos sirve de bandera, fuera a colocarse entre las que resplandecen en la de los Estados Unidos, sería una estrella pálida y sin valor. [En: Portell Vila, Herminio. Historia de Cuba en sus relaciones con los Estados Unidos y España. Miami: 1969, pp. 238-239.]

Tampoco la mayoría del pueblo cubano sabe que éramos españoles de nacimiento desde 1821 cuando nos convertimos en una semiprovincia de ultramar, ni que 1837 ya éramos 6 provincias españolas de ultramar y mucho menos que el 25 de noviembre de 1897 hicieron extensivas las leyes de la Península de 1890 hacia Cuba y Puerto Rico, ni que en Enero de 1898 se comenzó la Comunidad Autónoma Cubana de España, hasta el 1 de enero de 1899 que EU ganó la guerra.

Siempre nos han dicho que éramos colonia, han engañado al pueblo cubano con mentiras y cuando te das cuenta de la manipulación, los historiadores pierden credibilidad y entonces uno se cuestiona todo lo escrito.

No me gustan las mentiras, ni la manipulación.

Tengo que ir repitiendo lo mismo en este Blog, porque “El Arte de Aprender, es el Arte de Repetir, Repetir, Repetir”.

Todo el mundo conoce la Coca Cola, sin embargo se gastan billones de dólares dando el mismo mensaje y por eso se conoce.

Las personas tienen que ir conociendo como hemos sido engañados por la mayoría de los historiadores cubanos.

Biografia:
Algunos datos del blog de Enrisco;
http://enrisco.blogspot.com:80/2007/11/nuestros-prceres-y-el-anexionismo.html

3 comentarios:

Anónimo dijo...

tienes que dar a conocer este blog a más personas, tanto cubanas como españolas

Anónimo dijo...

Pues a mí me parece muy bien el anexionismo -a los Estados Unidos de América- de los padres fundadores. Qué maravilloso hubiese sido ! Aunque todavía estamos a tiempo.

Anónimo dijo...

tú tambienestas a tiempo de irte avivir alli, no te jode. Que poco romanticsmo...

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.