Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

miércoles, 6 de enero de 2010

¿Un mito francés?. Por Ignacio T. Granados Herrera

Un comentario en este blog afirma que “eso de que Europa termina en los Pirineos fue inventado por Francia, en un tiempo en que en España mandaba Franco. Eso no es nada más que mitología anti-franquista, en donde se quería enfrentar a la Europa super liberal, super democrática, super atea, con una España tradicional, firme y ultra religiosa”. No es la primera vez que los antecedentes históricos de un problema son manipulados ideológicamente, con un fin político. La realidad es que Francia puede haber enarbolado el slogan anti-franquista, políticamente manipulador de la cultura; pero se basa en una realidad histórica, que sí tiene que ver con la formación de Europa como una entidad política a pesar de sus múltiples fracturas internas.

Los Pirineos son una frontera natural, que propició la evolución singular de la cultura de los godos; lo que no sería relevante, si no fuera porque a un lado [la península] se asentaron los visigodos, y al otro los ostrogodos. La conversión paulatina de los godos al cristianismo, marcaría un desfase de sincronía en ese desarrollo de la cultura; pues mientras los ostrogodos, inmersos en sus propios problemas políticos, derivaron relativamente rápido al catolicismo, los visigodos permanecieron en la escuela arriana. Todos fueron primeramente arrianos, pero los ostrogodos desarrollaron intereses políticos directos con Roma; que sería lo que los empujaría hacia el catolicismo, mayormente por vía de enlace matrimonial y acuerdos de protección con vistas a la expansión imperial.

Hacia la ocupación árabe, el catolicismo era minoritario en la futura España, mayormente arriana; sólo que de esos enclaves fue que salió la ofensiva de reconquista, terminando con una España más unida y católica, pero por carambola. De ahí la diferencia del catolicismo a ambos lados de los Pirineos, ahondando el desfase con la reacción a la Reforma protestante; que afectaría más a una Europa de tendencia progresista, minando la primacía política de la Iglesia, mientras España desarrollaba un espíritu más conservador. Eso tampoco fue gratuito, sino que se debió al debilitamiento de Roma ante Europa; propiciando los acuerdos de asistencia política y militar entre España y Roma, con fenómenos como la Contrarreforma; a lo que todavía hay que añadir los efectos políticos y económicos del Concordato respecto al Nuevo Mundo, que ayudó a la solidificación del imperio español.

Curioso que los paladines del catolicismo militante los irradió España sobre Europa, desde el Santo Domingo de Guzmán a San Ignacio de Loyola; cuando, si Santo Domingo partió de los primeros enclaves firmes del catolicismo en España, ya San Ignacio era el representante de una cultura oficial. No es casual que fueran los Jesuitas los que sustituyeran a los Dominicos en el ascendiente político sobre el trono de Pedro, en Roma; eso, cuando fue la religión la que proveyó las bases estructurales de toda la cultura moderna, y hasta su carácter ilustrado, con todo y su beligerancia y su virulencia. Al final, concordaremos en que el desfase se mantuvo hasta después de la II Guerra Mundial; cuando España quedó fuera de la CEE y el Plan Marshall, y con un perfil más latinoamericano que europeo, y gracias precisamente al Generalísimo. Por eso no es tan descabellada la idea de una Cuba española, que en definitiva parece ser el leit motiv de la política exterior de España; al menos en esta Europa unificada del post-franquismo, y también al menos de facto si no de jure.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque te veo buenas intenciones, tengo que decirte que gran parte de la historia que comentas previa a la invasión musulmana de España está erronea. Y si quieres mas tarde lo comento todo.

De todas formas, el antagonismo entre la España franquista y Europa es suficiente como para que a un francés se le ocurriera inventar esa frase.

Veamos, nada más empezar la guerra civil, se crearon las Brigadas Internacionales, un ejercito formado solo para voluntarios extranjeros que querian combatir a Franco, y los paises que aportaron más brigadistas fueron ingleses y franceses. Que también eran los paises con una política más anti-fascista. Pero que al final tuvieron que sucumbir, e incluso reconocer formalmente a Franco como cabeza de estado de España.

Pero claro, eso lo hicieron con la boca pequeña, nada más terminar la 2a guerra mundial, Francia, junto con otros paises, comenzaron a montar jaleo para que se cerrasen todas las embajadas españolas, primero en Europa, y después las del resto del mundo. Con lo que nos encontramos que solo teniamos embajadas en 3 paises: a saber, Portugal, Argentina e Irak.

España no podía entrar ni en las Naciones Unidas, ni la EEC, ni cualquier otra organizacion creada por paises democraticos. A todos los paises se les desaconsejaba ayudar a España de forma alguna. Y ni tan siquiera pudimos formar parte de las ayudas dadas a los paises diezmados por las guerras pasadas.

Además, por cada pena de muerte que Franco firmaba (para terminar con un ASESINO de ETA, mayormente), en Europa llovian las manifestaciones en contra de Franco. Encima, en los medios europeos se daba cobertura ideologica y se entrevistaba a TERRORISTAS vascos, que eran tratados como cualquier escritor o intelectual. Es decir, que en aquella época, ser español significaba ser 100% anti-europeo.

Aunque si quereis un ejemplo gráfico, aqui os dejo un video que deja las cosas bastante claras (vereis que al final se dice "¡muera Europa! ¡hijos de puta!".

Un saludo.

Anónimo dijo...

Este es el video que decia

http://www.youtube.com/watch?v=wAYgpMQTHKY

Jesús dijo...

Yo también veo buenas intenciones, pero malas formas. No me gusta el tono en el que está escrito esta entrada la verdad. No creo que el motivo por el que Cuba debiera plantearse formar parte de España sea porque sola o con otro país iberoamericano vaya a vivir en una enorme pobreza o injusticia (lo cual no creo que sea así y en cualquier caso es muy discutible), sino más bien por razones históricas, sentimentales y culturales (muchas de ellas mencionadas en este magnífico blog). Que pobreza, desigualdad, injusticia, etc. hay actualmente mucha por desgracia en gran parte de Iberoamérica, pero ojo que no en toda la región ni mucho menos, hay zonas en las que se vive mejor que en gran parte de Europa, por ejemplo.

En Iberoamérica si aunaran esfuerzos sería de los mejores lugares del mundo para vivir. Tomad conciencia del enorme potencial de toda la zona y de lo que sería una unión entre todos vosotros, desde mi humilde opinión muy factible. Por favor si se ha conseguido en Europa (no si antes pasar por muchas guerras, es cierto, pero vosotros escarmentar en cabeza ajena), como no va a ser posible en un lugar tan cohesionado en todos sus aspectos: históricos, lingüísticos y culturales en general. Está hasta "apartado" del mundo (solo tendrían frontera terrestre con EE.UU.), con lo que sería más difícil que un vecino los molestara. Es una zona con mucho potencial humano, recursos naturales, rica historia, en fin lo que se dice "oro en paño". Les deseo lo mejor, espero que prosperen. Y que conste que soy consciente de que ya hay muchos lugares de Iberoamérica en los que se vive muy bien, pero no son suficientes pues hasta que eso ocurra en toda Iberoamérica no lo será.

Salud y suerte de parte de un español.

Por cierto, sé que es más un sueño que otra cosa, pero que bonito sería una unión peninsular y de toda Iberoamérica, por supuesto respetando las diferencias entre los distintos territorios, países, estados, provincias, etc. A mí eso no me importa, naturalmente que si cada persona es un mundo que no será de un conjunto de ellas, pero siempre la vida todos juntos, organizada justamente y en libertad es infinitamente más positiva. Y sin duda es mucho más lo que nos une que lo que nos puede separar.

Pues eso, que soñar puede soñar uno lo que quiera. Después todos nosotros decidiremos. Pero en cualquier caso siempre tenemos la posibilidad de colaborar más estrechamente los unos con los otros, colaboración que en los últimos tiempos se está acentuando, como opino que debe ser.

Un fuerte abrazo.

Jesús dijo...

Perdón el comentario anterior es mío y no va aquí, pues corresponde a la entrada "Un comentario anónimo" (adonde lo he añadido tras ver la confusión). Es que tenía dos pestañas abiertas en el navegador y me he confundido. Lo siento muchísimo.

I. Teodoro dijo...

Hola, primer anónimo, disculpa que no viera tu comentario hasta hoy, pero de veras me gustaría discutir esa historia previa a la invasión musulmana. Nunca hay que descartar un dato que uno no conoce, o una nuva perspectiva; y casi siempre los problemas actuales son reacciones a problemas del pasado. Te invito a discutirlo; si quieres hacerlo en forma privada, pasa por mi blog y ahi encuentras mi direccion e-mail; si no, puedes rebatir mis punos aqui mismo

Un saludo
Ignacio

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.