Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

martes, 15 de junio de 2010

Estatus de Puerto Rico: provincia española



[Carta de presentación enviada a varios amigos, por Cancio Ortiz De la Renta]

Del Blog

La Provincia Católica

Revista de tradición católica puertorriqueña.


Señores:

Me agradaría saber si acogerían en sus páginas unos escritos que, aunque de carácter local, hacen a nuestra relación. Hasta 1898 fuimos una próspera y Leal Provincia donde se peleó del lado español y no en contra, como en Cuba. Existe mucha desinformación, de ambos lados, y es oportuno comenzar dar a conocer lo que antes, al menos acá, era imposible sin terminar desaparecido, emigrado, sin trabajo, ostracisado, preso o muerto. Existen abundantes ejemplos, inclusive recientes. Pero ya queda claro que la Isla no es de utilidad estratégica y sólo el inmenso negocio que acá desarrollan los invasores les mantiene cerca pero no por mucho tiempo ya que desean exprimir todo lo que puedan antes de convertirnos, a la fuerza, en algún tipo de república bananera de las que sobran ejemplos. No existen en la historia de la humanidad ejemplos de colonias que le cuesten a la potencia ocupante. ¡EE.UU. no será la primera! Los cálculos locales estiman el saldo positivo en 12.000.000,000,00 de dólares americanos anualmente y la creación de unos 650.000 empleos en su país. Muy diferente de la propaganda de mantenidos de que inmerecidamente gozamos. Poco a poco algo se logra publicar en la prensa local aunque con muchas limitaciones de espacio, 320 palabras. Si ustedes admitieran nuestros escritos y nos otorgaran más espacio estos serían mas inteligibles, más didácticos y realmente informativos y formativos de la opinión pública. Incluyo una artículo publicado en El Nuevo Día, el diario de mayor circulación local, el 4 de julio pasado (yo no escogí la fecha) [...].
Les saluda cordialmente,
Cancio Ortiz de la Renta


El estatus es cuestión de negociación
(Fuente: El Nuevo Día)

Cancio Ortiz De la Renta
Empresario retirado

In memorian del doctor Rafael López Landrón (1863-1917).

En 1898 todos los puertorriqueños éramos ciudadanos del Reino de España en igualdad de condiciones con las de cualquier otro ciudadano de cualquier otra provincia, que es lo que era la Isla, con el añadido de autonómica a partir del 1897.

En dicha fecha la Carta Autonómica nos convirtió en una que, por excepción, gozaba de más prerrogativas que todas las demás del Reino, excepto la Provincia de Cuba. Dicha carta no concedió la ciudadanía puertorriqueña ni la soberanía pues compartíamos la de todos los españoles. Datos tan repetidos como falaces.

Un ciudadano español de nacimiento no pierde su ciudadanía, de manera que aquéllos que en 1898 lo eran continuaron siéndolo e igual sus descendientes, ya que nuestra Constitución establece que: “Son españoles los hijos de españoles o los nacidos en territorio español”. Nadie puede quitarle la ciudadanía a un español ni tampoco el Congreso de los Estados Unidos.

¿Imaginan a MacArthur decretando que los japoneses son norteamericanos? Somos 9,000,000 de españoles-puertorriqueños pues, aun los nacidos en otra tierras, sea Cuba, Nueva York, Venezuela continúan siéndolo, por sangre y mientras no renuncien a esa nacionalidad. A diferencia de los norteamericanos podemos renunciar a nuestra ciudadanía española o tener dos, con los Estados Unidos por ejemplo, sin perder la nuestra.
Reconociendo lo que somos, es ilógico seguir esperando que resuelvan los que crearan y mantienen vigente la colonia por 109 años. Sí es de lógica negociar la propiedad de la tierra que, por mano militar y contra nuestra voluntad perdiéramos en 1898. Nos toca, pues, crear una nueva relación con las otras Comunidades Autonómicas del Reino, la Unión Europea y los Estados Unidos de América. A los 109 años de coloniaje impuesto es justo reconocer el crecimiento de lazos de amistad personal, familiar, negocios, endeudamientos mutuos y hasta costumbres ajenas a nuestros suelos que han ganado cierta carta de legitimidad.

17 comentarios:

Michael dijo...

sr Cancio, muy bueno su artìculo, Puerto Rico nunca fue colonia de España siempre fue parte de ella igual que latinoamerica, el termino colonia se lo inventaron los burgueses para rebelar y engañar a los latinos sobre su estatus con España, en España no existian colonias, existian virreynatos asi como Castila o aragón , las primera comunidades autonomas fueron Cuba y Puerto Rico por consiguiente significa que antes de la carta autonomica no existia dicho termino en el tiempo del virreynato, EE.UU no le interesa P.R hablan mal de nosotros no saben de nuestra historia, oprimian a Puerto Rico y pa colmo dejaron un desastre en Vieques, siga pa alante señor Cancio le felicito,

Anónimo dijo...

Madre mia, cuando veo el escudo de Puerto Rico, con los cuarteles de Castilla y León, la Corona, las iniciales de los Reyes Católicos, la Cruz, la verdad es que me emociono! Sin duda alguna, teneis el escudo mas bello de toda América y parte del extranjero ^^

Viva Puerto Rico!

Anónimo dijo...

Siempre me ha parecido curioso como todas las colonias(que así le llamaban ellos) y ex-colonias del Reuno Unido, conservan la bandera del Reino Unido en sus respectivas banderas, ya sea en una esquina, en una parte del escudo, o donde sea, y en Hispanoamerica lo unico que se ve son dictadorzuelos como Chavez que quieren cambiar la bandera de la ciudad venezolana de Valencia, porque contiene los colores de la bandera española!!! La verdad es que no se como hemos podido llegar a eso... bueno, en verdad si que lo se, y es que los ingleses inventaron una leyenda negra solo para España, pero no para ellos claro... a eso se le llama ser listos.

Moisés dijo...

Señor Cancio, ojalá siga publicando más artículos como esos, ayudará muchísimo a los puertorriqueños a saber la verdad y si en un futuro hay un referéndum para volver a España, gracias a su trabajo muchos no se lo pensarían y marcarían el sí.

Coincido contigo anónimo, el escudo de Puerto Rico era unos de los más bellos de todo el Reino de España, y si se reincorpora en un futuro, volverá a ser el más bello del país.

Lo siento 2º anónimo, Chávez no quiere cambiar la bandera de Valencia, Chávez a cambiado la bandera de Valencia. Se puede ver en Wikipedia además de Google tecleando "nueva bandera de Valencia".

Estas fueron las palabras del Alcalde de la ciudad de Valencia antes del cambio; -“no se identifica con nuestra ciudad, sino con ese país”-.

Ese país...habla como si España se tratara de un país lejano y sin que tenga nada que ver con Venezuela, sin palabras amigos...

Saludos!

Michael dijo...

Ola anónimo, gracias anónimo por el halago del Escudo es muy bello, un abrazo.





Ola Anónimo, por que Chavez quiere borrar a España de Venezuela?, si Venezuela comparte una historia tan bonita con España y era uno de los paìses que màs amaba a España, se han inventado una leyenda mìtica y la cosa es que Chàvez endioa a Bolìvar como si fuera un rey, un abrazo hermano.

Moisés, gracias es bien bonito el escudo de Puerto Rico, muy chévere, el sr.Cancio lo està haciendo bien, le tengo respeto al sr.Cancio,no entiendo porque Chàvez quiere que en Venezuela se odie a España si en Venezuela aman a España, ojalà y Venezuela algún dìa decida volver al regazo de la Madre Patria, pués le iba mejor con ella, pero la leyenda del traidor Bolìvar tiene cegada a Venezuela,un abrazo hermano.

Anónimo dijo...

Le guste o no a Chavez en Venezuela hay varios millones de descendientes de españoles, seguramente él tambien tendrá sangre española pero parece que reniega de ella, tarde o temprano se darán cuenta de su error y se daran cuenta que no pueden renegar de lo que son, cuando ello ocurra se arrepentiran.

Coe32 dijo...

Manda cojones, sorprendido quedo al ver tanto amor por España, estando fuera de ella, me llena de orgullo leerles.
La pena es que en España hay unos cuantos grupos separatistas, nacionalistas que se autodefinen como no españoles, y es una lastima, deberian de aprender de vosostros.
Saludos desde Murcia, España.
Coe32.

Roberto Iza dijo...

Los puertorriqueños perdieron la
nacionalidad española a pesar del
derecho español. Ni se enmendó la
constitución de la Monarquía ni se
reformó el código civil que protegían
los derechos privados de los españoles naturales de Puerto Rico
y los de naturales de la Península
habitantes en la Isla. De hecho pienso que los hijos de los españoles puertorriqueños conservaron su
nacionalidad española, y sus descendientes las conservarían hoy
si se hubiese hecho un esfuerzo
mayor para inscribirlos en el
registro civil consular en Puerto Rico.

Michael dijo...

Ola Anónimo, creo que en Venezuela no se odia a España, pienso que en Venezuela se ama mucho a España, pienso que Venezuela està como Cuba adoctrinada por los mitos de independecia que la tienen cegada, pienso que si Venezuela se desprende de eso, llega a sr Otra C.A de España, un abrazo.


Ola, amigo, gracias en P.R se ama mucho a España, la amamos mucho, los independentistas son minoria en españa, pero pienso que si Cuba y L.A se reunifican eso se iria pues eso surgio por medio de las independencias de Hispanoamerica, un abrazo.



Ola Roberto,se pudieese haber conservado pero en realidad lo del Tratado fue muy rapido y en Puerto Rico nadie sabia lo que estaba pasando, fue algo muy duro y subito y en cierto modo pienso que tambien eso se convirtio en un tabu, bien pienso que se deberia crear alguna laey para que l;a gente de P.R pueda volver a obtener la nacionalidad española, se deberia otorgar como un merito por la fidelidad de esta isla hacia españa, un abrazo hermano

Roberto Iza dijo...

De acuerdo con el Artículo 20 del Código Civil de 1889, vigente en
Puerto Rico, Cuba y Filipinas en 1898, "La calidad de español se pierde por adquirir naturaleza en
país extranjero, o por admitir empleo de otro Gobierno,ó entrar al servicio de armas de una potencia extranjera sin licencia del Rey."

Los habitantes españoles residentes
en los territorios perdidos o renunciados, adquirieron licencia de la Corona para adquirir la nacionalidad futura de esos territorios. Cierto que es una licencia que Estados Unidos le arrancó a España a punta de escopeta, pero fue una de las condiciones más razonables que impusieron los EE.UU. al país
vencido en la guerra. De no haber
España reconocido que estos territorios serían extranjeros y
que desde ese día imperaría una
relación de estado a estado entre
España y ellos, España no habría
podido reconocer a los nuevos gobiernos y la legitimidad de las
leyes de esos nuevos paises en sus
territorios soberanos con respecto a sus ciudadanos.

No obstante, el español de esos territorios no podía regresar al
territorio nacional de España y
ser extranjero en los ojos de España sin la menor formalidad.
El estado español tenía el derecho
en su propio territorio de imponerle sus leyes a los que habían sido súbditos en Puerto Rico, sobre todo si este súbdito
decidía establecer residencia en
España. En la práctica, en un plazo de dos años, el antiguo súbdito volvía a ser súbdito plenamente, más aún si poseía bienes en España, ya que se presume que una propiedad en España
pertenece a un ciudadano.

La nacionalidad de una persona es
un atributo de su personalidad.
Un estado no irreconoce los atributos de la personalidad de sus
ciudadanos a la ligera. Cuando lo
hace normalmente es porque ha dejado de funcionar como estado.
Lamentablemente, España dejó de funcionar como estado en los territorios perdidos o renunciados
en 1898, como cuando el rey de
España en 1808 abdicó en Bayona a José Napoleón.
O cuando Primo de Rivera dió su golpe contra la constitución de la
monarquía. O cuando fue destruida
la constitución de la segunda República. O cuando los Nacionales
proclamaron su Ley de Responsabilidades Políticas.
En pocas palabras, desde la invasión napoleónica hasta la
Constitución de 1978, España
tuvo que sobrevivir sin un estado legítimo,
a pesar del gobierno de la República en el Exilio, porque éste no controló ningún territorio español.

La Guerra con los Estados
Unidos es un episodio en un largo
lapso de legitimidad en el gobierno de España. El 98 fue un
desastre dentro de un gran desastre muchísimo peor.

No sé si este sea el lugar indicado. Creo que durante la
vigencia de la Ley de Memoria Histórica, el puertorriqueño debe
hacer el esfuerzo de presentar
una solicitud de opción a la nacionalidad española bajo el Anexo I, como hijo de padre nacido
español. El cubano también. Es la deuda que creo que tenemos con
nuestros antepasados que fueron
separados del resto de España por
el tratado impuesto a España injustamente.

José Ramón Morales dijo...

Hola, gracias a todos por opinar. Roberto, gracias por tu artículo, como verás ya lo publiqué. Un abrazo

Doctores en Derecho por Puerto Rico Espanol dijo...

Quiero aqui dejar constancia como puertorriqueno y como abogado de mas de tres lustros en la practica y el estudio del derecho, que el "Tratado de Paris del 1898" segun el derecho de gentes, no puede desnacionalizar una comunidad de ciudadanos "MANUS MILITARIS". El Derecho, el buen derecho internacional tanto publico como privado exige un acto o rito personal individual ante autoridad competente donde se renuncie a la nacionalidad vernacula. Con la nacionalidad espanola es imposible, pues el espanol de origen nunca pierde su nacionalidad. En Puerto Rico se hizo una desnaturalizacion colectiva de la ciudadania espanola, sin mas consulta que la boca de un canon y la infamia de la arrogancia. Las leyes norteamericanas no obligan el derecho constitucional y civil espanol. Dichas leyes tan solo obligan a la nacion vencedora areconocerlas como buenas dentro de sus limites jurisdiccionales, pero nunca a Espana, ni mucho menos a los ciudadanos asi despojados.El Codigo Civil y la Constitucion espanola reconoce como validos los conceptos aqui emitidos. El hijo puertorriqueno de un nacido en la provincia espanola antes del 1898 es espanol y tiene hasta el dia de su muerte el derecho de reivindicarla. La Corte norteamericana que asi no lo quiera reconocer es unica y exclusivamente su problema. Espana deberia hacer mediante ley no de memorial historico sino de obligacion historica hacerla extensivo a nietos y biznietos y a cuantos boricuas asi lo soliciten, pues nunca violo su lealtad con la Patria.

Robert Iza Valdes dijo...

Es muy útil el comentario de Doctores en Derecho por Puerto Rico Español.

Me preocupa que a medida que pasa el tiempo nos vamos olvidando de los abuelos y bisabuelos y vamos perdiendo la documentación de su nacionalidad española. En 1898 ésta se obtenía por filiación (iure sanguinis) o por falta de filiación conocida (ius soli). Si algún día
España hiciera extensiva su ciudadanía a los descendientes de los españoles insulares de 1898,
cada interesado deberá probar su
ascendencia. Hoy es fácil, pero sabrá Dios cúando España responderá
a nuestra aspiración y a cúal generación le tocará la dicha.

Anónimo dijo...

Si España tomara esa decisión a la vez, justa y atrevida, de seguro que la historia cambiaría, no solo a de Puerto Rico y España, sino la de toda América Latina, lo que quiere decir, del mundo. Lamentablemente los políticos son miopes.

Robert Iza Valdes dijo...

El reglamento del registro del estado civil de España en 1898 decía que los cambios no nacionalidad no tendrán efectos civiles en España antes del día en que sean inscritos en el registro.

Como para renunciar a la nacionalidad española es necesario tener previamente la nacionalidad de otro estado nacional,
me pregunto si los puertorriqueños pudieron perder la nacionalidad española antes de 1917. Creo que no
excepto en los casos de naturalización individual. Habría que investigar cúando los consulados
españoles en Puerto Rico inscribieron la pérdida de la nacionalidad española por los puertorriqueños nacidos españoles de orígen. Las inscripciones debrían
también dar la razón por la cual
cada cabeza de familia o mayor de edad perdió la nacionalidad española, la fecha, los documentos que se presentaron para probar
la adquisición de la nacionalidad
puertorriqueña o de los Estados Unidos, etc.. ¿Algún voluntario?
Habrá que empezar de alguna forma.

MM dijo...

Lean esto quee scribió alguien en skyscrapercity: "De hecho ambos países son bien parecidos. Hay una famosa frase por la escritora puertorriqueña Lola Rodríguez de Tió en su Libro de Cuba que dice
"Cuba y Puerto Rico son de un pajaro las dos alas". Esta frase se utiliza mucho para describir la relación histórica y socio cultural de ambos países, pero sobre todo para describir los longevos y fuertes lazos de unión y lo que se supone que fuera la Federación Antillana (estado no realizado en donde PR y Cuba eran un solo país) . Solo en lo político son polos opuestos aunque en PR si hay algunos grupos de la sociedad que son simpatizantes del gobierno cubano. De hecho gran parte del desarrollo económico de PR se le debe a los empresarios cubanos en los 60". La pagina es esta: http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?p=84953868&langid=5

Anónimo dijo...

VIVA EL EJERCITO POPULAR BORICUA-MACHETEROS! VIVA LA INDEPENDENCIA PUERTORRIQUEÑA!

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.