Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

miércoles, 7 de julio de 2010

Entre Máximo Gómez y Valeriano Weyler acabaron con Cuba. Colaboración de Eon Flux
























Ramoncito, tienes que leerte a Fraginals, que al final de su vida vino a carenar a Miami.

Su hijo estudió conmigo en la Escuela Lénin y era muy bueno en natación. 
Un abrazo,
Eon Flux


Moreno Fraginals, ManuelCuba–España, España–Cuba. Historia común. Grijalbo Mondadori, Barcelona, 1995

Por cierto, tambien tienes que averiguar quienes eran los bisabuelos, porque ese apellido se me hace irlandés.



Entre el Weyler y el Gómez, acabaron con la pobre Cuba. Y le dieron pie a Hearst and Pulitzer:

Fue retirado de Cuba en octubre de 1897, cuando Sagasta sustituyó al asesinado Cánovas. Pero el mal ya estaba hecho, y la prensa norteamericana de Hearst y Pulitzer reclamaban a gritos la intervención norteamericana en Cuba, presuntamente para acabar con la «matanza de civiles» aunque en verdad solo pretendían apoderarse de la Isla, ignorando la lucha de los independentistas cubanos.

Nombrado capitán general de Cuba en febrero de 1896 por Cánovas del Castillo, sustituyó al general Martínez-Campos, con órdenes de zanjar los intentos independentistas por la fuerza de las armas. En el breve período que ocupó esta capitanía general solo consiguió frenar un tanto la lucha de los independentistas, y su mayor éxito fue la muerte en una escaramuza del Titán de Bronce, Lugarteniente General Antonio Maceo y Grajales, pero a pesar de estos los "mambises" cubanos estos siguieron siendo particularmente fuertes en el centro y el oriente de la isla, donde las largas campañas de verano destruyeron las fuerzas españolas al son de las enfermedades y las tácticas guerrilleras del general Máximo Gómez Baéz, jefe militar máximo de los independentista, para entonces Weyler ordenó el encierro forzoso a la población rural del occidente cubano en campos de reconcentración, hecho conocido en la historia como la Reconcentración de Weyler.
La proclama que daba inicio a la reconcentración decía:
1. Todos los habitantes de las zonas rurales o de las áreas exteriores a la línea de ciudades fortificadas, serán concentrados dentro de las ciudades ocupadas por las tropas en el plazo de ocho días. Todo aquel que desobedezca esta orden o que sea encontrado fuera de las zonas prescritas, será considerado rebelde y juzgado como tal.

2. Queda absolutamente prohibido, sin permiso de la autoridad militar del punto de partida, sacar productos alimenticios de las ciudades y trasladarlos a otras, por mar o por tierra. Los violadores de estas normas serán juzgados y condenados en calidad de colaboradores de los rebeldes.
3. Se ordena a los propietarios de cabezas de ganado que las conduzcan a las ciudades o sus alrededores, donde pueden recibir la protección adecuada.

El plan de Weyler, al alejar a los campesinos de sus tierras, resultó en la pérdida de las cosechas, provocando una hambruna generalizada, que unida a las enfermedades provocadas por las pésimas condiciones de salubridad en los campos, terminaron diezmando a la población. La situación se complicaba a medida que avanzaba la guerra. Los sufrimientos y calamidades aumentaban por la irregular forma de vida en barracones, almacenes o refugios abandonados, durmiendo en patios o a la intemperie, en condiciones higiénicas deplorables, y sin acceso suficiente a alimentos.
Es difícil determinar con certeza la cantidad de personas reagrupadas como consecuencia de las órdenes dictadas por Weyler. Se estima que para diciembre de 1896 unos cuatrocientos mil cubanos no combatientes se catalogaban como reconcentrados en lugares escogidos o no con ese objetivo. Más difícil aún es establecer las cifras exactas de fallecidos, pero se estima que entre 750.000 y 1.000.000 de cubanos murieron en los campos de concentración creados por Valeriano Weyler (imposible dado que la poblacion de Cuba en 1895 era de 1.500.000 habitantes), aunque algunas fuentes más conservadoras establecen la cifra en algo más de 300.000. Aún antes de terminada la guerra cubana, los muertos caídos en el campo de batalla, por las enfermedades y la reconcentración decretada por Weyler, ascendían aproximadamente a la tercera parte de la población rural de Cuba.
La reconcentración acabó hacia marzo de 1898, en pro de la nueva política pacifista propiciada por el general Ramón Blanco y Erenas e impuesta por las circunstancias.
Sobre Cuba pesaba la enorme fatiga de casi cuatro años de lucha y el cansancio acumulado de la Guerra de los Diez Años, la Guerra Chiquita y la batalla cotidiana del exilio durante los quince años de paz preparando una nueva guerra. Sobre los campos cubanos desolados por la reconcentración ordenada por Valeriano Weyler se había llevado a cabo una lucha que agotó los recursos españoles, quienes a su vez dominaron todos los centros urbanos fundamentales, hasta la rendición de Santiago de Cuba. España se había obligado a mantener sobre las armas a tantos soldados como hombres cubanos en edad militar. Miles de estos hombres pelearon en el campo con las tropas insurrectas que en continua movilidad evitaban todo encuentro frontal, ya que precisamente su objetivo era mantener dividido y disperso al ejército español. De esta forma la guerra se alargaba, paro no se exponía el triunfo cubano al resultado de una sola batalla contra un ejército cuyos jefes estaban formados en las modernas técnicas militares prusianas. El tiempo estaba a favor de la causa cubana. La famosa frase de Cánovas del Castillo pronunciada poco antes de morir:[4] «Hasta el último hombre, hasta la última peseta», era una prueba de que hombres y pesetas se estaban agotando en España. La tardía concesión de la autonomía, no aceptada por los revolucionarios, y exiguamente impuesta en las ciudades, fue también muestra de la debilidad española. Naturalmente que librar una guerra de agotamiento exigía una altísima dosis de reciedumbre.
Moreno Fraginals, págs. 338–339


Mi opinión:

 La revolución de José Martí fue un error, trajo mucha sangre, hambre muerte y destrucción por toda Cuba y eso sirvió de caldo de cultivo para la invasión norteamericana y quedarse con la isla. El cubano no quería eso. Fue algo impuesto, el generalísimo Máximo Gómez cometió un error con la Tea Incendiaria y lo de Weyler fue la reacción exagerada a esa acción de destruir a toda Cuba por parte de los mambises. El pueblo cubano no quería eso. Para mí, el primer culpable fue Máximo Gómez que empezó con esa orden tan cruel. Basta de REVOLUCIÓN y transformémosla en EVOLUCIÓN. J.R.M.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo Jose Ramón, si los rebeldes no hubieran practicado la tactica de tierra quemada, no se hubiera llegado a las reconcentraciones de Weyler, que para mí tambien fueron una barbaridad, a este individuo, Weyler le ordenaron controlar la situación y su idea fué casi peor, pero los hechos de Maximo Gomez condujeron a los hechos de Weyler, ahora te pregunto ¿quien fué peor?, para mí fue peor el que empezo todo el lío, creo que la idea de la autonomía se iba gestando desde muchos años antes, y se hubiera puesto en practica antes de no ser por esta absurda guerra civil.
La autonomía habría triunfado al no ser por la invasión americana, pienso que nunca es tarde aunque ha pasado mas de un siglo y puede ser la solución para una cuba pacifica y democratica en el siglo XXI.

Raul Rodriguez Ferreiro dijo...

De Revolucion a Evolucion, esa frase ya se la habia escuchado a Silvio Rodriguez;sera pura coincidencia?? Yo creo que no, todo esta bien diseñado,los defensores del Regimen Castrista llamando a la Evolucion,la Iglesia Catolica repartiendo bendiciones,el Gobierno Español mandando a Moratinos para arrancarle la victoria al pueblo cubano y tenderle una mano al Castrismo para que siga adueñado de Cuba y representando los intereses de España, y los defensores de una Cuba propiedad de España llamando tambien a la Evolucion como lo mismo hacen los Castristas,todo es un enorme tinglao donde todos buscan la mayor tajada y todo a espaldas del pueblo cubano al que una vez mas tratan de arrebatarle la conquista de sus derechos.
Y el autor de estos escritos ademas de usar la frase de Silvio Rodriguez utiliza las mismas frases de la propaganda Castrista cuando llama Republica mediatizada a la Cuba pre-Castrista.Coincidencia,casualidad???.Estoy seguro que no.
Señores,basta ya de engaños,quien son Ustedes para adivinar lo que sentian los cubanos hace mas de un siglo,que segun ustedes no era lo que recogen los libros de historia, es lo que ustedes dicen y ya esta.
Los norteamericanos intervinieron y se fueron en 1902, y si lo que quedo fue Republica mediatizada controlada por los Estados Unidos como entonces paso lo que paso, la llegada de un Comunista al poder que les robo a los ciudadanos norteamericanos,a los españoles,a los franceses,a los italianos,a los cubanos y a todo aquel que tenia una bodeguita o una quincalla.Claro,ahora me tomara la palabra el Clarividente Octavio y dira que quien puso a Fidel Castro en el poder fueron los norteamericanos para que acabara con Cuba,de esos analisis ya tiene inundada la internet.
Y ademas cada vez que Cuba esta vinculada con España y esta ultima en situacion predominante,ya sea en la epoca del colonialismo o como ahora con los inescrupulosos inversionistas españoles amparados por ZP y Moratinos,y con el Castrismo como sistema de opresion,el pueblo cubano sufre, pasa hambre,miseria,falta de esperanzas y le son violados cada uno de sus derechos.
En cambio,con la Republica mediatizada, o el pais como patio de los Estados Unidos o como quieran decirle ustedes que critican esa etapa,no es secreto para nadie que esos fueron los mejores años de la Republica de Cuba donde se lograron avances impresionantes en todos los campos,y se logro un estado de bienestar que nunca lo hubo antes, ni mucho menos despues.Fueron esos los mejores años de Cuba. Y España estaba presente,pero no en actitud predominante,todo lo contrario la presencia de España era la de masas de inmigrantes que llegaban a Cuba muertos de hambre y gracias a la Republica mediatizada lograban abrirse camino y prosperar, y enviar dinero a sus familiares en España que estaban muertos de hambre y gracias a esas ayudas ademas de matar el hambre compraban animales,
abrian pequeños negocios y ayudaban a la prosperidad de la miserable España, años despues sucedio lo mismo con los inmigrantes que fueron a Alemania, Suiza, Francia y otros paises de Europa.Y el colofon final fue la integracion en la Comunidad Europea que saco a España de la miseria y que poco a poco y con mucho sacrificio del resto de Europa ha ido llevando a España a niveles cercanos a los paises del primer mundo.
En fin,que para los cubanos lo ideal y mas beneficioso es que los españoles sean los inmigrantes, los buscadores de espacio y no nosotros,porque cuando estamos nosotros bajo su dominio,lo unico que encontramos es miseria,explotacion y hambre.
Asi que en el futuro de Cuba debe brillar el sol de la libertad y la independencia que son bajo esos rayos que el pueblo cubano encuentra se prosperidad y dignidad.Todo experimento fuera de esto lo unico que ha traido es llanto y dolor para la nacion cubana.

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.