Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

martes, 10 de agosto de 2010

IGLESIA CUBANA, PRENSA CANARIA Y REVOLUCIÓN (3ª Y ÚLTIMA PARTE). Por Miguel Leal Cruz



La Laguna Ahora
Periodico Digital de La Laguna.
Miguel Leal Cruz


 Al finalizar la 2da. Sección de los Conciertos de Verano, celebrados a fines del pasado mes en el patio de la 
Real Sociedad Económica de Amigos del Pais de Tenerife, se le dijo al Ilmo. y Rvmo. Sr. Obispo Don
Bernardo, al hilo del protagonismo activo de la Iglesia cubana  últimamente, que “las persecuciones sufridas 
por esta milenaria Institución, desde la época romana, no fueron diez, sino once…Hay que incluir la del 
marxismo institucionalizado y en especial la feroz persecución de Fidel Castro en Cuba, prácticamente
desde el inicio de su mandato revolucionario-comunista en 1959”. Don Bernardo sonrió, pero no dio tiempo
para oír su autorizada opinión. Otro día será.

 Pero lo que sí es un contrasentido, a estos efectos, es que el Régimen cubano (Fidel and Raúl) hagan uso
de la institución en la isla para mediación política, con el ministro español Sr. Moratinos de valedor intermedio,
 en la liberación de presos políticos cubanos (misión ésta que sí es pastoral y propia de la misma).

 Sin embargo, hace poco  un medio próximo al régimen cubano, expresa  que el Obispo de la provincia cubana
de Holguín, Emilio Aranguren, negó que la Iglesia católica tenga un ánimo de exclusión, como criticó el
disidente Oswaldo Payá, coordinador del Movimiento Cristiano Liberación. "No creo que en ningún momento
los obispos de Cuba tengamos ese sentido de exclusión", afirmó en una conferencia de prensa en La
Habana el también miembro del Comité Permanente de la Conferencia de Obispos Católicos de la isla, quien
no obstante dijo desconocer el contenido del escrito de Payá. Este opositor, premio Sajarov 2002 del 
Parlamento europeo, critica que el proceso de negociación entre las autoridades católicas y el Gobierno de 
Cuba excluye a la disidencia, y reivindicó que la Iglesia debería actuar como "facilitadora" del diálogo entre
todas las partes.
 Otra contradicción más, a sumar, es la misión encomendada a  para iniciar similares gestiones acerca del
Clero norteamericano (y del gobierno) con igual cometido político, toda vez que recordamos como, 
precisamente en agosto de 1960, según la agencia española Efe desde la Habana, con fecha 12, nos dice 
que el jefe del Gobierno cubano en un discurso pronunciado entre los miembros de las cooperativas 
azucareras, ha acusado a los Estados Unidos de complicidad con los fascistas en el conflicto planteado entre la Iglesia Católica y el Estado cubano. Castro afirmó que la pretendida conspiración entre los sacerdotes y los 
Estados Unidos es la responsable de los recientes incidentes con la Iglesia y añadió que sus enemigos están tratando de combatir la revolución refugiándose en las iglesias cubanas. Añadió que "el corrompido
imperialismo se ha asociado con Franco para movilizar toda su influencia por medio de cada sacerdote que
pueda contar en nuestra nación, con el fin de derrocar el régimen cubano", al tiempo que atacó violentamente
a la Iglesia Católica española y a los sacerdotes españoles residentes en Cuba.

 La propaganda, siguiendo dicho plan, deberá ir encaminada a mostrar a la Iglesia como dirigida por 
imperialistas extranjeros, lo que justificaría que el Gobierno castrista emprenda la urgente "reforma", para
crear una jerarquía eclesial "patriótica" al tiempo que efectuar un llamamiento a los católicos para que opten
por el Gobierno del pueblo en lugar de seguir a una Iglesia "vendida". Se pretende independizar a la 
Iglesia cubana del Vaticano cuidando de no variar la liturgia para que el pueblo bajo e inepto no encuentre 
grandes diferencias con la forma anterior. Para el siguiente año, el Castrismo dispone que cuando los 
obispos, elegidos por el pueblo, estén claramente seguros, se podrá ir eliminando paulatinamente la
liturgia anterior y reducir la religión en un par de generaciones, según deducimos de noticia en DIARIO DE
LAS PALMAS el 12 DE ABRIL 1961. Aspectos estos que se recogen, exhaustivamente, en próxima edición de
libro bajo título “Revolución Cubana y prensa canaria (1959-62). Tres años decisivos”, ahora en maquetación.

 No obstante, la persecución… continúa, y parte del clero cubano sigue siendo objeto de seguimiento 
intimidatorio por los cargos más revolucionarios del gobierno de Fidel Castro. Por todo ello, los abandonos 
de territorio cubano se hacen más frecuentes, llegando a contabilizarse más de cincuenta mil personas que
lo intentan y entre las que se encuentran numerosos sacerdotes, monjas y religiosos en general, que a través
de aviones sin descartarse otros medios, abandonan el país.

 Con fecha 17 de mayo, un avión canadiense ha salido de La Habana, con dirección a Montreal, llevando a
bordo cuarenta y cuatro monjas y diecisiete religiosos canadienses procedentes de las escuelas nacionalizas 
por el Gobierno cubano.

 Según informa la Agencia EFE fechada en La Habana, el primer grupo lo hizo el pasado sábado a bordo de
un buque español con destino al Puerto de la Coruña. DIARIO DE LAS PALMAS, 17 MAYO 1961. Radio "Cuba",
en emisión captada en Miami, al mes siguiente, informaba que el jefe del Gobierno cubano ha decidido 
convertir varias escuelas religiosas confiscadas en enfermerías y centros de instrucción para niños donde se
les instruirá de los fundamentos de la revolución emprendida. DIARIO DE LAS PALMAS 7 JUNIO 1961.

 Sin embargo, Radio La Habana anuncia la imposición de las primeras sentencias por "intento de 
abandonar territorio cubano, a dos personas, detenidas cuando trataban de salir de Cuba, y añade " para 
unirse a los elementos contra revolucionarios en el exilio.

 La misma emisora informó que los detenidos han sido condenados a cinco años de cárcel cada uno, según
leemos en el DIARIO DE LAS PALMAS, 17 MAYO 1961, si bien la avalancha de cubanos descontentos 
que pretenden abandonar Cuba es cada vez mayor.

 Un avión especial en el cual viajan ciento cuatro súbditos norteamericanos, entre ellos cuarenta y seis 
monjas puertorriqueñas, ha despegado del aeropuerto local habanero con dirección al de Miami. Este vuelo 
es el segundo realizado para el traslado de súbditos norteamericanos desde Cuba a los estados Unidos.

 La embajada de Suiza, que se ha hecho cargo de los intereses norteamericanos en Cuba, prepara un tercer 
vuelo para más de ochenta estadounidenses, DIARIO DE LAS PALMAS 7 JUNIO 1961.

 La situación en la isla caribeña se vuelve hostil para la Iglesia Católica que tras los acontecimientos belicosos a 
que se la sometido, al que se une el asesinato del ex presidente dominicano Rafael Leónidas Trujillo, ha 
venido a intensificar la inquietud en la geografía del entorno cubano.

 En un semicírculo de naciones, desde la península de Florida hasta Venezuela, tres naciones son 
centros neurálgicos de tensión: Cuba, la República Dominicana y Haití, en auténtica efervescencia motivada
por los distintos rumbos políticos que las afectan, hacen que la actualidad se centre en ellas, una actualidad
 que posiblemente tenga graves repercusiones en un futuro mas o menos próximo, no solo para la 
Institución, sino para la estabilidad política en general, según DIARIO DE LAS PALMAS, 8 JUNIO 1961.

 Días más tarde, la prensa anuncia, que los religiosos expulsados de Cuba llegan al Puerto de la Coruña. 
Ciento treinta y siete sacerdotes y monjas han sido recibidos en el puerto coruñés llegados a bordo
del transatlántico español "Marqués de Comillas". Fueron recibidos por numerosas personas que les esperaban
en la zona de desembarco, que les han tributado un cálido homenaje. Acudió a bordo del "Marqués de 
Comillas", una comisión presidida por el Abad de la Colegiata y preciado dominico de Su Santidad 
Monseñor Fernández Sánchez, el General Marías Gallego presidente de la Cruz Roja española; el doctor 
Cereijo Santamaría y otras autoridades.

 El desembarco de los religiosos expulsados de Cuba constituyó un momento de gran emoción para los 
centenares de personas que se agolpaban en torno a ellos para tributarles una cariñosa acogida, 
según se desprende de la lectura del citado DIARIO DE LAS PALMAS DE FECHA 26 DE JUNIO 1961.

 No obstante, desde la década de los 90, pasados,, el régimen cubano, a pesar de todo, permite las 
procesiones litúrgicas de Semana Santa, pero bajo atenta "protección" policial, que ya es significativo.

 Sin embargo, las autoridades eclesiásticas cubanas, actualmente, pregonan por la unión con la 
Iglesia norteamericana.

No hay comentarios.:

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.