Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

sábado, 18 de diciembre de 2010

El discurso desesperado de Raúl Castro: 'O rectificamos o nos hundimos'



El presidente cubano dijo el sábado que "si se quiere salvar la revolución" hay que ejecutar las reformas económicas expuestas en el "Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social", el documento que deberá ser aprobado en el congreso del gobernante Partido Comunista en abril.
Y para ser más definitorio advirtió que "rectificamos o nos hundimos", en un discurso ante el Parlamento.
"Nos queda poco tiempo y tenemos que aprovechar nuestra autoridad"
El ministro de Economía Marino Murillo, durante tres días anteriores, expuso y debatió con los parlamentarios isleños el programa de las reformas económicas que provocará, entre otros cambios, que en el año 2015 habrá en el sector privado unos 2,6 millones de trabajadores de una fuerza laboral total de cinco millones de trabajadores.
Raúl también dijo que a la "generación histórica" que fundó la revolución isleña "nos queda poco tiempo y tenemos que aprovechar nuestra autoridad para dejar trazado el rumbo del país hacia el futuro".
El mandatario fue particularmente duro contra las "mentiras y los datos falsos" que usa la nomenclatura para justificar sus incompetencias en la gestión económica.
"El que mienta debe ser destituido de su cargo", afirmó. También explicó que para llevar a cabo las reformas económicas es necesario "cambiar la mentalidad de los cubanos y de la dirigencia ante los nuevos escenarios económicos que vienen".
Y por vez primera en un discurso público solicitó que renuncien los dirigentes del gobierno que no estén de acuerdo con el programa de reformas económicas.
"Cuando un cuadro se sienta cansado o no esté convencido de nuestro programa de gobierno, que renuncie", afirmó y se declaró a la vez como un "defensor de la lucha contra el secretismo" que a su juicio sólo sirve para esconder la incompetencia de la dirigencia del país.

Cuentas extranjeras

Por otro lado, Castro aseguró que su país espera terminar de descongelar en el 2011 las cuentas bancarias de proveedores extranjeros paralizadas desde el 2008, en medio de una fuerte crisis de liquidez. Pero no dijo a cuánto ascienden las retenciones.
Según diplomáticos y empresarios extranjeros en Cuba, el Gobierno llegó a congelar hasta 1.000 millones de dólares en las cuentas de 600 proveedores.
"Continuamos disminuyendo las retenciones de transferencias al exterior, o lo que es lo mismo, las limitaciones que nos vimos obligados a imponer a fines del 2008 en los pagos desde los bancos cubanos a los suministradores extranjeros, las cuales serán suprimidas totalmente el próximo año", dijo el presidente.
Cuba ha ido desbloqueando paulatinamente cuentas desde el 2009. En algunos casos, ofreció a sus acreedores un interés anual del 2 por ciento a cinco años. El país comunista todavía no superó los problemas de liquidez detonados en el 2008 por la crisis financiera global, los daños provocados por varios huracanes y sus propias deficiencias económicas.
Castro agregó que Cuba había logrado "significativos avances" en la renegociación de sus deudas con sus principales acreedores y que en el futuro no asumiría deudas que es incapaz de saldar.
"Nuevamente, deseo agradecer la confianza y comprensión de nuestros socios comerciales y financieros, a quienes ratifico el más firme propósito de honrar puntualmente los compromisos contraídos", dijo.
(Una colaboración de Fer)


2 comentarios:

Pedro C. R. dijo...

Sí, sí, pero el príncipe regente sólo está haciendo de bufón, la comedia debe continuar y por eso hace la pantomima esa, para tenernos entretenidos.

Todavía y hasta querrá que le aplaudamos y todo.

Saludos

fer dijo...

bueno, una vez mas agradecerte que publiques la informacion Jose Ramon, al leer el articulo me llamo la atencion y bueno, todo lo relacionado con Cuba que vea te lo seguire mandando, un abrazo.

Fer.

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.