Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

jueves, 10 de marzo de 2011

EL PERFIL PSICOLÓGICO DE FIDEL CASTRO: SUS ORÍGENES. Por MARITZA BEATO, PhD

 

 De todos es conocido el terrible perfil psicológico de Fidel Castro, el tirano que durante casi medio siglo ha logrado, a base del terror, la represión, y métodos brutales, mantenerse en el poder en Cuba. Su patología se basa, en parte, en una dualidad, consecuencia de un sustrado de identidad desde su nacimiento: un doble nombre, doble hogar, doble familia, y doble identidad.
 
 El padre del dictador, el gallego Angel Castro Argiz, nacido en la aldea de Láncara, cerca de Lugo, en 1875, era un simple campesino rural al que un residente de La Coruña pagó para que lo sustituyera en la guerra de Cuba. En la isla, según reporta Carlos Márquez Sterling en su "Historia de Cuba", Castro padre formó parte de la columna española, dirigida por el comandante Cirujeda, que atacó y mortalmente hirió en combate al Titán de Bronce, Antonio Maceo, el 7 de Diciembre de 1896.


 Angel Castro Argiz, padre de Fidel Castro.

 Después de la derrota española en la guerra, don Angel decidió quedarse en la isla y hacer fortuna allí. Para salir de la pobreza típica del inmigrante, ejerció todo tipo de trabajos. Con la ayuda de otro coterráneo canario, Fidel Pino Santos, logró alquilar parcelas a la United Fruit Company y comenzó a adquirir más y más tierras, convirtiéndose en un rico terrateniente, pero con una reputación de ser implacable y violento en sus negocios, sobretodo con los humildes trabajadores que importaba de Haití para las labores agrícolas. Ya convertido en un rico miembros de la alta sociedad de Banes, don Angel contrajo matrimonio con la maestra María Luisa Argota, instalándose en Birán, y teniendo dos hijos.


Lina Ruz, madre de Fidel Castro.

 Años después llegó a Birán una nueva sirvienta con una hija analfabeta de 14 años, Lina Ruz. Pronto Don Angel estableció una relación extramarital con ella y tuvieron una primera hija, Angela, que fué llevada al bohío de la madre de Lina. Nació un segundo hijo, Ramón, y ya los rumores de la infidelidad de su marido llegaron a los oídos de María Luisa Argota, que abandonó la casa de Birán y se mudó a Santiago de Cuba con sus hijos.


Casa de Angel Castro Arguiz.

 Lina Ruz se instaló entonces como la nueva señora de la casa, y dió a luz, el 13 de Agosto de 1926, a un tercer hijo, al que don Angel puso el nombre de su amigo y socio en los negocios: Fidel. Como María Luisa Argota ya le había planteado el divorcio y reclamado la mitad de sus tierras, don Angel simuló estar arruinado y traspasó las propiedades a su socio Fidel Pino Santos. Para acallar rumores y ocultar la existencia de los hijos ilegítimos, decidió enviar a los niños a vivir con sus amigos, el cónsul haitiano en Santiago, Hippólite Hibbert, y su esposa Emercianne. Fidel tenía entonces 4 años. A esa temprana edad, que tuvo que adaptarse a tener dos familias, dos parejas de padres, dos hogares, a lidiar con su condición ilegítima, creando hondos conflictos psicológicos. Dos años después, cuando fué enviado como interno al Colegio de La Salle, sus condiscípulos lo humillaron repetidamente por su origen bastardo, por tener como madre a una criada analfabeta, y por no estar bautizado, llamándolo "judío". El niño se juró que algún día se vengaría de todas estas humillaciones. Cuando tenía 8 años, al fin fué bautizado, teniendo a la pareja haitiana de padrinos, y apareciendo en el acta oficial de bautismo como Fidel Hipólito Ruz, sin mención de Angel Castro como su padre. No fué sino hasta 1940 que don Angel y Lina al fin legalizaron su unión. Tres años después, el 11 de Diciembre de 1943, al fin Fidel fué reconocido como hijo legítimo de don Angel Castro, cuando ya tenia 17 años. Fidel Hipólito Ruz al fin podía llamarse Fidel Alejandro Castro Ruz. Pero las humillaciones sufridas durante los primeros años de su vida dejarían una huella imborrable, ansiosa de venganza, en su atormentada mente.  



Lina Cruz y Angel Castro, padres de Fidel Castro. 

 Después de su tardío reconocimiento como hijo legítimo, el adolescente Fidel Castro al fin pudo incorporarse de lleno a su familia. Se trasladó de Birán a La Habana, matriculándose en el jesuita Colegio de Belén, uno de los más prestigiosos de la capital. Allí comenzó a destacarse académicamente, pero al mismo tiempo, a mostrar su insaciable ambición de poder. En Belén, uno de sus condiscípulos fué un ex-vecino de Banes, Rafael Díaz-Balart, con cuya hermana eventualmente contrajo matrimonio.


Colegio Jesuita: Belen. Marianao, La Habana.

 Después de graduarse en Belén, Castro se matriculó en la Escuela de Leyes de la Universidad de La Habana, dónde rápidamente se involucró en el activismo estudiantil, haciendo un inteso debut en el panorama político de la isla. Aquí comenzó su época de "gatillo alegre", con una reputación de gángster, de aventurero violento, de matón. Todo esto culminó con su participación en el nefasto "Bogotazo" de 1948, adonde fué supuestamente para infiltrar los movimientos estudiantiles universitarios de América Latina. Este evento concluyó con revueltas, y el incendio de la capital colombiana después del asesinato del líder del partido liberal Eliecer Gaitán.


 Fidel Castro (izquierda) en Colombia cuando el "Bogotazo".


 Según el biógrafo de Castro, el francés Serge Raffy, al regreso de Castro de Bogotá fué que se produjo en La Habana el fatídico encuentro con el agente soviético Fabio Grobart, que determinaría su afiliación política para siempre. Raffy sostiene que la ideología marxista de Castro tuvo su origen en esa fecha. Fabio Grobart, uno de los fundadores del antiguo Partido Comunista de Cuba, era un judío polaco enviado por el Kremlin a América Latina para reclutar agitadores "anti-imperialistas" que para despistar, simularan ser anti-comunistas y tuvieran una imagen pública como tal. Y Castro, con su engañosa imagen de revolucionario humanista, que ocultaba su activismo violento y métodos brutales, era el candidato perfecto para la tarea, ya que poseía la camaleónica duplicidad requerida.



Fidel Castro.

 Esta condición de "agente doble" era terreno conocido para Castro. Según Raffy, esta duplicidad "no fué por la práctica de la denegación, traición o virajes, propios del juego político; sino por una verdader estructura psicológica derivada de las circunstancias de su origen: la propensión a ser simultáneamente dos personas; a jugar en dos campos al mismo tiempo; opuesto a la imagen del personaje íntegro e impetuoso que representa. Esta estructura de lo doble aparece en todas las acciones que emprende, ocasionando crisis, pues es una conducta que implica el "double-bind", que, como se sabe, es el origen de muchas perturbaciones mentales."


 Fidel Castro en la Sierra Maestra, Oriente, Cuba.

 Por eso fué que pudo engañar al pueblo cubano, presentándose desde la Sierra Maestra como un revolucionario idealista y redentor, ocultando su verdadera agenda. Por eso, tienen importancia absoluta en su régimen los servicios de inteligencia y de control policial. De ahí proviene la modalidad de infiltrar agentes bajo la doble fachada de médicos, maestros, y técnicos deportivos, como sucedió en Chile, en Granada, y ahora en Venezuela. Su duplicidad y la maleabilidad de su personalidad patológica impiden ninguna negociación, pues nunca se estará tratando con el verdadero, sino con el OTRO. La ley, según él, será siempre de su voluntad.



Hugo Chávez, Fidel Castro y Evo Morales.

           Cortesía de: Dr. Eduardo Zayas-Bazán
Logo
Noticia enviada por correo electrónico por Enrique Artalejo en CubaXchange

1 comentario:

Alfonso J.Martín dijo...

Ahora que leo este articulo me viene a la memoria la gran mentira que es la Cuba oprimida por los dictadores ..... ect.
Tiempo pasado cayo en mis manos un ejemplar del libro "Todo el tiempo de los cedros",autor Katiuska Blanco,en el que se narra parte de este articulo pero a la inversa,poniendo por las nubes a la familia Castro,ya se pueden imaginar,claro que el que esta en la isla le inculcan unas ideas históricas a conveniencias del tirano dictador,vamos que me da que pensar de esta escritora,la tal sr.Blanco como para leer algún libro suyo mas,que se podría llamar la Gran Mentira.
Esto demuestra el perfil del individuo y de parte de su familia,por que alguno se salvara digo yo.(muy poquitos).

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.