Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

viernes, 15 de julio de 2011

Manny López y el patio de Zú Galería Fine Arts. Por José Ramón Morales


Yo, en el patio de ZÚ

 Hace unos pocos años, un día al pasar por la Calle Ocho entre la 22 y la 23 ave del SW, ví que habían abierto una galería de Arte, su nombre me llamó la atención, Zú Galería Fine Arts, con Z, pensé, ¡Qué raro!, después me dí cuenta que era una genial jugada de publicidad para que no se te olvide el nombre, pues estaba con una falta de ortografía. Por curiosidad decidí pasar y ver como era, y conocí a Manny. Estuvimos hablando y le dije que  yo era era un artista y que tenía mis pinturas en casa, le di la dirección de mi Web y que le podía mostrar mi arte. Quedamos en reunirnos para que viera mi obra. A él le pareció interesante y me programó una exhibición en la Galería. Todo fue de una forma muy profesional, tuve la suerte de que Elena Iglesias me entrevistara en la misma galería frente a mis cuadros y con una música clásica de fondo, incienso, con muy buena energía y fue publicado en El Nuevo Herald. Llegó el día del opening y tenía pinturas hasta en el patio, del que hablaré mas adelante. Tuvimos un bar abierto con una variedad de tragos para escoger, vino blanco y tinto, y tapas, las invitaciones quedaron muy bonitas y fue mucha gente. Una noche maravillosa y se vendieron algunas obras.

 Ese fue el comienzo de nuestra amistad. El me invitó a que fuera entre semana a pintar en el patio, y fui, también lo hizo el pintor paisajista Radamés Potroni, y comenzamos a plantar arboles frutales y plantas florales, a decorar el patio, le pusimos lámparas antiguas, y hasta se dedicó una pared para que los artistas escribieran lo que quisieran. Ese fue el comienzo de lo que con el tiempo se convertiría en un mito en Miami. Recuerdo que yo me había encontrado en un basurero, dos macetas plásticas con un arbolito de tamarindo en cada una y medio muertos, los había llevado para mi casa y con mucha agua, empezaron a revivir y a echar hojas, como no tenía espacio para sembrarlas en casa, pues las llevé para el patio de Zú Galería. Entre Radamés y yo los sembramos, e incluso uno llevaba mi nombre y el otro el de él, pues no fue fácil abrir aquellos huecos. Sembramos muchas plantas, también la fotógrafa-escritora y artista Ena Columbié (LAPITU), fue a Home Depot y llegó con una bandeja de plantas de impations de todos colores y una manguera nueva. Cada vez éramos más los que sentíamos el patio de Zú como algo nuestro y necesario. Desde ese lugar salieron muchas obras de arte, incluso a veces comenzaba a llover y nosotros pintando en la glorieta del patio, comenzaba a inundarse y teníamos que subir los pies pues bajo ese tremendo aguacero no podíamos ir para la galería y nos divertíamos muchísimo. También la pintora y restauradora Cándida Rodriguez, creó muchas obras de arte desde ese patio mágico. A Manny se le había ocurrido hacer las Noches de Poesías para ayudar a difundir las obras de muchos poetas de Miami, incluso de afuera y poder disfrutarlas, sin siquiera cobrar la entrada. Esas noches eran maravillosas, ese patio se llenaba de personas con buena energía y yo sabía que se estaba haciendo historia en Miami. Ya todos esperábamos ese momento.  Y no solo fueron de poesías, también de cine, descargas de trovadores, grupos musicales. Zú era como un Centro de Artes en Miami, sin ayudas del gobierno. A partir de esas Noches de Zú, surgieron eventos similares en la ciudad, que aún perduran, pero la crisis obligó a Manny a tener que cambiar sus planes, Zú le estaba llevando la vida, tenía que tener otro trabajo para poder mantener la galería y se puede decir que lo hacía por amor al arte, a la cultura de Miami. Hoy en día sigue programando eventos con poetas y escritores en la Alianza Francesa y sólo me queda desearle más éxitos porque se los merece.

 El patio ya no es igual, la pared con todas las firmas de pintores, poetas y escritores, fue pintada por encima, ya solo quedan los recuerdos que llevamos en nuestros corazones, que son parte de la historia de este Miami tan convulso. 

Foto de Manny López, por Elsa Roberto.


Blog ProyectZU

8 comentarios:

Manny Lopez dijo...

Gracias José Ramón... Lo que más extraño de Zu son las plantas, que como tu dices ya no existen, y los amigos como tú … y el cafecito de Candi... Gracias por ser siempre el mismo. Un abrazo, Manny

Carmen Karin Aldrey dijo...

Fue hermoso, muy hermoso, aunque no tuve la dicha de participar en los primeros tiempos... llegué cuando la solera, como la del buen vino, ya había permeado esas paredes mágicas que tanto arte exhibieron. Pero lo mejor de todo fue la amistad, la confraternidad entre todos, los momentos de entrañable comunicación e intercambio.
Besos para los dos. Karin.

www.alilabar.com dijo...

Leyendo tu artículo José... senti tristeza sin nunca haber puesto los pies en Zú Galería Fine Arts. A través de tus fotos en la exibición de pinturas que tuve el gusto de verlas y tus positivos comentarios todos los ausentes cibernéticamente probamos el cafesito, los vinos, y sentimos en nuestos corazones esas noches bohemias.Dicen que recordar es volver a vivir. Esos recuerdos están ahí en el corazón y la mente de todos los que pusieron su granito de arena. Es una lástima que las plantas no existan pues embellecen el medio ambiente y sobre los árboles, nunca debemos cortar uno sin sembrar el otro.Tocante a las firmas y comentarios en la pared de artistas, poetas, escritores y pintores nunca los hubiera borrado. Eso sería parte de la historia cultural de Miami. Ojalá que tu amigo y todos los que lo apoyaron sigan triunfando y dejando bellas huellas.
Abrazos

Alila

Candida Rodriguez dijo...

Asi de especial e importante, Jose Ramon, fue y es para mi la estancia que vivi en Zu y el recuerdo que guardare siempre, por el lugar y sus actividades, ustedes los amigos y Mani, su gestor y alma.
Saludos y carin~os, Candida

José Ramón Morales dijo...

Hola Manny, son muchas cosas las que extrañamos de Zu, y efectivamente entre esas las plantas, que cada día se veían mejor, la hiedra estaba ya cubriendo las paredes, los orejas de elefante se veian espectaculares, los tamarindos habían crecido mucho, la umbrella tree, en fin todas. Recuerda los BBQ que hicimos, como nos divertimos!, Inolvidable. Un abrazo

José Ramón Morales dijo...

Karin, tu también fuiste parte fundamental del Patio de ZU, y recuerdo tu Noche de Poemas, fue una noche muy linda, con tus poemas colgados en una tendera del que guardo uno como recuerdo y tesoro. Fue una noche inolvidable y repleta de personas, era como que nadie quería irse, pero nos queda en fotos y en nuestros corazones. Besos, te quiero

José Ramón Morales dijo...

Alila, yo se que tu disfrutabas desde la distancia, pues estabas al tanto de todo lo que sucedía en Zu Galeria y se puede decir que también eras una fanática. Gracias por ser mi amiga y estar ahí siempre y no desteñirte. Un abrazo

José Ramón Morales dijo...

Candida, que puedo decir de ti? Mi querida Candida, siempre con esa sonrisa, esa dulzura y preparabas un cafe riquísimo que disfrutábamos en el patio a cualquier hora. Tu creaste muchas obras allí y eso ya no hay quien lo borre. Yo propongo que nos reunamos cada fecha que se cumpla un año el cierre de Zu Galeria, aunque sea un grupito pequeño y donde sea. Un beso

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.