Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Cuando los esclavos negros de Norteamérica querían ser españoles

La desconocida historia de Fort Mose, Florida
1784. Las tierras de Florida, en Norteamérica, han retornado a la Corona española. Unidades irregulares norteamericanas intentan resistir: los Florida Patriots. Una tropa española los aplasta. ¿Española? Son españoles sus uniformes y banderas, pero son todos negros. Descendientes de los mismos que desde 1738 formaban la milicia negra, española, de Santa Teresa de Mose, “the black fortress of freedom”, donde los esclavos de Carolina huían para acogerse al cobijo español. Un episodio desconocido de nuestra Historia.

San Agustín está en el extremo norte de Florida, junto a Carolina del Sur. Fue el punto más septentrional de las posesiones españolas en la costa este norteamericana. Cerca de allí está el antiguo Fuerte de Santa Teresa de Mose. Hoy se conoce al lugar como the black fortress of freedom, “la fortaleza negra de la libertad”, y se celebran festejos en memoria de aquel lugar y sus ocupantes.

La historia empieza a mediados del siglo XV. Los Pilgrim Fathers, los primeros colonizadores ingleses, aún no se han establecido en Norteamérica. Faltan cuarenta y dos años para que nazca la colonia pionera de Jamestown. España lleva medio siglo explorando la Florida, desde que allí pusiera el pie en 1513 Ponce de León. Ante la presencia de hugonotes franceses en la zona, España decide establecer una base fija. Es don Pedro Menéndez de Avilés quien desembarca en 1564 y funda la ciudad de San Agustín. Los españoles instalan allí un núcleo cuyo primer nombre es Misión de Nombre de Dios. Es el primer lugar de Norteamérica donde se celebra una misa. El sitio queda bajo la advocación de Nuestra Señora de la Leche, la Virgen lactante. Hoy se llama Our Lady of la Leche.
Los negros querían ser españoles.

San Agustín es un lugar de frontera. Se vive bajo la permanente amenaza inglesa. El corsario Drake arrasó la ciudad en 1586, pero los españoles no se marcharon de allí. Luego vino el ataque del pirata John Davies, y después los asaltos de los ingleses en 1702 y 1740. Ninguno consiguió echar de allí a los españoles. Y empezó a pasar algo insólito: a medida que la colonización inglesa se establecía en el área y desarrollaba plantaciones con el trabajo de los esclavos negros, San Agustín se convirtió en objetivo de los esclavos fugitivos. Carolina del Sur estaba al lado. Los negros que se atrevían a huir no querían otro destino: la Florida española.
¿Acaso en España no había esclavitud? Sí la había, como en las colonias inglesas. Y los negros eran también su principal mano de obra. Pero el régimen de la esclavitud bajo ley española era sensiblemente más suave que en la corona británica. Los esclavos, en el ordenamiento español, podían tener dinero propio para comprar su libertad, podían llevar a sus señores ante los tribunales –generalmente con la mediación eclesiástica-, podían mantener íntegra a su familia en caso de venta a otro dueño… Y sobre todo, en esa Florida española donde había esclavos negros en mejores condiciones que en Carolina, había además otros negros que no eran esclavos, sino hombres libres. Las crónicas de la conquista citan con alguna frecuencia el caso: entre las huestes de conquistadores españoles no era inusual encontrar negros, gente que había sido vendida como esclava por los musulmanes, o que había huido de África, y que aparece ahora en la América española en condición de esclavos liberados por sus dueños o, simplemente, de hombres libres.
Las primeras fugas de esclavos negros de Carolina se producen hacia 1687. Se sabe que el primer grupo que llega a Florida estaba compuesto por ocho hombres, dos mujeres y un niño. En poco tiempo, el número de evadidos se eleva ya al centenar. La Corona española está resuelta a acoger a los fugados. Y una vez bajo ley española, los esclavos son puestos en libertad. Carlos II otorga en 1693 una cédula que dice así: “Dando libertad a todos, tanto a los hombres como a las mujeres, sea ello ejemplo de mi liberalidad y dé lugar a que otros hagan lo mismo”. Como el número de evadidos crece, los españoles establecen una fortaleza: el Fuerte de Santa Teresa de Mose, donde se constituye la primera comunidad negra libre de Norteamérica. Para los africanos de la colonia inglesa, el establecimiento de Santa Teresa de Mose era un símbolo de esperanza.

Aquel asentamiento, hoy conocido como Fort Mose, tiene su propia fuerza militar: en 1738 se crea, bajo bandera de España, una milicia negra con oficiales no sólo españoles, sino también de la propia raza, como el capitán Francisco Menéndez, antiguo esclavo evadido. Esa milicia defenderá no sólo la frontera española en Florida, sino también la propia libertad de sus integrantes.

La vida de la Florida nunca fue tranquila. En 1763 se entregó la región a Inglaterra por un acuerdo internacional. Entonces los defensores de Fort Mose embarcaron hacia Cuba junto a los pobladores de procedencia española. La mayoría se instalaron en Matanzas, donde continuaron su vida como hombres libres. Allí viven hoy sus descendientes. Pero Florida volvió a manos españolas en 1784, y algunos de aquellos negros de Fort Mose regresaron a San Agustín. Cuando algunos colonos norteamericanos –los “Florida Patriots”- trataron de oponer resistencia, fue esta milicia negra la que asentó el dominio español. Florida fue española hasta 1821, cuando Fernando VII la vendió a los Estados Unidos.
Hoy San Agustín es una ciudad norteamericana donde se habla inglés, pero no hay que escarbar mucho para encontrar la huella española: los nombres de las calles, la catedral, los giros y modismos de la lengua popular… hasta las terrazas de los bares y la misa de doce. En 1991 los museos de historia locales inauguraron una exposición itinerante que cuenta lo que fue aquello: Fort Mose: America´s Black Fortress of Freedom.
Una colaboracion de CCR

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero esta persona no hace mas que autoenganarse y humillarse ante los espanoles que lo consideran un sudaca mas?

Que falta de dimension tiene de la realidad real.

Que servil!

José Ramón Morales dijo...

Anonimo;
Cuando se va a ofender, los hombres damos la cara, porque es de cobardes hacerlo en el anonimato. Seguro que eres uno de los del gobierno cubano para desprestigiarme y no lo vas a conseguir.

CCR dijo...

Me alegro de que el texto te haya parecido interesante.

Sobre lo que dice anonimo, creo que es el mismo que siempre postea diciendo que si llamamos sudacas a tal o pascual. A ver cuando se entera que esa palabra solo se utiliza para "SUDAmericanos", y aunque me parece mal que algunos españoles la usen, creo que para el si que la podria utilizar, de la misma forma que un canario llama "godo" a los peninsulares tocapelotas, pero nunca a los decentes.

Anónimo dijo...

Jose Ramón. Es muy interesante tu artículo, contigo estamos descubriéndo pasajes de la historia increibles. Respecto al anónimo deja que te diga una cosa, Jose Ramón no se humilla, tú con tus comentarios sí lo haces. Dime ¿no seras tú un servil del comunismo?

Pedro E

José Ramón Morales dijo...

Hola Pedro, soy un ser humano con altas y bajas, con muchos defectos y a veces muchas veces me equivoco. Estoy harto de que siempre me digan cosas por querer unirnos al pais donde perteneciamos, de donde vinieron la mayor parte de los ancestros de cubanos de hoy. Estoy seguro que si fuera un mejicano de Texas que casi no habla español, y quisiera unirse a Mexico como antaño, muchos lo verian bien, sin embargo Cuba y España no.
Quizas veo fantasmas donde no hay, pero la vida me ha dado muchos golpes.
Un abrazo

José Ramón Morales dijo...

Hola CCR:
Gracias por tu aporte. Te dire que la pagina de Hispanismo no la pude ver, por lo que tuve que coger el articulo de otra. No se porque, pero nunca puedo ver nada de esa pagina, y a cada rato me mandan algo.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Al primer anónimo, solo hay que oirte para que te desprestigies a ti mismo. Tal vez tengas miedo de la democracia y por eso faltas.Pero una cosa está clara, tarde o temprano, Cuba será lo que los cubanos quieran, y si es al lado de España, me alegro por ello, ambos paises ganaran mucho.
Un saludo a todos

CCR dijo...

José Ramón, pues no se la razon por la que no puedes entrar. Quiza tengas que utilizar un navegador por proxy, como por ejemplo este:

http://www.proxybrowsing.com/

Solo tienes que pegar la web y darle a "start browsing".

Espero que te sirva

Salu2

CCR dijo...

Si ese no funciona tambien puedes usar este otro

http://www.proxybrowse.biz

José Ramón Morales dijo...

Gracias CCR, con este ultimo que me diste, si la puedo ver y veo que es el mismo articulo, pero que hay respuestas interesantes. Las voy a leer todas. Gracias y un abrazo

José Ramón Morales dijo...

CCR, en cuanto al articulo que ma mandas de la corrupcion en Espana, eso existe en todos los paises, solo que hay denunciarlos y hacerle pagar. Abrazos

Soren dijo...

Es muy triste el desconocimiento general de la historia de España. Artículos como este se agradecen enormemente para que la verdad llegue a todo el mundo.

El imperio español fue integrador, integrador para todos, independientemente del color de la piel. Este hecho era despreciado por los ingleses y holandeses fundamentalmente, quienes trataban a los "no blancos" peor que al ganado.

Alvaro dijo...

Magnifico articulo.
Solo puntualizar una cosa, en realidad La florida no fue vendida segun creo recordar, fue cambiada a traves del tratado de Adams-onis por el cual se fijaba la frontera del virreinato de nueva españa, en el mississipi creo, a cambio de la florida, que de facto, como se comenta, estaba sin control por parte de españa por haber tenido que cederla a los ingleses poco antes y haberla tenido que evacuar.

Muy mal hecho, por cierto, porque a favor del futuro mexico se cedio un territorio valioso, que no hubiera sido tan dificil de retener en las guerras de independencia, por su cercania y dependencia de cuba, como el enorme y despoblado virreinato continental.

Saludos marileños

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.