Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

viernes, 11 de junio de 2010

La insurrección en Cuba. Muerte de Jose Martí. LA VANGUARDIA 1895


Periódico LA VANGUARDIA 30 de Mayo de 1895.
El cadáver de Marti
Telegramas particulares amplían el despacho oficial acerca de la conducción a Santiago de Cuba, del cadáver de Jose Marti, exhumado por orden del general Martinez Campos.
 Los restos mortales del infatigable propagandista fueron escoltados desde Remanganagua por 700 soldados, a los que atacó cuatro veces la partida de Rabi, que deseaba rescatar el cadáver.
 En la estación de San Luis fue depositado el féretro en un coche del tren.
 El cadáver quedo expuesto en el cementerio de Santiago, para que lo examinaran cuantas personas lo tuvieran por conveniente.
 Otro despacho de la Habana dice que el cadáver del jefe insurrecto Marti, ha sido conducido a Santiago donde será expuesto al publico.
 Los insurrectos dispararon repetidas veces sobre la columna que escoltaba el cadáver, siendo contestados por las tropas.
 En esta empeñada lucha murieron nueve separatistas y quedaron heridos otros muchos.
 De las fuerzas militares resultaron también cinco heridos, incluso el oficial que las mandaba, que lo fue muy gravemente.
Versión del Herald, sobre batalla del Contramaestre.
 Los informes que publica el Herald en su edición de Paris sobre la batalla de en que Marti murió, coinciden en todo lo esencial con los oficiales; pero como los contiene un telegrama de Nueva York, y ya es sabido como se mueven allí los filibusteros, conviene registrar esta versión.
 El corresponsal del importante periódico no pone ya en duda, como en días anteriores venia haciendolo, la muerte de Jose Marti.
 Añade, aunque no con la misma seguridad, que cayó muerto el caballo de Máximo Gómez y este herido.
 El famoso cabecilla estuvo a punto de ser hecho prisionero por las tropas españolas; pero el cabecilla Borrego acudió a su auxilio y consiguió librarle al fin.
 Según el Herald, las perdidas de los insurrectos en esta batalla fueron de 40 muertos y 100 heridos, y las que sufrieron las tropas españolas, cinco y siete respectivamente.
 Las partidas de Masso y Rabi, habían salido de Cauto para proteger la marcha de Máximo Gómez hacia Camagüey.
 El general Suárez Valdés hace exploraciones en el distrito de Las Tunas.
 Por ultimo, dice el mencionado telegrama que el corresponsal del Herald en la Habana comunica que el cónsul general de España en Jamaica, ha remitido al general Martinez Campo, una copia del despacho que ha enviado a Nueva York, expresando su creencia  de que la insurrección concluirá por falta de municiones.
 Los generales Salcedo y Mella
 Dicen varios periódicos de Madrid, que el general Salcedo se embarcara para la Península en breve, a fin de atender el restablecimiento de su salud, quebrantada con las fatigas de la campaña, y que así lo ha anunciado el señor Martinez Campos al señor ministro de Guerra, sintiendo que por motivos justificados, tenga que privarse el Ejercito de Cuba de los valerosos servicios de aquel valiente general.
 El señor Mella conferencio el lunes con el señor ministro de Ultramar, del cual recibió instrucciones, que transmitirá personalmente al señor Martinez Campo.
 El señor Mella se embarca el día 30.

No hay comentarios.:

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.