Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

lunes, 6 de diciembre de 2010

XX CUMBRE DE IBEROAMERICA: ¡INTELIGENCIA O ANALFABETISMO! (Primera Parte)

Por Miguel Leal Cruz
Periodismo Histórico
Canarias-España

En la reciente XX Cumbre Iberoamericana de Mar del Plata, Argentina, pasado 5D, lo más destacado fue, al parecer, la ausencia de Hugo Chávez por Venezuela; tal vez avergonzado por enfrentarse al Rey de España, tras incidente con nuestro Jefe de Estado en otra Cumbre, Santiago de Chile, en 2007. Asimismo, se trató de la erradicación del analfabetismo, en todo el Orbe, en el más breve plazo posible puesto que aún queda, y bastante, como aprecia cualquiera…, que quiera.

Y claro, el tema estrella fue la inteligente investigación del tal Wikileaks ¿…? en Busca y Captura judicial, por Tierra, Mar y Aire, al parecer, como autor de la información política publicada en medios de comunicación mundial, aún clasificada y con especial referencia a la administración de Estados Unidos…, y diana principal de representantes neo-progresistas extremos en la Cumbre, pocos, que no lograron fuera aceptada su pretendida observación...
No obstante, en este artículo vamos a centrarnos, específicamente, en la ausencia del mandatario venezolano Hugo Chávez, y cuyo discurso delegó, al parecer, en su mandado Evo Morales de Bolivia, Daniel Ortega de Nicaragua…, países también hermanos en el gran mundo hispano…

Según opinión, casi unánime en los Gobiernos de los países no marxistas, se sospecha que Hugo, esta vez avergonzado por sus constantes declaraciones políticas (y personales) fuera de los cauces de toda ética entre gobiernos, o sus representantes…, no quiso encontrarse con el Rey español… Es claro que, a este mandatario populista venezolano, le han descubierto la similitud de su “modus operandi” político, con el que usó (y usa) su maestro Fidel Castro en Cuba; y así les va, claro…


Analizando, con exhaustividad, desde fuentes de prensa de la época, incluso cubanas, es sabido que en la etapa crítica de la Revolución Cubana, 1959-62, la metodología que utilizó Fidel Castro en aquellos momentos, haciendo uso de todo tipo de “artimañas y medias verdades” con dicho objetivo, que los disidentes dicen mantiene ahora (en 2010) tras interregno de silencio por presunta enfermedad en los últimos años..., parece evidente, es la misma que lleva a cabo Chávez en Venezuela, ahora; que, además, los mismos disidentes, sostienen que los resultados son similares para el propósito comunista emprendido desde el inicio y que, ahora, después de 52 años, le mantiene, férreamente, en el poder absoluto... No obstante, la intermediación española entre la UE y Cuba, a través de hábil política exterior del que fue embajador, Sr. Moratinos, surte efectos patentes a través de la liberación de presos políticos, y con visibles cambios sociales y económicos… Política que persiste por ambas partes.

De las muchas preconcebidas tácticas utilizadas por el líder cubano de ascendencia hispana, una de las más famosas fue la astuta encerrona al embajador designado en Cuba por el Gobierno español, en la que aquél, de forma incauta, caía como tal cuando pretendió solventar el asunto de “modo equivocado”…

Los relativos éxitos que el proceso revolucionario cubano iba cosechando, se transformaban en las mayores impertinencias para el status político internacional imperante: según publica el rotativo tinerfeño El Día, con fecha 21 de enero de 1960, el Ministro cubano de Exteriores, Raúl Roa, procedente por vía aérea de la capital egipcia, tras haber visitado Arabia Saudita en misión oficial, hizo escala en el aeropuerto romano (sic) (Roma-Italia) donde fue recibido por su Santidad el Papa Juan XXIII. Estos acontecimientos en política exterior cubana envalentonan a Fidel Castro, quien, a pesar de su enfrentamiento con la Iglesia Cubana, en La Habana, provoca un incidente diplomático con el embajador español, Juan Pablo de Lojendio, al que ocasiona su destitución como representante de España.

Aspectos estos dignos de comentarios, pues parece que por decisiones precipitadas desde superior parcela de pretendida autoridad personal (se originan en “altos cargos” con poder público, político, técnico, académico, u otros…) contribuyen, según se aprecia, a la destitución de este prototipo de “fidelidad al régimen del momento” como embajador de España en aquella isla hermana. Hechos que no son aislados…

En su largo discurrir la Historia oficial, aprecia, con excesiva frecuencia, como determinadas personas, delegadas, comisionadas, pero, sobre todo, portadoras de determinada responsabilidad (en este o en otros campos), disponen, ordenan, o actúan de forma tajante con criterio “quasi unipersonal”, y en poco tiempo. No hacen previsión de consecuencias, tal vez, producto de la soberbia implícita que conllevan estos cargos.

A este respecto, y por la connotación con otro incidente, consecuencia de la conducta incorrecta (constatada en medios de prensa, hasta este momento) de otro responsable político: Hugo Chávez, Presidente de Venezuela, en desencuentro con el Rey de España durante la reunión de la XVII Cumbre Iberoamericana, celebrada en Santiago de Chile (11-11-2007), la prensa analizó este otro “incidente” con todo lujo de detalles. Alusivo al mismo publicamos en el periódico El Mundo-La Gaceta de Canarias, España, por aquellas fechas que “… una vez reordenadas los editoriales, noticias (y opiniones) aparecidas en diversos medios de información latinos, en torno al incidente entre El Rey español y el presidente venezolano Chávez, se hace necesario determinar unas conclusiones objetivas y válidas, tras análisis de hechos históricos similares”.

En España, durante la obligada comparecencia, de los responsables políticos en dicha Cumbre, ante el Senado de aquel momento, algunos miembros del Partido Popular aludieron a otro incidente mucho más grave, habido en La Habana (Cuba) a fines de enero de 1960, provocado por el inquieto líder revolucionario, Fidel Castro, quien, siguiendo consignas políticas fuera de los cauces oficiales de la diplomacia, enfrentó al embajador español Lojendio e Irure, representante oficial de España en Cuba.

Sin embargo, el 25 de julio de 2008, en el Palacio de Marivent (Palma de Mallorca) tras una hora de espera, con fuerte apretón de manos del Rey y del presidente venezolano, Hugo Chávez, quedan normalizadas las relaciones entre ambos países (rotas a iniciativa de líder venezolano), en este primer encuentro de ambos Jefes de Estado, tras el citado incidente de Santiago de Chile, en la XVII Cumbre…

PERIODISMO HISTÓRICO S. L. u
CANARIAS-ESPAÑA

1 comentario:

Anónimo dijo...

La cumbre iberoamericana es la reunión de todas las españas.
Unas españas plurales que deberián trabajar en esta cumbre por una unión de todos los pueblos de habla española.
Viva la hispanidad.
Viva cuba española.

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.