Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

viernes, 22 de julio de 2011

FRAGMENTOS DE LA LEY DE REFORMAS DE 1895 DEL PARTIDO AUTONOMISTA CUBANO


(Foto Bandera del Partido Liberal Autonómico de Cuba 1878)


 "Solo una corta minoría del pueblo cubano ha sido partidario de su separación de España, pues la inmensa mayoría creyó siempre que la libertad, en el medio de la civilización y la riqueza, el fín a que deben aspirar todos los pueblos, y el medio de conseguirla en Cuba, es la autonomía colonial bajo la soberanía de la Nación que la descubrió, pobló y civilizó. Esa ha sido la tradición constante de la colonia desde principios del siglo, pues si en 1868 y ahora se han blandido y blanden las armas a favor de la separación, se ha debido a causas multiples, cuya dilucidación no sería propia de este documento, y acaso haya de quedar reservada en mucha parte al juicio imparcial de la historia".

 "Es indudable que la insurrección actual ha sido preparada e instigada desde el extranjero por hombres que en su mayoría carecían de intereses en esta Isla o que la desconocían en absoluto por su prolongada ausencia de la misma, ajenos a sus necesidades y de sus aspiraciones divorciados; pero es indudable tambien que el movimiento insurreccional no hubiera tomado el desarrollo e importancia que hoy reviste, a pesar de la oposición de la mayoría del país, de los grandes sacrificios realizados, de la abnegación y esfuerzo del ilustre General que nos gobierna, si sus instigadores no hubiesen encontrado en las circunstancias políticas, económicas, administrativas y sociales del país, elementos aprovechados con su astucia para su tenaz propaganda".

 "Todos los habitantes de esta Isla están acordes en considerar grave y peligrosa la situación actual. Ardiendo en guerra las provincias de Santiago de Cuba, Puerto Príncipe, y Santa Clara; sumamente agitada la de Matanzas, en el que suelen aparecer algunas partidas insurrectas; populando gavillas de bandidos en ella y en las de Pinar del Río y la Habana; sin mercado para nuestro tabaco, nuestros aguardientes y alcoholes; ruinosos los precios del azúcar, nuestra principal producción, al extremos de no poder cubrir sus costos; imposibilitadas casi en absoluto sus faenas agrícolas, ya por la inseguridad de sus campos, ya por la falta de recursos de los hacendados y colonos; clamando por trabajo los braceros, sin que los demas lo obtengan ni aun por el preciso sustento; perdido por completo el credito dentro y fuera de Cuba; abatido el comercio y paralizados, en fín, los negocios, es imposible que esta situación continue sin que nos lleve en termino muy breve, a la mas espantosa bancarrota, a la miseria, al hambre, a la despoblación".

 "El Partilo Liberal Autonomista, condena todo trastorno del orden, porque es un partido legal, que tiene fe en los medios constitucionales, en la eficacia de la propaganda, en la incontrastable fuerza de las ideas, y afirma que las revoluciones, salvo en circunstancias enteramente excepcionales y extremas que se produce muy de tarde en tarde en la vida de los pueblos, son terribles azotes, grandes y señaladas calamidades para las sociedades cultas, que por la evolución pacífica, por la reforma de las instituciones y los progresos y el empuje de la opinión llegan al logro de todos los fines nacionales y de todas las aspiraciones legitimas".

 "Pero además, nuestro partido es fundamentalmente español, porque es esencial y exclusivamente autonomista. Y la autonomía colonial, que parte de la realidad de la colonia, de sus fines necesidades y peculiares exigencias, propuso también la realidad de la Metrópli en la plenitud de su soberanía y de sus derechos históricos".

 Por eso desde que nació nuestro Partido, inscribió en su bandera como lemas "La Libertad, La Paz y La Unidad Nacional".

Habana, Abril 4 de 1896

Bibliografía:
Harvad College Library
Cuban Collection
El Partido Autonomista Cubano. Ley de Reformas de 1895

2 comentarios:

Michael dijo...

Saludos José creo que Cuba no fue colonia mas bien fue parte intrínseca de España y una provincia en epoca de los Austria era reino, se que Carlos III fue un pésimo rey que nos denomino colonias pero con todo y eso el problema se soluciono, estoy mas que de acuerdo con que la unión seria lo mejor para nosotros,sabes que te tengo un aprecio grande y te considero mi hermano un gran abrazo.

Jose Manuel dijo...

En efecto por internet existen diferentes blogs que incluso desde América pretenden relanzar una mayor aproximación entre esas naciones y España. Es una evidencia que el Imperio Español ya en la época de Carlos III estaba obsoleto, por ello se presentaron a este rey y a Carlos IV diversos proyectos para reformarlos, desde los del conde de Aranda hasta los de Godoy; la idea era crear 3 o 4 reinos americanos plenamente soberanos a la cabeza de los cuales se situase un principe de la Casa Real Española y por lo tanto manteniendo con ella y con España una unión estratégica y cultural. Los conflictos con Inglaterra primero y con los franceses después hicieron que estos proyectos no fuesen atendidos.Los problemas existentes en aquel anticuado imperio eran evidentes pero resolubles, la cizaña la metieron los ingleses para su problecho. Lo cierto es que la desunión del antiguo Imperio Español únicamente benefició a Inglaterra y posteriormente al nuevo imperio de los EE.UU. con su cononida doctrina del Destino Manifiesto. Esta situación permanece hasta el dia de hoy. Inglaterra ganó mucho creando la Comunidad Británica de Naciones, al igual que todos los Estados pertenecientes a ella. No se trataría de resurgir ningún tipo de viejo imperio, ni de anexionar o incorporar como Comunidad Autónoma a nadie, eso es irreal. Sí que sería muy conveniente inculcar en las mentes de los españoles olvidar cualquier tipo de sentimiento de superioridad, es un hecho que en nuestro pais se ha avanzado notablemente en esa via aunque queda por hacer, igualmente sería muy necesario olvidar el odio antiespañol existente en Hispanoamérica, véanse los casos de Chile en el asunto de Garzón-Pinochet o en el de Argentina en los últimos mundiales como ejemplos anecdóticos pero que reflejan una realidad; igualmente dejar de fomentarlo desde las cúpulas de gobiernos como los de Chávez en Venezuela o Fidel Castro en Cuba y otros. Existe más odio antiespañol en America Latina que sentimiento negativo o de superioridad en España. Una vez superada esta asignatura la puesta en marcha de una Comunidad Hispana de Naciones beneficiaría enormemente tanto a los españoles como a los latinoamericanos. Lo que observo no obstante es que por parte de los dirigentes latinoamericanos se pretende avanzar en una integración pero excluyendo a España pues continuan demonizándola en sus discursos populistas que calan profundamente en la población, es un error. Espero que algún dia se den cuenta de él. En el ejemplo anglosajón EE.UU. no se independizó amistosamente de Ingalterra y sin embargo no existe allí el odio que en ocasiones se mastica hacia lo español en Latinoamérica. Sería deseable que algún día estas actitudes cambiesen y se avanzase hacia la creación de una Comunidad Hispana de Naciones que en el caso de Gran Bretaña tan buenos resultados ha dado. Desde España saludos a toda Latinoamérica.

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.