Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

lunes, 12 de septiembre de 2011

CUBA EN 1933: MOMENTOS CONVULSIVOS. POR MIGUEL LEAL CRUZ

( Fotos de Internet )


Cuba en 1933: Momentos convulsivos   Por Miguel Leal Cruz
De PERIODISMO HISTORICO S.L
CANARIAS-ESPAÑA
 
Todos los esfuerzos del general Alberto Herrera, Jefe del Ejército de Machado, tendentes a erigirse en la primera magistratura cubana son inútiles. En la noche del 12 de agosto el Congreso acuerda investir como presidente a un personaje anodino, a pesar de su ascendiente patriótico en la insurrección de 1868 contra España, Carlos Manuel de Céspedes, con el visto bueno de los diplomáticos norteamericanos. Forma un Gabinete con elementos de la oposición y algunos conocidos servidores pro estadounidense.

El periódico La Prensa de Tenerife en crónica urgente remitida por cable desde La Habana con fecha 14 de agosto, anuncia con gran alarde de titulares la noticia del juramento del nuevo Gobierno cubano. En subtítulos se lee que el general Machado ha llegado a Nassau, en las Bahamas, donde sufre una gran excitación nerviosa. La ceremonia se celebró en el Palacio presidencial sin ninguna solemnidad, asistiendo sólo algunas representaciones civiles y militares.
 El nuevo Gobierno, después de la ceremonia de la jura, se reunió en consejo de ministros, bajo la presidencia del señor Céspedes Ortiz, presidente accidental de la República. 


Examinaron la situación política después del movimiento revolucionario y se acordaron las primeras medidas a seguir para garantizar el orden público, evitando todo exceso pernicioso en los actuales momentos. Céspedes, ante la prensa, pronunció (sic) un breve discurso esbozando sus planes mientras permanezca en la presidencia de Cuba con tendencia a reconstituir el prestigio político y hacer frente a los males que hoy afectan más directamente a la República cubana. Pidió a los ministros la más decidida colaboración para tener éxito en la empresa que han de acometer, que será muy difícil y penosa para todos dijo, ya que la patria precisa este sacrificio. Como uno de los primeros actos de gobierno firma un decreto nombrando alcalde de La Habana a D. Estanislao Tartana en sustitución del defenestrado José Izquierdo alias “Pepito”, personaje éste de conducta ambigua y odiado por mayoría de habaneros.

Este equipo pretende mantener su “statu quo” y de paso brinda protección a los “machadistas” en su fuga haciendo uso de aquel refrán español de “ a enemigo que huye, puente de plata”. A este respecto desde Miami (Florida), los periódicos informan que ha llegado a Key West la familia del general Machado, a bordo del yate presidencial. Las hijas del presidente hubieron de ser custodiadas por fuerza pública. También ha llegado a esta ciudad acompañado de su esposa el ex ministro de Estado del Gobierno de Machado, Doctor Orestes Ferrara, adoptándose grandes precauciones para evitar cualquier atentado. El general Herrera y otros amigos de Machado han huido a Panamá (si bien la prensa no se pone de acuerdo en los destinos exactos)

La situación en La Habana, como consecuencia de los últimos acontecimientos, comienza a normalizarse. Los autobuses y tranvías reanudan sus servicios. Las fuerzas del Ejército patrullan constantemente para evitar desmanes de los elementos perniciosos que se amparan en el desorden reinante para asaltar viviendas y comercios. No pueden impedir que, durante el domingo pasado y según la prensa, en el calor de las manifestaciones de entusiasmo por la caída del dictador, se produjeran fuertes choques entra manifestantes y policía, y que la multitud quemara unos cien automóviles que eran propiedad del ex presidente Machado, y el asalto a una finca del mismo, resultando dos muertos, numerosos heridos, habiendo desaparecido muchas cabezas de ganado 

El historiador español, ya citado, Manuel de Paz Sánchez, en uno de sus numerosos tratados sobre Cuba y sobre relaciones con Canarias, nos apunta una justificación lógica por la que los militares no asumieron el poder en estos momentos puesto que la situación revolucionaria no podía ser neutralizada de cualquier manera . El Ejército se había convertido, en efecto, en la única organización del estado neocolonial con un dispositivo nacional y, además, podía actuar coordinadamente bajo un mando único y garantizar el traspaso de poder, pues siempre dispondría del uso de las armas. El dilema era claro, o ejercía directamente el poder o se lo entregaba a una figura no comprometida con el régimen de Machado.

La primera opción, aquella, por la que el Ejército asumiera el poder sin traba alguna parecía “en extremo peligroso e irreal”. Los dos últimos años del gobierno de Machado habían comprometido demasiado al Ejército ante la opinión pública, por su criminal represión. La oposición hacia la clase castrense estaba demasiado extendida no sólo en pueblo llano sino en los propios sectores burgueses, a más del sentimiento de culpabilidad existente entre los componentes de la misma institución militar. A ello se refiere nuestro rotativo .
Por tanto, se decidió por la segunda opción que era nombrar un civil de cierto renombre por su ascendiente paterno en la guerra contra España: Carlos Manuel de Céspedes.

Pero ni Céspedes, ni los partidos burgueses, ni el propio emisario Welles han comprendido todavía la magnitud del movimiento que se desarrolla impetuoso bajo el impulso fundamental de obreros y estudiantes. Su designación no pudo frenar el estallido de violencia social.

La historiografía cubana basa este proceso revolucionario en las actividades del partido comunista y las organizaciones afines (entre ellos la Confederación Nacional obrera de Cuba), que pretenden darle a la revolución emprendida un contenido agrario y anti norteamericano. Más de 200.000 obreros azucareros van a la huelga en agosto y septiembre. Los trabajadores se apoderan de muchos centros azucareros, ocupan ferrocarriles, extienden su control sobre vastas zonas agrícolas y se van armando como grupos de autodefensa, generalmente con el apoyo de los campesinos. Ocupan tierras de grandes latifundios ante la poca operatividad del aparato represivo resquebrajado, e incapaz de ejercer ninguna autoridad, minada su moral por los recientes acontecimientos.

Teniendo en cuenta que la situación de inestabilidad en que se vive, el Partido Comunista, por influencia de la Internacional Comunista, llama a los obreros, campesinos y soldados, a establecer “soviets” (consejos) en aquellos lugares donde el empuje popular lo haga posible, a manera de gobierno revolucionario popular elegido por las masas. Estos órganos de poder obrero-campesino debían adoptar todas las medidas necesarias para resolver los principales problemas de los trabajadores urbanos o rurales, industriales o agrícolas, así como de la población de la isla en general . Las masas populares se exasperan, y sin que Céspedes y sus colaboradores puedan impedirlo, las cárceles se llenan de los seguidores de Machado y son asesinados los esbirros en las mismas calles y sus cadáveres paseados en triunfo por los arrabales habaneros. Se asaltaron las viviendas de otros muchos y el periódico El Heraldo de Cuba , gran paladín del régimen de Machado, fue asaltado y destruidas las instalaciones, edificio e incluso la espléndida y moderna rotativa. El periodista canario (Isla de La Palma), Wangüemert, ya citado, aporta un interesante artículo sobre los hechos. En él nos informa de la destrucción de la casa del ex alcalde de La Habana José Izquierdo, citado como “odiado Pepito”, situada frente a la morada de otro canario, también comprometido con Machado, el poeta y abogado de la provincia de Santa Cruz de Tenerife Tomás Felipe Camacho, cuya vivienda fue, sin embargo, respetada por las masas. La explicación que nos da el Dr. de Paz Sánchez para justificar el proceder de los asaltantes, fue la honradez demostrada por el citado paisano, aún siendo asesor de Machado, que afectaban a la ciudad y que por su bien hacer mereció “el aplauso de las personas sensatas”.

Son asaltadas también las propiedades de funcionarios del anterior régimen por ser consideradas producto de la corrupción y destituidos numerosos alcaldes y concejales adictos, entre otros excesos.

En este contexto, la caída de la dictadura de Machado, queda explicitada en un editorial del periódico tinerfeño citado para reflexionar con acierto, sobre “el sentido de la democracia”, en un artículo del que entresacamos: “Como todas las dictaduras, la del General Machado en Cuba ha terminado violentamente. Ha sido la de Machado una dictadura caracterizada por la violencia... Subió al poder democráticamente, más duró poco su actuación legítima. Al primer tropiezo se erigió en dictador y así, fue endureciendo el sistema personalista de gobiernos” y añadía “que debemos aprovechar las circunstancias de lo ocurrido en Cuba, para volver, una vez más a la reflexión de que hay que procurar por todos los medios la educación ciudadana para que los países no puedan desembocar en ese dramático sistema político. Si racionalmente no hay más sistema puro de Gobierno que la democracia, la experiencia no está demostrando que, además de racional, es el más práctico. Nada, absolutamente nada, remedian las dictaduras. Resultan insoportables aún cuando se desenvuelvan del modo pacífico en que se desarrolló la española”, refiriéndose a la del General Primo de Rivera, y su autor hace la siguiente salvedad: "Aunque a este propósito bueno será advertir a los que hablan de estas cosas con alguna ilusión, que si la desgracia nos trajera una situación parecida, ya no sería igual; el pueblo español no la aguantaría con la tranquilidad de antes. Una generación no aguanta más que una dictadura”.

Lamentablemente, el cronista se equivocó y seguramente sufrió en sus propias carnes la guerra civil española que sirvió de antesala a una dictadura mucho más feroz que la de Machado y la de Primo de Rivera juntos: la del General Franco, por un espacio de 40 años, imposible de concebir en un país europeo, civilizado y cuna de culturas, precisamente para países americanos entre los que se halla Cuba.

Y añade este filantrópico cronista que cuando el gobernante llega a su puesto por el mandato democrático podrá equivocarse, podrá perder la confianza del pueblo que le designó y democráticamente ser sustituido. Cuando el dictador abandona el mando, caen sobre el desecho país las mayores desdichas. Una guerra de odios concentrados viene a agravar, aún más, la situación.

Ahora el general Machado, por haber gobernado contra la voluntad de los cubanos, tiene que huir en un aeroplano y estar protegido por las potencias extranjeras. Se sobresalta cuando el viento cierra violentamente una ventana. Teme el atentado. ¿Por qué? (se pregunta) ¡Ah! Lo teme, por que él atentó. Ésa es la lección más saludable. Se debe gobernar, mientras se tenga el apoyo legítimo. Se ha de abandonar, cuando se carezca de él. Estar siempre atento a los movimientos de opinión ante la obra que el gobernante realiza. Y, cuando haya duda, someterse a la deliberación, al sufragio . Ésta es la única manera posible de tranquilidad pública, de paz y de progreso. Así, sólo así, los gobernantes pueden ser fecundos y los países felices. Al menos políticamente felices .
En la sección Últimas Noticias, La Prensa , día 19, explica que la situación en Cuba tiende a normalizarse, más los detenidos políticos por el régimen “machadista” promueven grandes alborotos por haberse introducido en las mismas celdas a los partidarios de dicho régimen, ahora detenidos.


En contrapartida una ley de amnistía pone en libertad a los opositores presos y regresan a Cuba los exiliados de todos los partidos, grupos y tendencias perseguidas anteriormente, por lo que la acción popular se intensifica. Existe una profunda crisis en el Ejército, bien disciplinado y adicto a Machado, y ahora desmoralizado, al igual que la Policía, como consecuencia de los últimos acontecimientos, que no logran impedir los desmanes de las masas desbordadas. En el puerto habanero se hallan surtos dos buques de guerra solicitados por Welles, que imponen un tono amenazador a la Ciudad. No obstante, se nombra embajador cubano en España al Sr. García Vallés .

El pueblo, ya envalentonado por no ver realizadas las demandas solicitadas, exige la destitución del gobierno títere de Céspedes y sustituido por otro que responda a las aspiraciones de la revolución popular . El presidente fue poco considerado por su carácter anodino y criticado por su sometimiento al imperialismo representado ahora por Sumner Welles. Se definió su breve gobierno como “hechura grotesca del propio imperialismo yanqui”.Sin embargo, por cable y fechado a 21, La Prensa informa de graves sucesos en La Habana, incluyendo detalles sobre el suicidio de dos policías .

Como ya hemos indicado, es este rotativo el periódico con más referencia del momento, en la Provincia de Santa Cruz de Tenerife, para conocer los acontecimientos cubanos que, por la fuerte vinculación con nuestras islas, tanto en el orden económico como por la relación familiar con miles de emigrados en aquella isla, sus noticias eran leídas con verdadero interés.
 
La Prensa , citado, Santa Cruz de Tenerife, 14 de agosto de 1933, p.7 y 8
La Prensa, 14 de agosto 33, p.8
Investigación , citado, p. 262, ULL, inédito.
Ibídem, 16, p.1
Cantón Navarro, José, El desafío del Yugo y la Estrella , citado, La Habana 1996, p. 116.
La Prensa de Tenerife, 18 de agosto 33 p.8
Ibídem, 15, p.8
Ibídem, 18, p.8
Ibídem, 22, p.7-8
Ibídem, 19, p.8, sueltos.
Ibídem, 22, p.8, en noticia por cable
*Artículo extraído de su tesis doctoral. 










3 comentarios:

Viriato dijo...

Saludos amigo. Te invito a que pases por mi blog puesto que he publicado un artículo sobre Cuba, sobre la batalla de las Lomas de San Juan concrétamente, y me interesaría bastante tu opinión sobre el mismo, que seguramente estás más puesto que yo en ese tema.

Camila dijo...

Me interesa conocer la historia y la cuestion vinculada a la política de distintos países y es por eso que suelo averiguar en internet esta clase de cosas. Es asi como me gusta buscar datos de la historia de diversos individuos y es asi como me interesa encontrar un alquiler departamentos en Buenos Aires ya que es una ciudad con una historia muy rica

Bernardo de Gálvez dijo...

Camila, el creador de este blog falleció hace más de dos años. Ten un mínimo de respeto y no vengas acá para hacer publicidad de tu negocio.

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.