Se produjo un error en este gadget.

Crée usted de que Cuba estaría mejor como:

Se produjo un error en este gadget.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

La Hipocresía de las Naciones. Por Pedro Ramón Sánchez Peinado

(Hola Amigos:
Hoy os envío un artículo sobre cómo algunas veces de buenos que somos nos las dan todas en el mismo sitio. Donde nos duele. Eso nos pasó con Cuba, Filipinas y Puerto Rico. Espero que lo disfruteis.)
--------------------------------------
El día que Bernardo de Gálvez tuvo la ocurrencia de apoyar la Independencia de los Estados Unidos más valía que se hubiera quedado calentito junto a la estufa. Y es que el amigo Gálvez, seguramente espoleado por los acontecimientos durante los cuales pateamos y bien, el culo a los británicos en Cartagena de Indias de manos del glorioso Blas de Lezo, se lanzó a fastidiarles apoyando a las trece colonias que serían más tarde los Estados Unidos de Norteamérica.

El caso es que Gálvez, cuando en mil setecientos setenta y nueve bloqueó el puerto de Nueva Orleans para impedir el paso de buques británicos por el Mississipi, seguramente no sospechaba, ni de lejos, que estaba abriendo una caja de pandora que sólo ciento nueve años más tarde nos afectaría de lleno. Y ésta vez la esperanza no se había quedado dentro. Se había ido diciendo adiós muy buenas. Por que seamos serios, una cosa es hacérsela a los ingleses a los que odiabamos con razón y otra quedarse a verlas venir con un país que sí, que quiere librarse de ellos, pero que esta formado por los mismos malditos bretones de los que desean librarse. O sea, que los ingleses y sus descendientes son asi de traicioneros, sino te la hacen a la entrada, te la dan a la salida.

Vale, si, reconquistó las dos Floridas a los chungos ingleses y consiguió dilatar un poco más nuestra estancía en el Estado del sol, pero a cambio de municiones, apoyo militar y darle sacudidas a los bretones, los estadounidenses nos la jugaron pero que muy bien jugada.

Y es que España es así. Damos la mano a quien más tarde nos la va a morder, nos va a comer la misma hasta el hombro y encima nos da palmaditas en la espalda diciendo, "venga que no es para tanto". El caso es que esos mismos Estados Unidos que no hubieran nacido sin el apoyo español fueron los que despojaron a España de sus últimas posesiones en ultramar en mil ochocientos noventa y ocho. Una gracia. Para cuatro trozos que no se nos habían independizado, van los yanquis y nos dicen, "mirad, sabemos que llevais muchos años aqui y tal, pero no queremos colonialistas europeos, asi que Spain Go Home" y claro. España que tuvo un par de redaños les dijo "Si y un huevo"

Claro, que para entoces nuestro ejercito era una milicia de la Señorita Pepis enfrentandose a la crême de la crême de los ejércitos. Nosotros seguíamos con nuestras nueces flotantes, en mal estado, que flotaban de pura chiripa y los norteamericanos tenian sus novísimos acorazados, rápidos, relucientes, armados de cañones hasta los dientes y con unas ganas de gresca que riete tú de los ingleses en Trafalgar. Ellos tenían tropas fogueadas en la reciente Guerra de Sucesión con armamento de última generación, casi como ahora que nos llevan siglos luz. Gentes profesionales que iban de paseo mientras nuestras tropas, de reemplazo obligado, mal equipadas y peor alimentadas los veían venir a bayoneta calada con una sonrisita en los labios de puro miedo y con el único consuelo de "Por Dios y por España". Seguro que mas de mil y mas de dos mil aquel día se hicieron ateos por convencimiento.

Cuba, Puerto Rico, Filipinas y Guam. Ese fue el balance en el Tratado de Versalles. Los Yanquis se habían reido de los que más les apoyaron en su guerra de la Independencia pagándonos con la misma moneda con la que nosotros habíamos pagado a los ingleses. Y es que el refranero español, de sabio, es odioso. "Cuando las barabas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a mojar". Lo estabamos viendo venir, pero no lo reconocíamos. Y así nos fue. Nos dieron la del pulpo. Vamos, que si no salimos de allí quizás estariamos todavía recibiendo hostias. Pero podemos decir que tuvimos los santísimos de declararle la Guerra a los Estados Unidos. Si, la perdimos. ¿Y que? No todos los dias se sale en los libros de historia cómo el país mas inconsciente del mundo.

Del Blog C.S. Peinado

4 comentarios:

fer dijo...

Hola a todos!

bueno que decir, no hay dudas de que el posteador esta en lo cierto, es verdad que la pugna con los ingleses entonces era la tonica dominante, pero los americanos apuntaban a mas, fruto de su codicia fuimos uno mas de sus victimas, pero bueno hemos de aprender de nuestros errores, a dia de hoy no podemos hacer mas...

Una pena por España como es logico, y como español es lo que siento, pero no olviden que no es solo una pugna politica, pues los dos "Mundos" el hispano y el anglosajon siguen vigentes en america, culturalmente eso si, como muestra de otros tiempos...

enfin una pena por nuestra Nacion, esperemos reescribir la historia mas adelante, quizas no lo veamos los que leamos esta entrada, pero quien sabe si mas adelante...

saludos, Fer.

Miguel Ángel dijo...

Bueno, vayamos por partes. Sí, España es el último país, que de forma oficial, le ha declarado la guerra a los Estados Unidos. No es cierto que los soldados estadounidenses estuvieran mejor preparados y tuvieran mejor armamento. Que alguien lea lo que sucedió en la Loma de San Juan y se hará una idea de lo que eran los soldados españoles de la época. Lo sucedido aquel día ha hecho pensar a muchos historiadores que las tropas españolas, con unos mandos mas capacitados, habrían hecho muchísimo más de lo que hicieron, que por otro lado, no fue poco. Y por último, puede que Bernardo de Gálvez sea el último gran genio militar español de la historia. Como bien escribió al gobernador inglés, "esta es una guerra que hacemos por obligación y no por enemistad". Los pactos de familia han sido lo peor que le pudo suceder a España, amén de Fernando VII.

Un saludo.

Soren dijo...

Bernardo de Gálvez fue un genio militar pero es excesivo decir que fue el "último" gran genio militar que ha dado España.

Personalmente citaría a Primo de Rivera como el último militar destacable. Su victoria en Alhucemas en 1925 fue muy innovadora y demostró absoluta maestría.

El desembarco de Alhucemas fue el primer desembarco aeronaval de la historia. Por primera vez se llevaba a cabo un ataque anfibio combinado entre fuerzas de tierra, mar y aire. También sería la primera vez que desembarcaban carros de combate.

La estrategia de Primo de Rivera fue estudiada por el general Eisenhower para realizar el desembarco de Normandía.

Desembarco de Alhucemas

Como han apuntado antes la guerra del 98 contra EEUU se perdió fundamentalmente por la incompetencia de los "jefes", tanto militares como políticos.

Anónimo dijo...

Creo recordar si no me equivoco que fueron los estados unidos los que nos declararon la guerra,no nosotros a ellos, para ello liaron lo del Maine (que se ha demostrado fue una farsa y fueron ellos los que lo hundieron).
Lo de la incompetencia de los militares no es cierto, cumplieron con su deber.
Los verdaderos incompetentes y en eso os doy la razón fueron los politicos. (a mas de uno tendrian que haberlo colgado).

Buscar este blog

Cargando...
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.